Umore Azoka impregna de buen rollo las calles de Leioa

La feria, que ofreció ayer cuarenta actuaciones, baja el telón con otras diez funciones matinales

Marta Hernández - Domingo, 21 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Bloc Quilombo actuó con ‘De la jungla al asfalto’ en el bulevar de La Avanzada.

Bloc Quilombo actuó con ‘De la jungla al asfalto’ en el bulevar de La Avanzada. (Marta Hernández)

Galería Noticia

Bloc Quilombo actuó con ‘De la jungla al asfalto’ en el bulevar de La Avanzada.

Leioa- Leioa tiene música. Leioa tiene color. Leioa es aplauso. Leioa es risa. Leioa es, estos días, espectáculo. El municipio se contorsiona, baila, interpreta, canta, se embriaga de magia... Leioa también es payasa y le encanta. El arte se echa a la calle y maravilla a vecinos y visitantes. La Umore Azoka explosionó ayer, en su día grande de sábado, cuando los pequeños, ojipláticos y los mayores, como niños, disfrutaron de un escenario sobre asfalto multidisciplinar, poliplacentero. Cuarenta funciones ayer y diez más hoy despiden la edición en la que la feria de artes de la calle de Leioa se hace mayor, la de los 18 años de la cita con el buen rollo.

Hay pelos a lo afro, zapatos gigantescos, looks de épocas pasadas y hasta fuego. Hay violines, muñecas de trapo y cajas con sorpresas. Hay músculo y creación. Hay acentos catalanes, andaluces, franceses, ingleses... La feria es políglota -intervienen compañías de Hungría, Países Bajos o Suiza- y la feria es mercado. Alrededor de 200 profesionales, entre los que se encuentran directores de festivales de Corea del Sur, Dinamarca, Brasil, Holanda o Chile están en las calles de Leioa. Porque un ingrediente fundamental de Umore Azoka es la multiplicación de espectáculos, que los que se ven en el tapiz urbano leioaztarra se reproduzcan en otras localizaciones. Que surjan más bolos para los artistas. Que haya negocio. Y otra de las caras poliédricas de este evento cultural es que la localidad derroche vida. “A nosotros nos gusta mucho esta feria, se crea un ambiente especial en el pueblo”, comentaba en la mañana de ayer Susana, que acudió a ver la funciónBug n’Buzz, de la Cía. Concordance, con su marido y sus dos hijos pequeños. Lo cierto es que los niños se lo pasan pipa en la Umore Azoka, ellos ocupan las primeras filas en las actuaciones, no en butacas, sino en el suelo. Esa es la deliciosa peculiaridad de un teatro al aire libre. Leioa se carga de energía. Los mayores también saborean la Umore Azoka con espectáculos como el de Nacho Vilar Producciones y suOdisea’80. Fue un viaje a la irrepetible década de los ochenta, una representación itinerante a ritmo de Radio Futura, Mecano o Alaska que alegró a los nostálgicos -los más peques andaban un poco más perdidos con estas canciones...-.

“Son días en los que Leioa cambia y no hay que olvidar que es una manera de poder disfrutar de actuaciones culturales de forma gratuita”, destacaba Ibon, mientras los chicos de los ochenta se peleaban con un tal Tejero o bailaban con Tino Casal. Eloiiiiise dio paso a la percusión marchosa de Bloc Quilombo, que llenó el bulevar de ritmo a raudales. Esas fueron algunas de las funciones de ayer, un día en el que también se desplegó la alfombra de la escena local para la banda de música de Leioa. En su vigésimo aniversario, la agrupación deleitó con un concierto en la plaza José Ramón Aketxe.

AgurEl compás de despedida de la décimo octava edición de Umore Azoka lo entonarán hoy las compañías Red Button, Compañía ES, La Guardia Reial, Ici’bas, Mugmus Laborategia, La Malette, Proyecte Esvorell Popular/Magí Serra, El Puntillo Canalla Brass Band, Bloc Quilombo, y Marco Vargas &Chloé Brûlé. Todas ellas han representado sus obras en los días precedentes, aunque algunas de ellas en escenarios diferentes. Hoy también se conocerá el fallo del jurado de este 2017, en las categorías de Mejor Espectáculo Callejero;Mejor Espectáculo Callejero de Euskadi;yPremio Especial al Mejor Espectáculo o Artista Emergente.

Por otro lado, aunque la última representación tendrá lugar a las 14.30 horas, la fiesta continuará en el parque Pinosolo durante toda la tarde. Además de una paella popular, habrá talleres musicales, conciertos de jazz, clases de baile urbano y un concierto de El beso de Klimt. Todo ello hasta las 20.00 horas, cuando Umore Azoka bajará el telón callejero.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120