ezkerraldea

El bacalao al pilpil llena de sabor la campa de San Juan

El sabroso pescado inauguró la campaña muskiztarra en favor de la cocina tradicional

Domingo, 28 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Ana Cachorro explicó al público la preparación del bacalao al pilpil.

Ana Cachorro explicó al público la preparación del bacalao al pilpil. (E. Zunzunegi)

Galería Noticia

Ana Cachorro explicó al público la preparación del bacalao al pilpil.

Muskiz- De ser el pescado de los pobres, o parte obligada del menú de los arrantzales que les atrapaban en sus redes y aparejos, el bacalao se ha convertido con el paso de los años en una magnífica apuesta culinaria digna de formar parte de muchos menús, especialmente en el caso del bacalao al pilpil, que pasea su atractivo gastronómico en los concursos de muchas fiestas patronales. Ayer, sin embargo, el bacalao al pilpil formó parte de una singular cocina al aire libre puesta en macha por el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Muskiz en el marco de unas jornadas gastronómicas de ámbito local para potenciar el comercio y recuperar la comida tradicional a través de las recetas de los vecinos del municipio.

Las jornadas de cocina slow arrancaron ayer con la participación de Ana Cachorro, profesora de cocina en un centro educativo bilbaino, quien desgranó, ante el público y una cámara de vídeo el proceso de elaboración de este plato. “Hemos elegido a una profesional para esta primera jornada para que los vecinos puedan conocer en vivo cuál es la mecánica que queremos llevar a cabo en esta primera edición, en la que ya contamos con ocho voluntarios locales con sus respectivas recetas”, apuntaron desde el área organizadora.

Gelatina”Cuando compramos este bacalao, ha estado en salazón, que seca el pescado y evita el desarrollo de bacterias y, por otro lado, concentra la gelatina. Es como si tuviera puesto un traje de neopreno que le vamos quitando con el aceite”, explicaba Cachorro mientras las tajadas (de unos 250 gramos) iban haciéndose a fuego muy lento en aceite de oliva, que previamente se había confitado con la parte verde de un puerro y una cabeza entera de ajos, a los que algunos incorporan pimiento verde y rojo. Una vez empieza el burbujeo del aceite -el rosario en palabras de Ana-, y tras unos dos minutos en la sartén, las tajadas llegaron a la cazuela de barro donde, con suaves pero briosos movimientos se va ligando la salsa que tan famoso a hecho a este pescado.

Esta iniciativa, que pretende dar a conocer y potenciar el concepto de cocina slow respuesta de vanguardia para descubrir la riqueza y los aromas de la cocina local, tendrá continuidad todos los sábados hasta septiembre y desde el Ayuntamiento ya se recogen solicitudes para el próximo año. - E. Zunzunegi

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120