acusados de detención ilegal

El fiscal rebaja la pena a dos de los cuatro ertzainas acusados de detención ilegal en Bilbao

Los sindicatos advierten de que los agentes lo pensarán “dos veces antes de actuar”

Jueves, 18 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

El juicio se celebró ayer en Bilbao con los cuatro ertzainas acusados.

El juicio en Bilbao con los cuatro ertzainas acusados. (EFE)

Galería Noticia

El juicio se celebró ayer en Bilbao con los cuatro ertzainas acusados.

Bilbao- El fiscal rebaja las penas pero sigue pidiendo cárcel para dos de los cuatro ertzainas a quienes acusa de detención ilegal de un individuo que en el juicio reconoció que, tras una trifulca en una discoteca, se puso “muy pesado” y que desobedeció las órdenes de los agentes.

En el juicio que se celebró ayer en la sección sexta de la Audiencia de Bizkaia y quedó visto para sentencia, la letrada de los cuatro acusados solicitó la libre absolución de sus patrocinados y dijo que la acusación se basa en un error ya reconocido al elaborar el atestado policial y que las penas “no se sostienen” por desorbitadas, a pesar de haber sido rebajada respecto a la inicial de 5 años de cárcel.

En concreto, el fiscal considera probado que los acusados cometieron un delito de detención ilegal de una persona y que, además, prolongaron innecesariamente y a sabiendas su situación de privación de libertad, por lo que pide para los dos agentes que procedieron al arresto una pena de 10 meses de multa a razón de 10 euros diarios y 9 años de inhabilitación absoluta. Además, reclama para el instructor jefe del atestado policial 3 años y seis meses de prisión, además de 5 años de inhabilitación, así como 3 años de cárcel y 4 de inhabilitación para otro de los agentes que intervino en el atestado.

Los hechos juzgados ocurrieron la noche del 12 de septiembre de 2015, cuando un hombre pidió a dos ertzainas en la calle que le acompañaran a una discoteca para reclamar los 10 euros que le habían cobrado de entrada ya que, después de protagonizar una discusión e insultar a su exmujer, el responsable de seguridad del local había decidido expulsarle del mismo. En su declaración Jesús D. dijo que había bebido “un poco” y que quería recuperar su dinero. Los agentes le comunicaron que no podían abandonar su tarea, idéntica respuesta que le ofrecieron los agentes de la Policía Local y en SOS Deiak, a donde llamó en dos ocasiones. El hombre siguió insistiendo y los ertzainas le pidieron que no obstaculizara su labor. Finalmente, el hombre fue arrestado por desobediencia grave a los agentes y pasó la noche en el calabozo.

Por su parte, los sindicatos de la Er-tzaintza advirtieron de que, con juicios como este, solo se perjudica a la seguridad ciudadana porque hará que los agentes “se lo piensen diez veces antes de actuar”. Por ello, los compañeros ertzainas pidieron que se paralice la actuación, que calificaron de “absurda y desproporcionada”. - Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120