La otra mirada

Incapacidad moral transitoria

Por Nekane Lauzirika - Lunes, 22 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Columnista Nekane Lauzirika

Galería Noticia

Columnista Nekane Lauzirika

Verde que te quiero verde, verde que te quiero oliva. Los amores parece que van por barrios y épocas, con altibajos de montaña rusa. Quién le diría a un gitano de hace treinta años que quien le pide la documentación es un guardiacivil ¡gitano! Y que además podría ser una mujer. Pero esto ya no es la novedad, sino el cambio de amores transitorios.

Cuando la imagen, que bien podría ser portada de El Jueves, de una pareja tricornio persiguiendo a un gitano robagallinas se sustituyó por la de la misma verde pareja siguiendo a encapuchados quemacajerosdel entorno radical abertzale, lo más parecido al esperpento o a esa incapacidad moral pasajera se produciría si estos últimos parasen de repente, volvieran grupas y pidieran ayuda policial legal a sus tricornios antaño (hasta ayer mismo) perseguidores. Al decir del señor Egibar es el nuevo gusto color verde oliva de algunos batasunis. ¡Cosas veredes amigo Sancho!

Es de sobra conocida la condescendencia de la derecha (o izquierda), sea cavernícola o no, de este país con las actuaciones (legales, alegales o hipotéticas de las otras) de los antiguos tricornios negros, ahora solo verde oliva;condescendencia al parecer aplaudida hasta con las orejas cuando de actuaciones sobre otros se trata, léase inculpaciones terroristas muy alambicadas en Altsasu e Iruñea. Pero ¡ay, ama, cuándo a lo propio atañe!, entonces las cosas cambian, y mucho.

Les refresco la memoria sobre un sociata exdirector de la Benemérita encarcelado por mentiroso, felón… y por robar la hucha de los huérfanos de la propia casa, ¡qué manda carajo! Pues el caso de la señora Cifuentes, presidenta actual de la comunidad de Madrid lleva la misma vereda rastrojera de moral adaptable. Hemos escuchado tantas veces a los PPitas (Cifuentes incluida) defender sin matices a los beneméritos, que oírle ahora poner en entredicho las denuncias del Cuerpo-UCO es mucho más que llamativo, esperpéntico quizá. Tan en entredicho como para poner denuncia rebote por difamación y ataque a su honor y presunción de inocencia, tan solo por adjudicarle la parte alícuota de responsabilidad en el mangoneo-apaño de dineros públicos en obras varias.

Las denuncias de abusos, torturas y malas prácticas policiales denunciadas en algunas acciones de la Guardia Civil… ¡todo mentiras y patrañas de malos españoles-separatistas-terroristas y podemitas radicales! Así parece argumentar la señora Cifuentes, ¿quién es la policía judicial de la Guardia Civil para denunciarme a mí, presidenta de Madrid, española de pro y de derechas de toda la vida? Faltaría más, aunque al mismo tiempo el gobierno de su partido impugne ante el TC la ley sobre abusos policiales aprobada en el Parlamento Vasco.

Donde escribo verde oliva y guardiacivil lean ustedes magistrados y sus sentencias, inspección de Hacienda, normativas europeas, acogimiento de refugiados… y verán que el resultado es similar. Lo decía Marx (Groucho, no el otro), tengo unos principios, pero si no sirven puedo escribir otros.

Archiconocida y lucrativa incapacidad moral pública transitoria.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120