homenaje a Izukaitz

Bixente Martínez: “Trajimos un color nuevo a la música euskaldun de los 70”

El Kafe Antzokia de Bilbao acoge esta tarde un concierto de Anje Duhalde en homenaje a Errobi y otro de Igelaren Banda, grupo de Bixente Martínez, que recordará a Izukaitz

Andrés Portero - Jueves, 1 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:05h

Imagen de archivo del grupo vasco Izukaitz, con un jovencísimo Bixente Martínez con paraguas, el primero de la izquierda.

Imagen de archivo del grupo vasco Izukaitz, con un jovencísimo Bixente Martínez con paraguas, el primero de la izquierda.

Galería Noticia

Imagen de archivo del grupo vasco Izukaitz, con un jovencísimo Bixente Martínez con paraguas, el primero de la izquierda.

Bilbao- “Las canciones tienen todavía una buena sustancia y trajimos un color nuevo a la música euskaldun de los 70”, explica a DEIA Bixente Martínez, exguitarrista de Oskorri y ahora líder de Igelaren Banda. Se refiere a Izukaitz, grupo de folk al que perteneció y cuyo cancionero recordará hoy en un concierto en el Kafe Antzokia bilbaino, pero la sentencia se podría ampliar al grupo mítico Errobi, al que uno de sus componentes, Anje Duhalde, ofrecerá también un tributo a partir de las 21.30 horas.

Izar &Star, el ciclo en el que artistas vascos recuperan sus sonidos de cabecera mediante las versiones, llega a su penúltima cita de la temporada con una inmersión en el cancionero de dos grupos míticos euskaldunes de la segunda mitad de los años 70. Ambos lavaron la cara a la generación de Ez Dok Amairu y abrieron nuevos caminos a las generaciones posteriores. “Es una de las citas más especiales y emocionantes, ya que dos auténticos mitos del rock progresivo y el folk rock euskaldun de los 70/80 serán recreados por algunos de sus respectivos protagonistas originales”, explican desde Izar &Star. El primero de ellos es Errobi, el autor de clásicos euskaldunes como Gure lekukotasuna, Nora goaz, Gure zortea o Rock eta rollin.

Al frente de esta banda, que partió del folk y acabó adentrándose en un rock de corte progresivo y eléctrico, estaba el dúo formado por Anje Duhalde y Mixel Ducau. El primero, pionero del rock vasco y todavía en activo, se encargará de rescatar sus canciones juveniles acompañado de su actual cuarteto, compuesto por su hijo Txomin Duhalde (batería y voces), Iñigo Telletxea (bajo), Rémy Gachis (guitarra acústica, eléctrica y voces) más el propio Anje, a la voz y guitarra.

El recital bilbaino, que cuesta 12 euros en taquilla, incluye también la actuación de Igelaren Banda, trío que lidera la guitarra de Bixente Martínez, exmúsico de Oskorri y también de Izukaitz, grupo al que rendirá tributo con la ayuda de Hasier Oleaga (batería y también colaborador de Ruper Ordorika) y Amaiur Cajaraville (contrabajo y colaborador de Benito Lertxundi y Mikel Markez.

buena sustanciaIzukaitz, menos conocido que Errobi pero igualmente influyente, fue un grupo elegante de folk progresivo que grabó dos discos: su debut homónimo, en 1978, y Otsoa dantzan, en 1980. “Fue bastante sorprendente la propuesta, pero volví a oír con mucho gusto aquellas canciones, con la perspectiva de los años y con otra frescura, y la segunda sorpresa es que tienen muy buena sustancia”, indica Martínez.

Curiosamente, el resto de Igelaren Banda no conocía a Izukaitz. “En un ensayo les hice escuchar algunos fragmentos de canciones y les expliqué brevemente la historia del grupo. Pero lo que realmente tuvo peso -prosigue Martínez- fue la música, porque los dos oyeron más tarde por su cuenta los dos discos;y les gustaron. De hecho, algunos de los arreglos nuevos que tocaremos los han escrito Amaiur y Hasier, sobre canciones elegidas por ellos”.

A pesar de tener demasiado interiorizada la música de Izukaitz, Martínez cree tener la perspectiva suficiente para resaltar el legado de su banda juvenil, que intercaló con Oskorri. “Creo que aportó una visión de la música no tan reivindicativa como la que era más común entonces, justo tras la muerte de Franco. Y junto con Oskorri fue de los primeros grupos que usaban violín, flauta, alboka y también voces femeninas. Se podría decir que trajo un color nuevo”, en su opinión.

Izukaitz, grupo al que también pertenecieron el también Oskorri Fran Lasuen, Luis Camino, Mikel Iriondo y Odile Kruzeta, entre otros, fue un grupo inmune a las etiquetas, que “no estaban tan definidas” en los 70. Al igual que en los actuales Igelaren Banda, que parten del folk euskaldun pero lo abordan desde la libertad y la improvisación, Izukaitz tenía “una pata en la tradicición y la otra, en el futuro, pero sin limitaciones como las etiquetas u otras”, según Martínez. “Al componer, buscábamos y en esa búsqueda tocamos diferentes palos, pero de una manera muy intuitiva, nada científica”, concluye.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120