Enkarterri

Zubi Zaharra descarta abrir un aula estable

La ikastola de Balmaseda respalda su creación, pero aduce “falta de espacio”

Jueves, 1 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Balmaseda- Raquel García, la madre de Balmaseda que pide habilitar un aula estable en Enkarterri para niños con necesidades especiales como su hija Irati, diagnosticada de “autismo severo no verbal”, se ha reunido con la dirección de la ikastola Zubi Zaharra de la villa, donde estudia esta niña de cinco años. El objetivo, abordar la viabilidad de la petición en las instalaciones del centro concertado. La dirección de la ikastola afirma en un comunicado que “apoya la creación de un aula estable en Enkarterri de cara el curso 2018-2019”. Sin embargo, no podrá llevarse a efecto allí mismo porque “a día de hoy Zubi Zaharra tiene autorizadas todas las clases para unos usos exclusivos de Infantil, Primaria y Secundaria”.

La explicación no convence a Raquel García, que ha solicitado “la respuesta por escrito, así como la solicitud de aula estable al Departamento de Educación, si es que la han realizado e informes técnicos que justifiquen esta negativa”.

“Todas las familias saben de la escasez de espacio que sufre la ikastola, ya que es un tema que se ha tratado en numerosas asambleas”, explica la dirección. “A día de hoy, no queda libre ninguna autorización”, remarcan.

Puntualizan también que “es el Berritzegune de la zona el que decide si la respuesta educativa a un alumno puede ser su escolarización en aula estable en un centro ordinario de la zona”. Y “si hay número suficiente de escolares el Berritzegune solicita a Innovación Educativa la creación de un aula estable en su ámbito, sugiriendo qué centro considera más apropiado en función de criterios como distancias, espacios o accesibilidad”. Por último, “Educación decide si crearla o no y dónde”, detallan.

Argumentos inconsistentes para la madre de Balmaseda que inició una campaña en change.org con más de 9.000 firmas. Es por ello que Raquel García ha remitido una carta al centro en la que pide una respuesta por escrito. “Mis dos hijas están matriculadas en el centro porque Educación me derivó a él, entiendo que debe cubrir las necesidades de ambas”, sostiene.

Por otra parte, “el diagnóstico de mi hija Irati, que cuenta con el informe favorable del Berritzegune según el cual es alumna para el aula estable en el curso 2018-2019, era conocido y los apoyos que la ikastola me ofrecía son insuficientes para sus necesidades”. Educación matiza que las evaluaciones para el aula estable no se efectúan a dos cursos vista. - E. Castresana

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120