DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
el técnico deja el Athletic

El banquillo estable

Valverde, el técnico que transmite energía positiva, se va tras completar un ciclo de cuatro años que ha consolidado al Athletic entre los mejores

José L. Artetxe - Miércoles, 24 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:05h

Valverde cruza ante un aspersor.

Valverde cruza ante un aspersor. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

Valverde cruza ante un aspersor.caricatura de asier

Bilbao- La anterior vez quedó la sensación de que el fútbol contraía una deuda que el tiempo, sabio, se encargó de saldar. Y aunque la espera quizá se prolongó en exceso, cuando el Athletic volvió a requerir los servicios de Ernesto Valverde nadie había olvidado que era un asunto pendiente. La iniciativa materializada en el verano de 2013 no pretendía compensar una injusticia o subsanar un error de gestión, cómo plantearlo así habiendo cambiado de manos la dirección del club. No obstante, el movimiento de Josu Urrutia desprendía un aroma de reparación, además de que contaba con el aval del sentido común.

Ahora es distinto, la sensación que deja la salida es otra. El adiós suena definitivo, irreversible. ¿Es temeraria la reflexión? Pudiera serlo en un mundillo abierto a todo tipo de historias, de hecho no es necesario salir del Athletic para hallar la prueba de que la tercera oportunidad existe. Lo que induce a pensar que Valverde se marcha para siempre es que él es quien ha decidido dejarlo teniendo abierta la opción de continuar. No quiere seguir a sabiendas de que goza de la estima generalizada del entorno, que le ha respetado y amparado, que le ha dejado trabajar sin intromisiones o reproches, en un clima de absoluta calma que no se estila en las máximas alturas del fútbol profesional.

“Es el mejor entrenador que puede tener el Athletic”. No habrá frase repetida con mayor frecuencia en los meses que han antecedido al anuncio oficial. En los medios, en boca de futbolistas en activo y retirados, así como en las charlas de bar o de localidad en San Mamés. Discutir que sea el idóneo supone un ejercicio estéril, tanto como reafirmarse en que lo es, ante la falta de alternativas tangibles que certifiquen lo uno o lo otro.

Para llegar a la conclusión de que ha sido un acierto contar con Valverde cabe hasta obviar que así lo avalan los resultados obtenidos. De acuerdo que la figura del entrenador se juzga en función de que el balón acabe en la red propia o la ajena, pero en este caso merece la pena fijarse en otras facetas suyas para calibrar la aportación realizada.

De entrada no suele ser fácil hallar personas capaces de generar a su alrededor un flujo de energía positiva desempeñando la función de responsable técnico y menos a lo largo de un período tan dilatado. Dotar de estabilidad permanente al proyecto es probablemente el gran éxito de Valverde, quien a su vez siempre ha resaltado la tranquilidad que a él le ha brindado su presidente.

NÚMERO UNOLa importancia y el mérito que representa ser el entrenador que más partidos ha dirigido en la vida del Athletic ofrece una pista nítida de quién es Ernesto Valverde. Para encabezar dicha estadística ha necesitado seis temporadas, dos cuando se inició en la élite hace una década larga y cuatro más que acaba de cumplir de forma consecutiva. De esta última etapa resaltan dos aspectos: los resultados deportivos y el propio hecho de haberla cubierto.

El equipo no había trazado en la pared de su historia una línea tan recta y tan alta desde los primeros ochenta. Este hecho, cuatro años ahí arriba sin moverse, refrendado por clasificaciones varias y con el adorno de un título, supone un salto cualitativo que si ahora alimenta el espíritu del aficionado, será estimado en su justa medida con la perspectiva que concederán los años venideros.

El Athletic se sitúa legítimamente entre los mejores de un campeonato referencial en el mundo con Valverde al mando. Lo cogió el verano de 2013 en una transición delicada por el fortísimo tirón popular de su antecesor, algo que no le alteró el pulso. Tirando de naturalidad fue introduciendo sus conceptos y supo beneficiarse de un calendario sin peajes europeos para establecer el récord de puntuación en liga desde que la victoria vale tres puntos. El equipo sumó 70 e hizo cuarto, pero lo bonito fue el cómo, el fútbol alegre e intenso practicado hasta mayo. Un fútbol que, para decirlo todo, en los tres años siguientes no ha asomado con tanta claridad, pero bueno.

Habiéndole cogido el pulso a la plantilla, Valverde pasó en el inicio de su segundo año un pequeño calvario tras eliminar con brío al Nápoles: diez derrotas antes del ecuador de la liga, pesaba la exigencia de la Championes, surgieron los temores. Pero vino la reacción, fulgurante, una segunda vuelta inmaculada y el billete para la final de Copa, donde el Barcelona resultó intratable, para variar. Con la penitencia de un calendario estival de locos, Valverde afrontó el tercer año y las peores perspectivas mutaron en un éxito que rompía además con una tendencia frustrante con los culés por medio.

La Supercopa inolvidable fue el prólogo de una campaña donde el inconformismo se tradujo en una emocionante carrera de fondo. El del ejercicio 15-16, junto al del primer año, es el Athletic más consistente y regular, con la pequeña gran diferencia de que disputó casi veinte compromisos más, un total de 62, con 32 triunfos y 12 empates. Terminó quinto en liga y solo el infortunio le apartó de la semifinal de la Europa League. Cabe que tanto tute, sumado al desgaste personal, haya marcado el año del adiós de Valverde, el menos convincente de una era que en su globalidad justifica plenamente el lugar preponderante que ocupa en el olimpo rojiblanco.

sus datos

306

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120