Acudieron 23 vehículos de cuatro parques

Un incendio voraz con explosiones en Amorebieta calcina una empresa

No hubo heridos, pero la rotura de un depósito de aceite provocó un vertido al río Ibaizabal

Aitziber Atxutegi - Domingo, 21 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

La columna de humo se vio desde varios kilómetros.

La columna de humo se vio desde varios kilómetros. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

La columna de humo se vio desde varios kilómetros.

BILBAO. Un importante incendio calcinó ayer prácticamente por completo una empresa dedicada a la gestión de residuos ubicada en el polígono industrial San Antonio, de Amorebieta-Etxano. Como consecuencia del fuego se generó también un vertido de aceite al río Ibaizabal, cercano al polígono, que fue seguido por técnicos de la Agencia Vasca del Agua, URA. Además de la enorme columna de humo, visible desde varios kilómetros a la redonda, al menos dos explosiones sobresaltaron también a los vecinos de la zona, provocadas, al parecer, al estallar varios depósitos en los que la empresa almacenaba materiales como disolventes.

La alerta de que un incendio se había desatado en el interior de la empresa Sercontrol del polígono San Antonio de Amorebieta -conocido también como Inbisa por el nombre de la promotora que lo construyó- saltó poco antes de las 17.00 horas. El fuego, del que por el momento se desconocen las causas, se había producido en el interior de una firma dedicada a la gestión de residuos.

Hasta el lugar se desplazaron 23 vehículos de cuatro parques de bomberos -Iurreta, Basauri, Derio y Gernika- junto a tres autobombas, dos escalas y dos cisternas. En tres vehículos ligeros se movilizaron además varios mandos del servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación para dirigir todo el operativo, cuyas dimensiones permiten hacerse una idea de la importancia del fuego. A los bomberos se unieron también varias dotaciones de la Ertzaintza y una ambulancia, en previsión de que pudieran registrarse heridos. Al menos un bombero tuvo que ser atendido en el lugar por lesiones, al parecer, en uno de los dedos de la mano, sin que en principio su estado revistiera gravedad ni tuviera que ser evacuado a un centro hospitalario.

El trabajo de los bomberos se centró no solo en apagar las llamas, sino refrigerar también el entorno para que estas, que pronto afectaron también a la cubierta del pabellón, no llegaran a prender fuego en las empresas del entorno. Al menos una de ellas, contigua a la empresa en la que generó el incendio, sí sufrió algunos daños que por el momento no se han cuantificado. Además el agua y el intenso humo también se filtraron a otras plantas, pese a que las llamas no llegaron a afectar a ninguna de ellas, según confirmaron fuentes del departamento de Seguridad del Gobierno vasco.

Varias explosiones

Se produjeron al menos dos potentes deflagraciones, que alarmaron a los vecinos del entorno. Su origen, según explicaron fuentes del servicio de bomberos, pudo haber sido los depósitos de materiales como aceites y disolventes con los que trabaja la empresa, y que llegan a explotar cuando son sometidos a altas temperaturas. Las mismas fuentes aseguraron, además, que estas deflagraciones “no son raras ni alarmantes”.

La onda expansiva de una de las defragraciones afectó de lleno a un bombero que se encontraba extinguiendo las llamas en la entrada de la empresa, quedando aturdido, aunque sin heridas

Fue precisamente otra de estas explosiones la que reventó un depósito en el que se acumulaban 5.000 litros de aceite. Parte de ellos se coló por los sumideros de la carretera que bordea el pabellón y llegó a verterse al río Ibaizabal. Los bomberos desplazaron por este motivo también un camión de arena con la que taponaron los sumideros con el objetivo de detener el vertido y que el aceite no siguiera llegando hasta la cuenca. Hasta el lugar se desplazaron también técnicos de URA, para tomar las medidas oportunas, colocando barreras de contención, a fin de que no afecte a la flora y fauna del entorno

El fuego quedó controlado, aunque no extinguido, sobre las 19.30 horas, y varias dotaciones de bomberos seguían trabajando en el pabellón afectado al cierre de esta edición con el fin de apagar completamente las llamas y que estas no se reavivaran posteriormente.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120