fiscalidad vasca

El tipo medio del impuesto de sociedades sube un 5% en Bizkaia pero baja la recaudación

El número de empresas contribuyentes se sitúa en 33.615 y continúa por debajo del nivel previo a la última reforma

A. Diez Mon - Lunes, 15 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 07:41h

José María Iruarrizaga y Aitor Soloeta

José María Iruarrizaga y Aitor Soloeta (DEIA)

Galería Noticia

José María Iruarrizaga y Aitor Soloeta

BILBAO- La complejidad de la fiscalidad de las empresas tiene reflejo en los ingresos que aporta a Hacienda. Solo así se explica que la última reforma fiscal haya elevado un 5% los tipos medios del Impuesto sobre Sociedades en Bizkaia entre 2013 y 2015 -la última campaña cerrada- y, en cambio, la recaudación por ese tributo haya caído en ese periodo en torno a un 20%. Son datos que ponen a su vez de manifiesto el perfil espinoso del análisis que están realizando las administraciones vascas de cara a introducir cambios fiscales en esta materia el próximo año.

El objetivo es encontrar un equilibrio entre la necesidad de recaudar más para hacer frente al gasto de las administraciones y las políticas de estímulo de la economía que se establecen con el abanico de deducción que se pone a disposición de las empresas. No es una tarea fácil y en todas ellas los tipos generales están en un plato de la balanza y las deducciones en el otro.

En principio, el esquema se compensa restando peso en un lado y añadiéndolo en otro y esa será previsiblemente la vía a explorar. Siempre teniendo en cuenta eso sí que otra de las premisas pasa por aumentar el número de contribuyentes que pagan cada año su Impuesto sobre Sociedades, el tributo que grava los beneficios de las sociedades mercantiles.

En la última reforma fiscal, la que entró en vigor en 2013, se mantuvieron los tipos pero se limaron las bonificaciones y se estableció una tributación mínima. De este modo, las deducciones no pueden superar en estos momentos el 13% de la base imponible. El tipo general quedó establecido en el 28% -24% para las pymes- y se afinaron las subvenciones para la creación de empleo indefinido, la inversión productiva y el gasto en I+D+i.

Según la evaluación que ha realizado la Hacienda vizcaina de la últimas reforma, que será la base de las propuestas que presentará Bizkaia en el Órgano de Coordinación Tributaria vasco, el tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades era del 16% en la campaña de 2013 en el territorio y pasó al 18,8% en el ejercicio posterior. En 2015 el tipo medio subió hasta el 5,1%. El salto ha sido de cinco puntos, pero el número de contribuyentes ha bajado de los 34.790 de 2013 hasta 33.615 en el último ejercicio cerrado, el de 2015. En esos dos años, la recaudación por Sociedades ha bajado en 170 millones de euros y se sitúa ahora en cerca de 600 millones. A falta de conocer el resultado de la campaña de 2016, que se cierra en julio, la aportación de las empresas a las arcas de Hacienda ha perdido peso en comparación con el IRPF.

Una circunstancia que, por otra parte, tampoco es ajena a la actividad empresarial, porque el impuesto de la renta se mueve básicamente gracias a las retenciones en las nóminas de los trabajadores. Ahí entra en juego otra de las reflexiones que están sobre la mesa y que complican el debate. Al fin y al cabo, la contribución a Hacienda de las compañías va más allá de Sociedades y en algunos casos es necesario ampliar la perspectiva y levantar el pie del acelerador de la presión fiscal para permitirles generar puestos de trabajo.

En medio de esa madeja, la radiografía fiscal de Bizkaia aporta otras variables de estudio. El tipo del Impuesto sobre Sociedades de las pequeñas y microempresas se acerca al 21% medio, mientras que el de las grandes y medianas está próximo al límite del 28%. Esto ocurre porque la mayoría de los contribuyentes mercantiles de Bizkaia (unos 27.000) son de pequeño tamaño y los grandes no superan los 5.000.

Esa relación obliga a evaluar con mucha precisión cualquier paso que se dé y evitar tomar medidas que generen dinámicas negativas para el eslabón más débil.

En cuanto a las deducciones, según la evaluación de la Diputación de Bizkaia, las empresas del territorio histórico generaron en 2015 deducciones por valor de 187 millones de euros, una cantidad que está sensiblemente por debajo de los 218 millones generados en 2013. Pese a la recuperación económica, sigue habiendo muchas empresas en negativo, que presentaron el año pasado bases negativas de 2.119 millones.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120