IV Semana para Mayores Activos

Vitaminas para la salud

Cerca de 450 personas mayores de diferentes localidades de Bizkaia se dieron cita ayer en Sestao para poner el colofón a la IV Semana para Mayores Activos de la localidad. Un encuentro donde la salud se notaba en sus caras

Un reportaje de Emilio Zunzunegi - Domingo, 21 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Las asistentes disfrutaron con los pasos del éxito ‘Despacito’.

Las asistentes disfrutaron con los pasos del éxito ‘Despacito’. (José Mari Martínez)

Galería Noticia

Las asistentes disfrutaron con los pasos del éxito ‘Despacito’.

Asus casi 98 años, Gloria Ferreras Rodríguez, una animosa tatarabuela residente a caballo entre las localidades de Basauri y Etxebarri, fue ayer una de las grandes protagonistas de la IV Semana para Mayores Activos que se celebró en el polideportivo municipal de Las Llanas en Sestao. Un evento en el que tomaron parte más de 450 personas llegadas desde distintas localidades del territorio. De carácter irreductible, esta zamorana menuda- ”de un pueblo que tiene su cabeza de partido en Benavente- asegura que su vitalidad surge de su carácter luchador que le ha permitido a lo largo de su vida “coger mucho peso de aquí para allá y segar, para después criar a seis hijos. Pasé la guerra, pasé hambre y me casé en el año del hambre”, apostilla esta mujer de carácter que compareció en la cita deportiva con faldas y a todo ritmo.

Inquieta y adorable, Gloria es una de las veteranas en la utilización del polideportivo de Etxebarri, prácticamente desde que se abrió hace más de 25 años, y proclama con voz templada que “antes estaba empezando a encorvarme y gracias al ejercicio tanto en tierra como en agua mejoré mucho”, reconoce está mujer de bandera que despierta la envidia entre sus compañeras de menor edad. Todas se reunieron junto a otros colectivos llegados de Santurtzi, Barakaldo, Astrabudua, Erandio, Getxo, Basauri y Leioa, además de los anfitriones de la localidad fabril de Sestao.

Quince grupos que iniciaron la jornada a las 9.30 horas con una concentración en la Plaza del Kasko desde donde partieron en kalejira hasta las instalaciones deportivas de Las Llanas. Allí, por turnos ensayaron las coreografías, que por la tarde interpretaron ante los congregados. “Hay muchas propuestas sexis”, señalaba con gracia Marian, una de las cerca de veinte monitoras que ayer se encargaron de atender a los participantes de “uno de los mayores eventos que se celebran en Euskadi para las personas mayores”, según destacó el alcalde de Sestao, Josu Bergara, quien también indicó que este encuentro desarrollado a lo largo de toda la semana “aborda la cuestión del envejecimiento activo desde diferentes puntos de vista, como la salud, la actividad deportiva, las nuevas tecnologías o la seguridad. También incluye un espacio para trabajar con sus cuidadores y sus monitores deportivos”.

Más ellas que ellos

A pesar de que la teoría del envejecimiento activo no tiene género, lo cierto es que el colofón de esta semana puso de relieve que son las mujeres las más proactivas a la hora de participar en este tipo de iniciativas deportivas.

“La participación femenina es mucho mayor porque las mujeres se lanzan más, son más abiertas y también es cierto que los hombres en general van más a su aire. Esto de estar dirigidos echa para atrás a muchos hombres”, explicaba la monitora de uno de los grupos sestaoarras.

Muy cerca de ella, uno de los escasos hombres participantes, Ángel Fernández, miembro del grupo llegado desde el polideportivo Sakoneta de Leioa aludía a la vergüenza como uno de los motivos de la escasa presencia masculina en estas actividades físicas.

“Yo todos los días hago gimnasia de mantenimiento y piscina ya que tengo un problema de rodilla y la verdad que el ejercicio me viene muy bien. A mi no me da reparo pero si es cierto es que los hombres teníamos que un poco más de valor a algunas cosas como esta”, aseguraba sin ningún rubor.

A quien no le da vergüenza ninguna acudir a hacer gimnasia de mantenimiento y aerobic es a Josefina Rojas, una vecina del barrio portugalujo de Repelega que acude andando casi a diario hasta el polideportivo de Las Llanas para hace ejercicio. “Hoy vamos a hacer una baile del cabaret del Moulin Rouge”, confesaba esta sonriente abuela que a sus setenta y tantos destacaba que “cuando a veces me molesta la rodilla, vengo aquí y se me pasan todos los dolores. Además, aquí somos todos como una familia y se hacen muchos amigos”, indicó a DEIA.

La jornada festiva, que incluyó una marcha por diversas zonas del municipio, hizo un alto para comer tras la cual los 15 grupos se acercaron nuevamente al recinto deportivo donde mostraron las coreografías con picas, sombreros, boas o sillas que han ido ensayando en las últimas semanas en sus respectivos centros deportivos.

El colofón lo puso una actuación coral en el campo de fútbol del River y por la noche, una cena de hermandad en el frontón dio paso a un animado chicharrillo. “Es sorprendente ver la vitalidad que tiene estas personas mayores que empezaron la jornada a las nueve y media han estado sin parar hasta bien entrada la noche”, señalaba Marian, la monitora sestaoarra que concluía como “esta actividad tiene la importancia de dinamizar a la gente mayor, que la gente mayor se ponga activa porque al final es salud tanto a nivel físico como mental como social”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120