III BBK DEIA ELKARTASUN SARIAK

Hazbide guía el camino

La asociación de Sestao potencia “momentos y experiencias” a menores de la zona baja de la localidad diseñando programas de apoyo y organizando actividades lúdicas fuera de los locales

Un reportaje de Joana Pérez - Lunes, 29 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Al año se realizan tres salidas de fin de semana a un caserío en Elgoibar y a Zarautz.

Al año se realizan tres salidas de fin de semana a un caserío en Elgoibar y a Zarautz. (Hazbide)

Galería Noticia

Al año se realizan tres salidas de fin de semana a un caserío en Elgoibar y a Zarautz.La merienda es un momento de convivencia.Los chavales cuentan con el apoyo de voluntarios.

HAY una gran injusticia social porque estos niños parten de una situación social de desventaja. Nuestro objetivo es que los momentos y experiencias que les proporcionamos aquí sean significativas”. Así se expresan desde la asociación Hazbide de Sestao, que desde hace años trabaja para que los menores de la parte baja de la localidad -la más desfavorecida socialmente- tengan más oportunidades de inclusión social.

El germen de esta entidad fue el proyecto Artizar que se desarrolló gracias “al trabajo de voluntarios” que apoyaban a los niños en mejorar sus “capacidades personales, sociales, afectivas y familiares”. Sin embargo, se vio que era imprescindible tener un respaldo jurídico y por eso se constituyó Hazbide “por las entidades que tenían relación con nosotros en ese momento: Cáritas Bizkaia, la Unidad Pastoral de Sestao, Hermanos de La Salle e Hijas de la Cruz”.

Una de sus principales señas de identidad es el apoyo educativo que prestan a los niños de “13 centros”. “Al inicio del curso nos acercamos a los colegios y hablamos con los responsables para decirles los huecos que tenemos. Y es el propio colegio el que partiendo de los criterios que les hemos comentado, selecciona a aquellos alumnos, que a su juicio, son los más adecuados para que nosotros les atendamos aquí”, explican desde Hazbide mientras reseñan que todos los menores son de Sestao, aunque sus estudios los realizan en centros de Sestao y de otras localidades cercanas.

Son más de 50 chavales los que participan en el programa más intenso, que se desarrolla de lunes a jueves, mientras que otros 30 se suman los viernes a la ludoteca. “Primero les acogemos y posteriormente merendamos”, relatan desde Hazbide que señalan el momento de “tomar el bocata” potencia “la convivencia”. Una vez finalizado este rato de esparcimiento, comienza la tarea más ligada al día a día en el colegio: los deberes. “Si no traen deberes, tenemos una serie de materiales acordados con los colegios para que se puedan reforzar los aspectos más educativos”, matizan. Pero las obligaciones escolares no marcan toda la tarde sino que al acabar disfrutan de juegos o manualidades. En todo momento, los menores están acompañados por voluntarios, que evalúan su trabajo. Este proceso es el que se desarrolla con los más pequeños pero simultáneamente hay otro local en el que se reúnen los más mayores donde “el refuerzo educativo es más amplio”. Los voluntarios son una pieza vital de esta asociación ya que sin ellos muchas actividades no serían posibles. “El perfil es muy variado y solo insistimos en que sean fieles”, comentan en Hazbide para quien estas personas que dedican parte de su tiempo a ayudar permiten realizar más proyectos fuera de los locales. “Hay actividades extraordinarias como salidas al PIN. Y un par de veces al año vamos a un a caserío en Elgoibar y al finalizar el curso vamos a Zarautz”, detallan sus responsables que ven estos dos fines de semana como una oportunidad de ofrecer espacios “normalizadores”. Los más mayores de grupo también tienen su momento de ocio en julio cuando “durante cinco días organizamos un campamento en Oriñón”.

Una de las grandes satisfacciones de Hazbide es la respuesta de los chavales ya que “el nivel de asistencia es alto”. Hay un proceso de seguimiento y en él tienen que ver las familias con las que se establece al principio “una relación informal” pero que con el trato constante va cambiando. “Nos gusta ir al ritmo de cada familia. Al final terminas teniendo una relación importante con ellas y un conocimiento del entorno familiar que es clave para abordar los problemas de los críos”, subrayan sus responsables.

Hazbide no tiene aspiraciones de crecer sino que quiere seguir siendo un referente en Sestao. “Tenemos que reivindicar la importancia de los pequeños proyectos que trabajan en red, la importancia del lugar en el que estamos”, concluyen.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120