Granada 81 - Zornotza 92

David viste de verde

El Zornotza rompe los pronósticos en Granada y gana el quinto partido para citarse con el Valladolid en busca de una plaza de ascenso a Leb Oro

Roberto Calvo - Miércoles, 24 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:05h

Jean Cadot ejemplifica la superioridad final del Zornotza ante el Granada.

Jean Cadot ejemplifica la superioridad final del Zornotza ante el Granada. (Foto: Borja Guerrero)

Galería Noticia

Jean Cadot ejemplifica la superioridad final del Zornotza ante el Granada.

Granada 81

Zornotza 92

COVIRÁN GRANADA: Bowie (18), Uta (7), Lafuente (1), De Lattibeaudiere (11), Cobos (9) -cinco inicial- Corts (8), Bortolussi (9), Milekovic (5), Fernández (13), Freitas (0).

ZORNOTZA: Mutakabbir (15), Vucetic (7), Iriarte (25), Cadot (15), Orellano (5) -cinco inicial- Estalayo (2), Skouen (0), Falzon (0), De la Rúa (15), Salazar (8).

Parciales: 24-19, 44-38 (descanso), 62-63 y 81-92.

Árbitros: García y Pazos. Eliminaron a Bortolussi, Milekovic, Lafuente y Cobos..

Incidencias: Más de 6.000 espectadores en el Palacio de Deportes de Granada, con una veintena de seguidores del Zornotza.

bilbao- Aún queda por la vida algún David vestido de verde empeñado en derribar a Goliath, en hacer del deporte algo fantástico y emotivo. El Zornotza agarró ayer la honda y lanzó una piedra de buen juego, orgullo y carácter para imponerse en el quinto partido de semifinales del play-off de LEB Plata al Covirán Granada ante más de 6.000 espectadores y con todo en contra. Pero el baloncesto no es una ciencia exacta, por suerte, y los verdes jugaron por la veintena de seguidores que hicieron un acto de fe para acompañarles en una cita muy complicada.

La ciudad nazarí es una plaza ACB, que quiere recorrer el camino de vuelta, pero ayer se encontró con un rival que desafió los presupuestos y la lógica, se plantó junto a la Alhambra y tomó Granada para alcanzar la mejor clasificación de su historia en la LEB Plata y colocarse a tres victorias más de un lugar en la LEB Oro, una meta impensable para un club pequeño que se ha empeñado en romper los esquemas.

El Zornotza inició el partido de ayer con dos triples que fueron un mensaje de que no tenía miedo, que creía en sus posibilidades en un ambiente que muchos de sus jugadores nunca han vivido. Pero era una oportunidad única y así la tomaron. El primer parcial importante (4-13) fue para los de Mikel Garitaonaindia. Pero la aparición de Jesús Fernández cambió el panorama. El pívot de 43 años quería retirarse dejando a su equipo en la LEB Oro, pero no va a poder ser.

Seis puntos del de Villena más las dos faltas que sacó a Vucetic metieron en el partido al Granada, que se puso por delante con ventajas que llegaron a ser de diez puntos antes del descanso. Pero el Zornotza supo agarrarse al partido, pese a que su rival tenía grandes porcentajes de tiro. También los vizcainos habían mejorado su puntería respecto al domingo y una racha de triples de Mutakabbir y Iriarte en el tercer cuarto fueron claves para devolver el mando al Zornotza y poner toda la presión a los nazaríes.

El ala-pívot mallorquín estuvo soberbio, hizo su mejor partido de la temporada (25 puntos con cinco triples y 9 rebotes) en el momento más necesario y a él se le unió Dani de la Rúa, que recordó todo lo que aprendió en cuanto a competitividad en el Real Madrid y tomó el mando en la dirección y en la ejecución. Dos triples del base alcarreño, que elevaron a once la cuenta de los zornotzarras, fueron dos puñales en el corazón del Granada y pusieron a los verdes ocho puntos arriba (70-78) a cuatro minutos del final.

Los andaluces estaban atascados ante la defensa de los visitantes y atacados por la cercanía del fracaso y el Zornotza solo tenía que sujetar los nervios y no cometer errores en un tramo final en el que los locales concedieron tiros libres a la desesperada. Pero esta vez los chavales del Zornotza tuvieron la sangre fría para anotar los suficientes y completar una eliminatoria extraordinaria, en la que han ganado dos veces en Granada.

Ahora les tocará derribar a otro Goliath, a ese nuevo CBC Valladolid que la pasada temporada descendió y ahora, en una segunda oportunidad, también quiere devolver a su lugar a una plaza histórica. A partir de este viernes y con el factor cancha a favor, a toda la gente zornotzarra le está permitido soñar con lo que le dé la gana. Larrea va a ser la vitamina de un equipo que ha cogido la ola buena y va arrasando en el play-off. De alguna manera, el Zornotza se cobró la deuda que el baloncesto de Bizkaia tenía desde 1991 con Granada, que ahora debe rumiar una derrota muy amarga.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120