se hacen a la mar

Embarcaciones de Bermeo inician la campaña de pesca de bonito

Navegan hacia el corazón del Atlántico a la captura de los primeros ejemplares

Ramon Basaldua - Domingo, 28 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Buques boniteros, preparados para zarpar.

Buques boniteros, preparados para zarpar. (R. Basaldua)

Galería Noticia

Buques boniteros, preparados para zarpar.

Bermeo- Barcos del puerto de Bermeo se han hecho a la mar para iniciar la campaña de pesca de atún blanco-bonito del norte. Se trata de la pesquería más importante del año y la que reporta a los arrantzales una parte sustancial de sus ingresos anuales. El año pasado, los puertos de Bizkaia y Gipuzkoa registraron la entrada de 6.207 toneladas de bonito procedente de las capturas realizadas por los buques vascos que faenan mediante el empleo de los sistemas de pesca de curricán y cebo vivo. El valor en primera venta del pescado descargado superó los 23,3 millones de euros con un precio medio de 3,76 euros/kilo.

Mientras el grueso de la flota vasca de bajura continúa inmersa en la pesquería de anchoa, la flota pesquera de Bermeo dirige su mirada a los cardúmenes de bonito que comienzan a migrar desde el Atlántico hasta el Cantábrico con el objetivo de alimentarse con las anchoas, chicharros, verdeles y demás especies pelágicas que eclosionan durante la temporada estival en las aguas del Golfo de Bizkaia.

Los pesqueros bermeanos capturan bonito mediante el sistema de curricán o cacea y durante las últimas semanas han permanecido amarrados en puerto desde la finalización de la pesquería de verdel. El inicio de esta pesquería resulta especialmente duro para los arrantzales. “Llevo muchos años a la mar pero la primera salida de la campaña de bonito se me sigue atragantando. Se me hace un nudo en el estómago”, asegura un veterano arrantzale bermeano cuya embarcación tiene previsto zarpar el martes. Tras abandonar puerto, los barcos se dirigen hacia el oeste y a la altura de San Juan de Gaztelugatxe realizan tres giros a babor para pedir al santo que les proteja y les proporcione buenas capturas. Varios barcos surcan ya aguas del Atlántico y el resto de la flota de Bermeo tiene previsto hacerse a la mar en los próximos días.

Una vez alcanzada Estaca de Bares en A Coruña, los barcos dejan atrás el Cabo Ortegal y comienzan a navegar rumbo suroeste a la búsqueda de los primeros cardúmenes de atún blanco en el corazón del Océano Atlántico. “Nunca se sabe dónde aparecerán los primeros bonitos de la temporada. Ha habido años en los que hemos tenido que navegar cientos y cientos de millas hacia el oeste y otros años han aparecido mucho más cerca de las costas gallegas. En la mar no se puede aventurar nada” explican los arrantzales.

En la campaña del año pasado las primeras descargas de bonito de la temporada se produjeron el 30 de mayo en el puerto de Avilés. Este año, los barcos han salido más tarde a la mar y la primera subasta de atún blanco se retrasará hasta mediados de junio.

Un mal añoLa campaña de bonito del 2016 no deparó buenos resultados para la flota vasca que faena mediante el empleo de sistema de curricán o cacea. Al contrario de lo acontecido en años anteriores, los cardúmenes de atún blanco entraron rápidamente en las aguas del Golfo de Bizkaia y se concentraron en grandes bancos favoreciendo la actividad de la flota que faena con cañas manuales y cebo vivo cuyas capturas fueron las mejores de los últimos años. “Todo el bonito se localizaba en el Cantábrico, concentrado en grandes cardúmenes, y nosotros que habitualmente pescamos en aguas del Atlántico, más alejados de la costa, no encontrábamos pescado por ninguna parte. El 2016 fue un mal año. Esperemos que este las cosas nos vayan mejor”, asegura el patrón de un pesquero cacero.

La campaña de atún blanco-bonito del norte se prolonga hasta finales del mes de octubre. No obstante, los arrantzales no olvidan que el año pasado, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España cerró la pesquería de manera definitiva el 5 de octubre argumentando que se habían agotado las posibilidades de pesca para esta especie. Posteriormente se conoció que el Gobierno español había cedido 1.200 toneladas de atún blanco a la flota francesa. “Lo sucedido el año pasado fue especialmente doloroso. Madrid nos obligó a suspender la pesquería y amarrar en puerto y mientras tanto los pelágicos franceses continuaban pescando con la cuota cedida por España. Esperemos que este año no se repita la historia porque sería intolerable” afirman desde la bajura vizcaina.

A este respecto, el senador del PNV Jose María Cazalis interpeló en marzo de este año a la Ministra de Agricultura y Pesca, Isabel García Tejerina, sobre la necesidad de adoptar medidas para “paliar los problemas surgidos el año pasado que motivaron el cierre prematuro de la pesquería”. García Tejerina respondió que este año el Gobierno “no tiene previsto ceder cuota de esta especie y trabajará para aumentar nuestras posibilidades de pesca a través de posibles intercambios con otros Estados miembros, como se hizo en septiembre pasado”. La Ministra añadió que las 14.981 toneladas de atún blanco que le corresponden a España en 2017 “se pueden ver incrementadas con otras 1.498”.

Por otra parte, la flota vasca de cebo vivo dispondrá este año de una cuota de atún rojo-cimarrón próxima a las 760 toneladas, cantidad que representa un incremento del 20% respecto al año pasado. En 2016 los puertos vascos registraron la entrada de 638 toneladas de esta especie con un valor en primera venta de 4,55 millones de euros y un precio medio de 7,15 euros el kilo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120