Telele

¡Viva Rusia!

José Ramón Blázquez - Lunes, 15 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 07:42h

Columnista José Ramón Blázquez

Galería Noticia

Columnista José Ramón Blázquez

con su ejército de hackers, la Rusia del zar Putin condicionó las elecciones de Estados Unidos a favor de Trump. También se vio su larga mano en la filtración de correos electrónicos del romántico Macron, pero fracasó en la tentativa de evitar su victoria. Quién sabe si tuvo arte y parte en el ataque informático global del 11 de mayo. O si el sábado intentó vengarse de Eurovisión boicoteando el sospechoso sistema de votaciones del público, porque en Suecia sufrió un pucherazo que le privó de ganar el Festival. Rusia se resiste a dejar de hacer lo que mejor sabe: meter miedo. Pero no estuvo sobre el escenario en Kiev, porque ya ocupa por la fuerza una parte de Ucrania. Su ausencia flotó sobre la gala de la Europa de canciones, que discurrió tediosa durante casi cuatro horas hasta el triunfo, merecidísimo, de Portugal, con una deliciosa música que alguien, pasados unos días, acusará de plagio. Es un clásico.

Hay dos clases de países participantes: los que se lo toman en serio y los que están allí para cumplir el expediente, como el Reino Unido y Alemania. Se diría que para los pueblos secundarios Eurovisión es una oportunidad de reivindicarse en una falsa fraternidad europea, con sus banderas y lenguas, para terminar, por complejo de inferioridad, cantando en inglés, salvo excepciones. Esto también ha ocurrido el año en que el Festival tenía la diversidad como lema. No me imagino a Euskadi y Catalunya, el lejano día en que puedan estar presentes, renunciando a usar su propio idioma. Quien lo impide, España, hizo el ridículo, no por quedar en último lugar, sino por el quiquiriquí de Manel Navarro y su actuación de pandereta y chiringuito. Spain volvió a ser different.

Fue una noche rusa y caótica, de estética exagerada y exhibicionista, mientras en La Sexta le hacían la campaña a Susana Díaz en el desafinado festival socialista y en Telecinco el padre Apeles regresaba de ultratumba. La música fue traicionada por el entretenimiento, cuando es la universidad de las emociones: las comprende, las educa, las sublima.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120