Ezkerraldea

Recuerdos de Santurtzi

La Casa Torre de Santurtzi acoge hasta el próximo día 31 la exposición fotográfica ‘De aldea a ciudad’, una muestra que recoge el cambio vivido por el municipio entre 1890 y 1970, años de un gran ‘boom’ poblacional

Un reportaje de Miguel Ángel Pardo - Lunes, 22 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

La exposición ‘De aldea a ciudad’ sirve para que los santurtziarras más mayores recuerden cómo era el municipio en el que crecieron. Fotos: Miguel A. Pardo

La exposición ‘De aldea a ciudad’ sirve para que los santurtziarras más mayores recuerden cómo era el municipio en el que crecieron. (Foto: Miguel A. Pardo)

Galería Noticia

La exposición ‘De aldea a ciudad’ sirve para que los santurtziarras más mayores recuerden cómo era el municipio en el que crecieron. Fotos: Miguel A. Pardo

Soy de Santurce, bonita aldea, soy del pueblo que gana en las regatas de las traineras”, reza una de las canciones populares más conocidas de Santurtzi. Y es que, aunque a día de hoy parezca inimaginable, hace menos de un siglo la localidad marinera era un pequeño municipio en el que la actividad económica predominante era la pesca. Todo eso ha cambiado a lo largo del último siglo y con la revolución industrial que tuvo a Ezkerraldea como uno de sus epicentros en el Estado, Santurtzi fue ganando población, lo que conllevó grandes cambios en la fisonomía del municipio. Ese proceso de cambio que experimentó la localidad marinera, especialmente entre los años 1890 y 1970, se muestra en la exposición fotográfica De aldea a ciudad que, hasta el próximo día 31, acoge la última planta de la Casa Torre.

A través de un buen número de instantáneas, pueden verse distintos rincones de la localidad, algunos de ellos irreconocibles respecto a su aspecto actual. Mamariga, Kabiezes, el centro del municipio, San Juan Fontuso... Los grandes cambios a lo largo de esos años llegaron a todos los rincones del municipio. “Esta exposición nos muestra lo que puede llegar a cambiar un pueblo en un periodo relativamente corto de tiempo. Con esta muestra también intentamos mostrar a la ciudadanía gran parte del patrimonio arquitectónico que atesoraba el municipio y que, por desgracia, hemos perdido con el tiempo. Desde el Ayuntamiento de Santurtzi trabajamos para conservar el patrimonio arquitectónico que nos queda y muestra de ello es la rehabilitación de edificios como la Cofradía de Pescadores y la propia Casa Torre”, explicó Danel Bringas, concejal de Cultura del Consistorio marinero.

La muestra es, para algunos, un paseo por sus recuerdos, por el Santurtzi de su niñez y, para otros, una forma para conocer aquel municipio que era Santurtzi antes de que nacieran. Garbiñe Pérez tiene 24 años y, por ello, no ha conocido las estampas que se muestran en los diversos paneles con fotos en los que está dividida la exposición. “He nacido aquí en Santurtzi pero la verdad es que me están sorprendiendo muchas cosas de las que estoy viendo. He visto una foto de mi barrio y no se parece en nada. Es difícil de imaginar el lugar en el que vives sin edificios, siendo una gran campa”, reconoce esta joven. La exposición muestra no solo imágenes que acercan al santurtziarra de 2017 cómo era su municipio hace un siglo, sino que también muestra el modo de vida, las costumbres de aquella época en la localidad. Así, entre las imágenes se puede ver, por ejemplo, cómo eran las txosnas que se colocaban en 1919 para celebrar las fiestas de El Carmen. “No tenía ni idea de que en aquella época también se pusiesen ese tipo de puestos en fiestas, me ha parecido curioso”, señala Esteban Gutiérrez, un vecino del centro de Santurtzi para el que, algunas de las fotos también suponían recuerdos. “Las fotos que he visto de Mamariga o Kabiezes de los años 60 me han traído muchos recuerdos. Está muy bien que se hagan exposiciones de este tipo porque creo que tenemos que conocer, saber cómo era en el pasado nuestro pueblo y sus gentes”, anima este vecino.

Momentos históricosDe aldea a ciudad también muestra diversos momentos históricos vividos en el municipio. Quizás, el más importante que se refleja en la muestra es la huida de los niños de la guerra desde el puerto de Santurtzi en barcos como, por ejemplo, el vapor Habana. Ayer se cumplieron ochenta años del viaje en el que más niños vascos tomaron rumbo a otros lugares como Francia, Gran Bretaña y Rusia huyendo de las bombas y el drama de la Guerra. De aquel 21 de mayo de 1937 también hay una foto en esta exposición. “Esta muestra está conformada por fotografías que tenía el Ayuntamiento, aportaciones de vecinos anónimos, asociaciones... Curiosamente, cada barrio de Santurtzi tiene su núcleo de personas y asociaciones que recopila fotografías para contar la historia del municipio”, explica Bringas.

Parte de esa historia, la que se desarrolló entre 1890 y 1970, se recoge hasta el próximo día 31 en la Casa Torre, un edificio que es testigo y parte de la historia de un municipio que nació como una aldea, pero que ha crecido hasta llegar a ser una ciudad de casi 50.000 habitantes. “Todos tenemos que saber de dónde venimos, para saber a dónde vamos, tenemos que conocer nuestras raíces y esta exposición es una buena oportunidad para conocer las raíces de Santurtzi”, concluye Bringas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120