descubierta en 2014

Arqueólogos excavarán en verano la nueva boca de Praileaitz para acercarse al Neanderthal

efe - Lunes, 22 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 13:42h

El arqueólogo de Aranzadi Xabier Peñalver, en el interior del yacimiento prehistórico de Praileaitz.

El arqueólogo de Aranzadi Xabier Peñalver, en el interior del yacimiento prehistórico de Praileaitz.

Galería Noticia

El arqueólogo de Aranzadi Xabier Peñalver, en el interior del yacimiento prehistórico de Praileaitz.

Los arqueólogos esperan llevar a cabo una campaña de excavaciones durante el verano en la nueva boca de la cueva de Praileaitz I descubierta en 2014, un acceso que ha abierto las puertas para adentrarse en la época de la ocupación humana en el Paleolítico Medio, el tiempo de Neanderthal.

DONOSTIA. El director de las excavaciones de la Praileaitz I, Xabier Peñalver, ha avanzado la previsión de estos trabajos en la presentación del libro "La cueva de Praileaitz I", un monográfico que repasa los hallazgos registrados entre 2000 y 2009 en el yacimiento situado en el término municipal de Deba.

Los arqueólogos esperan que "este verano, si es posible en junio", comiencen las excavaciones en la nueva boca, que está "desde un inicio en niveles de Paleolítico Medio (entre 40.000 y 120.000 años de antigüedad) con ocupación neardenthal".

El objetivo es profundizar hacia estratos inferiores y también hacia el interior de la cueva con "nuevos espacios" que van en aumento según prosiguen las excavaciones, ha explicado el investigador que espera "importantes resultados en el futuro".

Esta entrada apenas tenía varios centímetros cuando fue descubierta en 2014, pero en la actualidad, una vez eliminado el derrumbe de la ladera, cuenta con 3 metros de altura.

En esos tres metros es donde han aparecido materiales del Paleolítico medio y "de ahí hacia abajo todavía no se han hecho estudios", pero "da la sensación de que probablemente habrá bastantes metros de profundidad" para analizar, ha agregado.

Respecto a la protección de la cueva, Peñalver ha señalado que se mantienen los 50 metros de perímetro, una cantidad a su juicio "ridícula" ya que existen galerías colmatadas de sedimento que dan acceso a nuevos espacios y nuevas entradas.

"Esos nuevos espacios que aparecieron en 2014 no están actualizados en el decreto del Gobierno Vasco de protección de la cueva desde ese año", aunque sí están incluidos en los 50 metros de perímetro, ha explicado.

"La cueva de Praileatiz I" constituye un compendio de los hallazgos que ha arrojado la sima principalmente en los nuevas cavidades así como las perspectivas que ofrece de cara al análisis del Paleolítico superior y medio.

Editada por los investigadores Xabier Peñalver, Sonia San José y José Antonio Mujika-Alustiza, el monográfico constituye el primer tomo de la publicación seriada Munibe Monographs and Archeology Series impulsada por la Sociedad de Ciencias Aranzadi en colaboración con la Diputación de Gipuzkoa.

El libro, en el que han participado 28 investigadores, se ha gestado desde el mismo día que comenzaron los trabajos en la cueva, en 2000, y da cuenta de los materiales arqueológicos "excepcionales" y, "lo que es más importante", el lugar "donde se desarrollaron los acontecimientos estudiados", ha explicado Peñalver.

Entre los "tesoros" encontrados figuran materiales "de gran belleza" que se refieren al "mundo ritual" de Paleolítico, concretamente en el Magdaleniense inferior, hace 15.500 años.

El más importante es una serie de 29 colgantes, en su mayor parte de piedra negra, decorados y agrupados en concentraciones o collares así como lápices de ocre y otras piezas de arte mueble.

Uno de estos adornos de 14 piezas apareció ordenado en una posición perfecta por lo que algunos autores de la memoria interpretan que pudiera ser una capa a la que estuvieran cosidos y que al depositarla y abandonar la cueva quedaran en la posición

Esta es otra de las incógnitas de Praileaitz, ya que fue abandonada hace aproximadamente 15.500 años con todo su contenido, a pesar de que los materiales que albergaba eran fáciles de transportar y estaban muy elaborados.

Las últimas teorías apuntan a que cayó un bloque que se desprendió de la montaña y esto provocó que el morador o moradores de la denominada "cueva del chamán" la abandonaran.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120