nuevo campeón manomanista

Todas caben en una

Bengoetxea VI hace cumbre en uno de esos partidos que engrandecen la pelota, con alternativas, tantos maravilla y otros que caen de maduros, y dos almas en pie de guerra

Jon Mujika - Lunes, 29 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Las gradas del frontón celebraron cada uno de los tantos de Oinatz Bengoetxea e Iker Irribarria en un partido intenso.VER GALERÍA

Las gradas del frontón celebraron cada uno de los tantos de Oinatz Bengoetxea e Iker Irribarria en un partido intenso. (Foto: José Mari Martínez)

Galería Noticia

Las gradas del frontón celebraron cada uno de los tantos de Oinatz Bengoetxea e Iker Irribarria en un partido intenso.

GaleríaGalería: Final del Manomanista

  • Oinatz Bengoetxea ha logrado su segunda "txapela"del Manomanista.
  • Final del Manomanista en Bilbao.
  • Oinatz Bengoetxea ha logrado su segunda "txapela"del Manomanista.
  • Final del Manomanista en Bilbao.
  • Final del Manomanista en Bilbao.
  • Final del Manomanista en Bilbao.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

UN puñado de sotamanos que parecían despegar, como un escuadrón de B-52, hacia una batalla a cielo abierto;otro puñado de saques variados, sabrosos como aquellas fuentes de surtidos de dátiles y frutos del bosque que servían a los emperadores romanos que saciaban los paladares más exquisitos;algún que otro golpe de suerte, la fe ciega en las fuerzas de la naturaleza que habitan en los brazos de Iker Irribarriay la convicción de Oinatz Bengoetxeade que la resistencia ante esa tempestad no estaba en la triste espera sino en la inteligencia de cada contraataque;dejadas que cayeron por un dedo abajo y dos paredes ajustadas con la precisión de un cirujano de la Clínica Mayo;el dinero dándose fuego o levantando vuelo en cada tanto en el redil de las apuestas y en los bares refrescantes gintonics y cervezas. Toda la pelota que en el mundo ha sido cupo en una final, la de ayer disputada en el frontón Bizkaia de Miribilla, donde el viejo zorro se impuso al poderoso oso de las montañas. De vez en cuando ocurre...

Comenzó la tarde con un aire melancólico. Las taquillas no se vaciaban (el frontón no se llenó...) ni la gente llegaba en algarabía a la final. Los más nostálgicos añoraban el juego alegre y bravucón de Juan Martínez de Irujo,sobre quien cayó una lluvia de aplausos digna de un campeón inmortal (¿acaso no lo es...?), cuando le puso la txapela a Oinatz. Entre los presentes se repartía un flyerque anunciaba la proyección de Pelota II,la película rodada por Olatz González Abrisketa,inspirada en el documental Pelotaque rodó Jørgen Leth en 1983, esa que comienza con un “la pelota es un ser vivo”. Ayer, más que nunca. Así lo sintieron los presentes en frontón.

a flor de pielFue un partido a flor de piel, un mano a mano cuyo guión bien lo hubiese firmado el mismísimo tío Alfred(Hitchcock, of course...), con una salida trepidante de Iker, un torrente de kilovatios al golpear la pelota, y Oinatz encerrado en los sótanos, sacando cuanto podía a duras penas. Un par de errores al colchón -la ansiedad por enviar la pelota cada vez más arriba, cada vez más atrás, le pudo a Irribarria en sus cálculos...- llevó los cartones a un 10-5 y la sensación de que nadie iba a pararle. Fue entonces, cuando Oinatz se hizo con el saque, cuando comenzó un trabajo de funambulista. Anduvo por el alambre en el saque, variándolo de trayectoria, ajustándole, yéndose al txoko a sacar o haciéndolo al ancho. Iker miraba ese juego de manos con asombro, como si no diese pábulo a lo que sucedía. Le costó centrarse. Era esclavo de su ambición pegarla, quizás porque aquellos dos intentos de dejada besaron el colchón.

El frontón, ya con 18 iguales, era un hervidero. Oiñat gritaba ¡no quiero parar! cuando se pidió el descanso de televisión. Vibraban en el palco de autoridades Kepa Badiola, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, Lorea Bilbao;la presidenta de Nafarroa, Uxue Barcos, Bingen Zupiria, Ana Otadui, Jon Redondo y Oihane Agirregoitiaentre otros. No era los únicos. A la fiesta de la emoción se sumaron Pedro Azpiazu;el cocinero Karlos Arguiñano,que acabaría aplaudiendo a los pelotaris y su espectáculo después de saludar a Lucas Egibar,snowboarder, Jon Ortuzar, Santiago Ansareo, Mikel San José,en uno de los marcajesmás complicados de su carrera al seguirle a un hijo de pocos años, Urko Oscoz, José Ángel Iribar,acompañado Jon Iribar, Amaia Orueta;los futbolistas Unai Bustinzay Aritz Elustondo,acompañado este último por Maite Irribarriae Idoia Marín;los pelotaris Iñaki Izay Mikel Larunbe,amigos muy cercanos de Oinatz;Antonio Ibargüengoitia,amo y señor del Eneperi, Iñigo Camino, Iraia Iturregi, Juanjo Ortiz;el alcalde de Armana, Asier Mujika,el de Leiza, Mikel Zabaleta, Karmelo Ariznabarreta, Jesús María Porrón;el presidente del Consejo Mundial, Fernando Azkarate, Andoniru Iturbe;pelotaris de ayer y hoy como Mikel Urrutikoetxea,txapela del broncedel campeonato, Pablo Berasaluze, Asier Agirre, Andoni Aretxabaleta, Ladis Galarza, Ander Errandonea, Pati Eugi, Peio Martínez de Eulatee Iñigo Markinezentre otros;Juanan Zaldua, Juan Manuel Vela, Jorge Burgo,contramaestre del Antomar;Juan Manuel Delgado, Xabier Lapitz, Ettor Mendiao Jon Urkiaga,quien, de regreso a los orígenes de la crónica, decía: “He visto todas las finales de mi vida en esta”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120