Celta 1 - Real Madrid 4

Liga de tinte blanco

Dos contragolpes culminados por Cristiano Ronaldo y un zarpazo de Benzema tras el gol vigués acercan el título a orillas del Bernabéu

Jueves, 18 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:05h

Los jugadores del Real Madrid, titulares y suplentes, acuden a felicitar a Cristiano Ronaldo después de que el portugués abriera el marcador en Balaídos.

Los jugadores del Real Madrid, titulares y suplentes, acuden a felicitar a Cristiano Ronaldo después de que el portugués abriera el marcador en Balaídos. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Los jugadores del Real Madrid, titulares y suplentes, acuden a felicitar a Cristiano Ronaldo después de que el portugués abriera el marcador en Balaídos.

Celta 1

Real Madrid 4

CELTA: Sergio Álvarez;Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny;Wass, Hernández, Jozabed (Min. 74, Marcelo Díaz);Iago Aspas, Pione Sisto (Min. 84, Pape Cheikh) y Guidetti (Min. 84, Beauvue)

REAL MADRID: Keylor Navas;Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo;Modric, Casemiro (Min. 73, Kovacic), Kroos;Isco (Min. 84, Lucas Vázquez), Cristiano Ronaldo (Min. 84, Asensio) y Benzema.

Goles: 0-1: Min. 10;Cristiano Ronaldo. 0-2: Min. 48;Cristiano Ronaldo. 1-2: Min. 69;Guidetti. 1-3: Min. 70;Benzema. 1-4: Min. 89;Kroos.

Árbitro: Martínez Munuera, valenciano. Expulsó a Iago Aspas (Min. 62), por doble amonestación, y al segundo entrenador del Celta, Ernesto Marcucci (Min. 66). Amonestó a Jonny, Guidetti, Hugo Mallo y Hernández, por parte del Celta, y a Casemiro y Sergio Ramos, por parte del Real Madrid.

Incidencias: Unos 23.000 espectadores en Balaídos, en partido aplazado correspondiente a la vigesimoprimera jornada de liga.

Vigo- El Real Madrid recuperó el liderato tras vencer al Celta de Vigo (1-4) en el partido aplazado, y se proclamará campeón de Liga si el próximo fin de semana puntúa en su visita al Málaga en el cierre de la competición.

No hubo sorpresas en los equipos titulares. El técnico celeste, Eduardo Berizzo, no recuperó al mediocentro Radoja, con molestias en el tendón de Aquiles;el francés Zinedine Zidane prefirió a su compatriota Varane antes que a Nacho, al que el Comité de Apelación había levantado la sanción.

Tampoco hubo sorpresas en el guion táctico: el Celta tuvo la pelota y el Real Madrid, la velocidad y la pegada, como demostró Cristiano Ronaldo a los diez minutos. Gol en la primera oportunidad. Recogió fuera del área una pelota que guiaba Isco e inventó un latigazo imparable.

Vivió cómodo el Real Madrid durante la primera media hora, sin grandes sobresaltos, resguardado con ese gol del portugués. Tampoco inquietó mucho el Celta, desde hace semanas sin el ataque afilado. Lo intentó cuando su fútbol empezó en los pies de Jozabed, que trató de asociarse con velocidad con el trío de ataque, como cuando combinó con Pione Sisto, que culminó mal.

El Real Madrid apenas se asomó a la portería de Sergio Álvarez. Solo mediada la primera mitad, en un contragolpe que inició con una recuperación en el centro del campo y concluyó dentro del área con un gran pase de Benzema a Cristiano Ronaldo que anuló Roncaglia.

Se desperezó el Celta en los últimos minutos del primer acto. Se adueñó de la pelota, fue hacia arriba y lanzó varios avisos: un tiro de falta de Wass que despejó Keylor Navas, un par de lanzamientos ajustados de Aspas entre los minutos 35 y 36 y una acción por banda izquierda que acabó con una mano de Varane al borde del área que el árbitro no vio.

Insistió el Celta, rápido en las transiciones pero fallón en los metros finales. Encerró al Real Madrid, que únicamente se refugió en los contraataques, la velocidad y la calidad de sus jugadores para trenzar una salida rápida, con precisión, tal y como hizo al filo del descanso en un balón que Kroos colocó a Benzema, blando en el tiro ante Sergio.

La versión letal del Real Madrid volvió nada más abrir la segunda mitad. Un fallo de Guidetti para empatar el partido se transformó segundos después en una carrera de Isco con gol de Cristiano Ronaldo, un contragolpe de manual.

Errores arbitralesEl partido, dormido, lo revolucionó Martínez Munuera cuando expulsó por segunda amarilla a Iago Aspas. El delantero gallego pidió penalti de Sergio Ramos pero el árbitro no castigó el contacto y le amonestó. Poco después, con Balaídos airado, el colegiado no sancionó a Cristiano Ronaldo por fingir una caída en el área celeste o a Casemiro por una dura falta cuando tenía ya tarjeta amarilla. El caos se adueñó del partido. Una pérdida de Isco la aprovechó el Celta para empatar por medio de Guidetti en un lanzamiento que tocó en Sergio Ramos y desconcertó a Navas.

El ímpetu celeste lo aplacó el Real Madrid con otro contragolpe, guiado por Cristiano, Benzema y Marcelo, que asistió para el gol del francés. Ese tercer gol derribó al Celta. Se volcó el Real Madrid. Y pudo golear: Ronaldo, tras varios pases con Kroos, falló lo impensable ante Sergio Álvarez, que se lució a continuación con una estirada en un lanzamiento de Isco.

La siguiente, clara, fue para Modric. Y el gol que cerró el partido llegó al borde del partido con un lanzamiento muy cómodo del alemán Kroos. El Madrid está a un solo punto de un nuevo título liguero.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120