con la materialización del Brexit

Los ‘tories’ se comprometen a proteger los derechos de los trabajadores

Los sindicatos piden que se concreten las medidas antes de las elecciones

Rita Álvarez Tudela. Londres - Martes, 16 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Dos protestantes en contra del Brexit.

Dos protestantes en contra del Brexit. (AFP)

Galería Noticia

Dos protestantes en contra del Brexit.

Los conservadores británicos se presentarán esta semana como el partido que garantizará los derechos de los trabajadores que protegía hasta ahora la Unión Europea y que no está claro cómo serán en el futuro con la materialización del Brexit. El manifiesto electoral conservador promete que de ganar en las urnas, muy fácil teniendo en cuenta los 20 puntos de ventaja que tienen en las encuestas frente a laboristas, pondrían en marcha “la mayor expansión” de los derechos de los trabajadores por parte de cualquier gobierno conservador.

Entre la lista de medidas destaca una para proteger las pensiones de los trabajadores a raíz del escándalo de los afectados por la empresa BHS y una garantía de que los derechos garantizados por la UE serán protegidos. Además, abogan porque el salario nacional de los trabajadores de más de 25 años, que actualmente se sitúa en 7,50 libras la hora, aumentará en línea con las ganancias medias hasta 2022, pero sin atreverse a dar una cifra específica.

En la misma línea, plantea extender la baja por maternidad y el pago de la baja por enfermedad a los trabajadores autónomos. El ministro británico de Trabajo y Pensiones, Damian Green, también anunció en un programa de televisión que se le permitirá a los trabajadores tomar un año libre para cuidar a un familiar con una enfermedad o discapacidad, con el fin de tener “una fuerza laboral feliz y contenta”.

Sin embargo su líder, Theresa May, durante su participación en un poco común acto de campaña electoral en un mercado en la localidad de Abingdon, en Oxfordshire en el sur de Inglaterra, fue increpada por una mujer afectada por los recortes del gobierno conservador, que le dejaron sin pensión por discapacidad pese a sufrir problemas de aprendizaje. “Los peces gordos se llevan el dinero, y a nosotros no nos queda nada”, insistió la mujer, en un episodio grabado por las cámaras de la televisión Channel 5 en el mercado de Abingdon. “No puedo vivir con 100 libras al mes. Me lo han quitado todo. No tengo un cuidador”, lamentó Cathy. En apenas unos minutos de paseo, se puso en evidencia la dificultad de que una persona pueda dejar de trabajar sin cobrar para cuidar de un familiar con una ayuda tan baja. Cuando apenas faltan tres semanas para la cita con las urnas del 8 de junio, May vio en primera persona la preocupación y condiciones que sufren los ciudadanos británicos por los recortes sociales que empezaron bajo el gobierno del ex primer ministro conservador David Cameron.

sin garantías Así, no quiso garantizar si los pases de autobús para pensionistas y personas con discapacidad podrán seguir siendo gratuitos en el futuro y llamó a que los ciudadanos lo descubran cuando se publique oficialmente el manifiesto conservador esta semana. Se trató de uno de los pocos actos con ciudadanos a los que se espera que acuda la favorita a ser primera ministra, que además se niega a participar en debates televisivos con otros candidatos como el laborista Jeremy Corbyn y el liberaldemócrata Tim Farron.

Desde el partido laborista no vieron con buenos ojos el anuncio del manifiesto conservador. Para el partido de Corbyn, el Brexit plantea una amenaza a los derechos de los trabajadores y denuncian que los conservadores han visto bajo su mandato una “explosión en salarios bajos y estancados”, así como una “expansión masiva de autoempleo falso”.

Frances O’Grady, secretario general del sindicato británico TUC, valoró que los citados compromisos eran prometedores, pero advirtió que “se necesitan muchos más detalles”, tales como establecer las protecciones que se ofrecerán a los trabajadores y confirmar que los trabajadores podrán hablar por sí mismos en los consejos de las empresas. “Los trabajadores tienen derecho a conocer estos detalles antes de emitir sus votos. Y aunque es bueno ver que la primera ministra reafirme su promesa de proteger los derechos existentes en el trabajo, tiene que asegurarse de que los trabajadores británicos no los pierden en el futuro con la salida de la UE”, puntualizó. Más duro fue el secretario general del sindicato británico GMB, Tim Roache, quien dijo que los trabajadores pertenecientes a su sindicato “creerán las promesas cuando las vean”.

Por su parte, desde las Cámaras de Comercio Británicas (BCC, por sus siglas en inglés) señalaron que las empresas se preocupan también por la posibilidad de nuevas obligaciones costosas o burocráticas. “En el pasado, hemos visto que las promesas de la campaña electoral sobre los derechos en el lugar de trabajo crean expectativas poco realistas y socavan las relaciones que se han ido acumulando entre las empresas y los empleados durante muchos años”, advirtieron.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120