jurado popular

Declarado culpable de homicidio al autor de la muerte de Amorebieta

El fiscal eleva la pena a 13 años y 6 meses, la acusación a 15 y la defensa pide el mínino, 10 años

Sandra Atutxa - Miércoles, 31 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:02h

La sección segunda de la Audiencia de Bizkaia ha iniciado hoy un juicio con jurado popular contra un hombre que presuntamente mató a golpes a un policía jubilado en el 2015, tras una pelea entre ambos en una huerta ubicada en Amorebieta.

La sección segunda de la Audiencia de Bizkaia ha iniciado ayer el juicio con jurado popular (EFE)

Galería Noticia

La sección segunda de la Audiencia de Bizkaia ha iniciado hoy un juicio con jurado popular contra un hombre que presuntamente mató a golpes a un policía jubilado en el 2015, tras una pelea entre ambos en una huerta ubicada en Amorebieta.

Bilbao- El jurado popular declaró ayer culpable de homicidio a A. J. por la muerte en septiembre de 2015 en Amorebieta de un policía nacional retirado. El tribunal popular considera por mayoría de sus miembros -siete votos a favor-culpable de causar intencionadamente la muerte de un hombre de 61 años, en la huerta propiedad de este en el barrio Zubizabala. El Ministerio Fiscal eleva su petición de pena de 13 años a 13 y 6 meses de prisión, la acusación particular pide la pena máxima de 15 años para delitos de este tipo, mientras que la defensa solicita para su cliente la pena mínima, 10 años.

A lo largo de la vista oral que se ha desarrollado en la Audiencia Provincial de Bilbao, el acusado reconoció haber golpeado a la víctima, si bien, explicó que lo hizo en defensa propia porque “temió por su vida”, al sospechar que la víctima portaba una pistola. Sin embargo, el jurado considera probado, en base a la credibilidad de varios testigos de la Ertzaintza, que la pistola, propiedad del acusado fue hallada “lejos de la víctima, dentro de una funda y sin olor a pólvora”. Además, el jurado da por probado que la víctima tuvo que ver al acusado llegar a la huerta, pero que “no tuvo tiempo de reaccionar y de defenderse”. También considera creíble la declaración del testigo protegido I, que fue el que estuvo en el lugar de los hechos aquella tarde y declaró ver llegar al acusado “enfurecido” a la huerta de la víctima. El jurado considera de valor la declaración del mismo testigo cuando relató que al volver a la huerta vio a Alberto de pie, con los puños cerrados y gritando: ¡Pégame ahora, pégame ahora!Del mismo modo, el tribunal popular ha tenido en cuenta los testimonios de testigos para considerar probados los hechos en los que se acusa a A. J. de proferir amenazas a la víctima el día anterior al crimen.

La acusación particular, además de solicitar la pena máxima de 15 años para este tipo de delitos, mantiene las penas accesorias solicitadas, una orden de alejamiento de la familia del fallecido durante 35 años y una indemnización en concepto de responsabilidad civil para la viuda y sus tres hijos que suma casi 300.000 euros.

Tras la lectura del veredicto se vivieron momentos de tensión y dolor entre familiares de la víctima y del acusado. La Ertzaintza tuvo incluso que intervenir cuando uno de los allegados del acusado le transmitió un mensaje de ánimo: Alberto, tranquilo, no te preocupes que de la cárcel se sale pero del otro lado no”, lanzó

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120