con el agravante de superioridad

El jurado declara culpable de homicidio al acusado del crimen de Amorebieta

EFE - Martes, 30 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 17:01h

La sección segunda de la Audiencia de Bizkaia ha iniciado hoy un juicio con jurado popular contra un hombre que presuntamente mató a golpes a un policía jubilado en el 2015, tras una pelea entre ambos en una huerta ubicada en Amorebieta.

La sección segunda de la Audiencia de Bizkaia ha iniciado ayer el juicio con jurado popular (EFE)

Galería Noticia

La sección segunda de la Audiencia de Bizkaia ha iniciado hoy un juicio con jurado popular contra un hombre que presuntamente mató a golpes a un policía jubilado en el 2015, tras una pelea entre ambos en una huerta ubicada en Amorebieta.

El jurado popular en el juicio contra Alberto J. por matar a golpes a un policía nacional retirado en Amorebieta en 2015 ha considerado, por mayoría de sus miembros, que el acusado es culpable de un delito de homicidio con agravante de abuso de superioridad.

BILBAO.  La Audiencia de Bizkaia ha acogido esta tarde la lectura del veredicto en relación a este crimen perpetrado el 17 de septiembre de 2015, en el barrio Zubizabala de Amorebieta.

Tras las deliberaciones, el jurado ha considerado, por mayoría, que el acusado, de 37 años, es culpable de causar la muerte intencionadamente al policía nacional retirado, de 61 años, en la huerta propiedad de éste.

A la vista del veredicto, el Ministerio Fiscal ha elevado su petición de pena de 13 años a 13 años y 6 meses de prisión, mientras que la acusación particular ha pedido la pena máxima de 15 años de cárcel para este tipo de delitos y la defensa la pena mínima, de 10 años.

Durante el juicio, el propio acusado reconoció haber golpeado a la víctima, si bien alegó que lo hizo para defenderse ya que ambos iniciaron una pelea y sospechó que la víctima podía llegar a usar su pistola contra él.

Sin embargo, el jurado ha dado por probado que la víctima tuvo que ver al acusado llegar a la huerta, pero que "no tuvo tiempo suficiente para tratar de defenderse".

Ante ello y la corpulencia del acusado, "lo único" que pudo hacer la víctima para defenderse fue poner un antebrazo, según ha indicado.

El jurado ha dado por probado que tras el crimen el arma del fallecido apareció alejada del lugar donde se encontró el cadáver y ha dado credibilidad a los informes forenses que indican que las lesiones que presentaba la víctima fueron las causantes de su muerte.

También ha considerado creíble la declaración de otro testigo que el día de los hechos se encontró en la huerta de la víctima el cuerpo de ésta tendido en el suelo y al acusado "enfurecido" diciendo "¡Pégame ahora, pégame!".

Igualmente, ha tenido en cuenta los testimonios de testigos que afirman que el día anterior al crimen el acusado profirió amenazas de muerte contra el policía nacional retirado y su familia, así como el informe médico que determinó que el acusado no tiene alteradas sus capacidades cognitivas.

Una vez difundido el veredicto, la acusación particular, que había pedido una pena de 25 años de cárcel por un delito de asesinato, ha reclamado una pena de 15 años de prisión, la máxima para el tipo del delito finalmente considerado.

Ha mantenido, asimismo, las penas accesorias solicitadas, una orden de alejamiento de la familia del fallecido durante 35 años y una indemnización en concepto de responsabilidad civil para la viuda y sus tres hijos que suma casi 300.000 euros.

Además, hoy ha reclamado que se contemplen responsabilidades en relación a los hermanos de la víctima, así como se incrementen en un 50 % las indemnizaciones por tratarse de un "delito doloso".

Tras la lectura del veredicto, se han producido momentos de tensión y de dolor entre los familiares de la víctima, tras los mensajes de ánimo transmitidos al acusado por allegados del mismo presentes en la sala de vistas.
 



COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120