DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
presentación del nuevo entrenador

“Soy bastante pesado”

Ziganda expone su ideario, “Vamos a estar muy encima de los jugadores”,y adelanta una propuesta “valiente” de juego: “Un equipo agresivo, que no especula y que va con todo”

Pako Ruiz - Viernes, 26 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Ziganda, agradecimiento e ilusiónVER VÍDEOReproducir img

(Athletic)

Galería Noticia

Ziganda, agradecimiento e ilusiónReproducirJosé Ángel Ziganda, durante su primera comparecencia como entrenador del Athletic.

Bilbao- “Soy bastante pesado”. José Ángel Ziganda (Larraintzar, 1 de octubre de 1966) ejerce ya como entrenador del Athletic. Ya no es solo Kuko (grafía que él desea). Le ha llegado su hora, en su “mejor momento”, según reconoció ayer, durante su presentación oficial como nuevo inquilino del banquillo rojiblanco en sustitución de Ernesto Valverde, que le ha dejado el listón muy alto. El navarro, tras cerrar su largo ciclo de seis cursos al frente del Bilbao Athletic, ha actualizado su contrato hasta el 30 de junio de 2019 como técnico de los leones para emprender una andadura, “estación” como definió, que espera que sea “larga e ilusionante”, y no se arruga ante el reto. Lo dice alto y claro: “Todo lo que no sea mejorar, empeora”.

Ziganda, el primer entrenador que asciende del filial once años después de que lo hiciera Félix Sarriugarte, puso el acento en que no ha padecido obsesión alguna por dirigir al primer equipo y apuntó que la espera “para nada se me ha hecho larga, me lo he tomado sin prisas”, instante en que quiso acordarse de todos los profesionales en todos los ámbitos, “desde personal de jardinería, limpieza, administración…”, con los que ha compartido vivencias en Lezama: “Ni en un solo día me ha dado pereza ir a Lezama, ni un día he dejado de sonreír. Lo que me han transmitido dentro me ha hecho mejor. Me siento la persona más feliz del mundo. Todos los que me han rodeado han posibilitado que esté aquí. Es una oportunidad maravillosa”.

El navarro, que ha completado 242 encuentros en la dirección de los cachorros, asomó durante su comparecencia en San Mamés un rostro amable, risueño, a imagen y semejanza de un niño con zapatos nuevos. Tiro, eso sí, de un discurso políticamente correcto, sin meterse en charcos y con sus palabras muy medidas, sobre todo cuando se le cuestionó por nombres propios o decisiones que debe tomar respecto a la plantilla o al cuadro técnico, por lo que apenas dio pistas de estos matices. En cambio, sí se mostró a pecho descubierto respecto al plantel que va a gestionar y en el que a día de hoy se reencontrará hasta con quince jugadores que han pasado por sus manos, ya sea en su época en Osasuna o en su larga trayectoria al mando del Bilbao Athletic, un hecho que le permite cruzar la puerta con mucho terreno ganado.

Ziganda reconoció esta sensación, pero no por ello va a bajar la guardia: “Es una ventaja conocer lo que te rodea, conocer el club, conocer San Mamés, conocer lo que quiere la gente y conocer a los jugadores. Sé lo que les puedo pedir, ellos también saben lo que me gusta, cómo podemos sacar rendimiento día a día y el conocimiento unos de otros. Casi todos a los que he entrenado, salvo los dos veteranos (Raúl García y Kike Sola), son jóvenes, que están dando nivel, pero les queda un mundo por delante, con muchas posibilidades de mejorar. Saben que soy bastante pesado, que no van tener mucho descanso, que vamos a estar muy encima de ellos y que vamos a intentar mejorar, yo también con ellos. Son gente a la que se puede sacar mucho partido y serán capaces de transmitir en el campo lo que significa el club”.

Un listón altoEl nuevo técnico rojiblanco, que afrontará su tercera experiencia en la máxima categoría después de hacerlo en Osasuna y en el Xerez, no rehuye la responsabilidad y dice no darle vértigo el reto, especialmente cuando Ernesto Valverde le ha puesto el listón muy alto, con un legado que recoge tres presencias consecutivas en Europa y que puede ser una cuarta si mañana el Barça se alza con el entorchado de Copa frente al Alavés, el título de la Supercopa y una final de Copa: “El equipo ha puesto el listón muy alto porque tiene nivel, ambición y trabajo por detrás. El Athletic tiene que ser siempre un equipo y siempre lo ha demostrado... Yo me he sentido muy valorado y muy respetado. Llevo doce horas como entrenador del Athletic y doy aún más importancia al filial y a Lezama”.

Al hilo de ello, Ziganda no quiso profundizar en sus posibles diferencias con el ideario de Valverde y se detuvo más en las similitudes. “No hay dos gotas de agua iguales. Tenemos quizá los mismos ingredientes, otra cosa es cómo te salga la tortilla o el bacalao. Los dos somos bastantes tranquilos, relativizamos las cosas, somos racionales”, reflexionó el técnico, que no quiso mojarse sobre si ha pedido refuerzos a la Junta Directiva presidida por Josu Urrutia y se limitó a indicar que “no se va a cerrar la puerta a nadie, estaremos atentos a cualquier posibilidad que pueda mejorar el equipo”.

Ziganda, sin embargo, sí expuso las que deben ser la líneas maestras de la idea de juego del conjunto rojiblanco a partir del 27 de julio, fecha posible de su debut con el partido de ida de la tercera eliminatoria previa de la Europa League, en caso de que los leones vuelvan a la competición continental: “No soy Kuko, soy el entrenador del Athletic y sé que tengo que transmitir lo que a la gente le gustaría ver. El resultado importa y más a este nivel de élite, pero la gente quiere que le transmitas algo. Me gustaría un equipo agresivo, que no especula y va con todo, y que cuando tenga problemas y vengan mal dadas se apriete y se junte en solidaridad”.

El que ya es responsable del banquillo rojiblanco afirmó que hasta el mismo miércoles, cuando se hizo oficial su nombramiento, no conoció que iba a ser el entrenador del primer equipo: “Uno no está al margen del día a día del club y ha habido conversaciones periódicas dentro del equipo que somos. En esas conversaciones uno es capaz de intuir que igual podía suceder. El club ha sabido que me tenía para lo que quiera. Sí puedo decir que hasta ayer (por el miércoles) tenía dos planes de vacaciones previstos”, indicó el navarro, que dijo que aún no ha tomado ninguna decisión sobre el diseño de la pretemporada, en función del resultado de la final de Copa de mañana, y que valorará en julio el futuro de Herrerín, Unai López, Aketxe, Vesga, Villalibre y Kike Sola, que regresarán de sus respectivas cesiones.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120