Sevilla 4 - San Ignacio 1

San ignacio tiene la última palabra

El conjunto bilbaino recibe un inmerecido castigo en la recta final tras tener controlado el empuje del Sevilla durante casi todo el partido

Juan Carlos Grande - Lunes, 15 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 07:42h

Las jugadoras bilbainas celebran el tanto de Ziortza, que suponía el empate a uno ante el Sevilla. Fotos: Rafa Vallejo

Las jugadoras bilbainas celebran el tanto de Ziortza, que suponía el empate a uno ante el Sevilla. (Fotos: Rafa Vallejo)

Galería Noticia

Las jugadoras bilbainas celebran el tanto de Ziortza, que suponía el empate a uno ante el Sevilla. Fotos: Rafa Vallejo

Sevilla 4

San Ignacio 1

SEVILLA: Pamela, Benítez, Lucía Ramírez (Min. 75, Rocío), Andrea, Escuredo, Ali, Rosario (Min. 65, Blanca), Jenni Morilla, Gloria (Min. 51, Gómez), Oliva (Min. 51, Lucía Méndez) y Olga.

SAN IGNACIO: Maitane Bravo, Berezo, Rodri, Yasmin, Garazi, Sandra (Min. 76, Arene), Tru (Min. 65, Samantha), Nekane, Maitane García, Naia y Ziortza (Min. 71, Jennifer Gómez).

Goles: 1-0: Min. 38;Olga. 1-1: Min. 40;Ziortza. 2-1: Min. 61;Jenni Morilla. 3-1: Min. 86;Olga. 4-1: Min. 89;Rocío.

Árbitro: Sánchez Gómez (andaluz). Amonestó a las locales Oliva y Escuredo y a la visitante Jennifer Gómez.

Incidencias: Unos 350 espectadores en el hipódromo de Tablada de la ciudad deportiva José Manuel Cisneros.

bilbao- El San Ignacio ofreció una buena imagen ante el potente Sevilla que, sin embargo, no fue refrendada de igual forma en el marcador, después de cosechar un mal resultado, al recibir dos tantos en la recta final del partido. Esos minutos finales lastraron demasiado a las bilbainas que, sin embargo, para la vuelta del domingo, a las 12.00 horas, en San Ignacio, todavía se ven con opciones de remontar el resultado. El equipo de Iker Madariaga y Joseba Basarrate sufrió el calor reinante, un césped demasiado seco y enfrente un rival grande;pero, poco a poco, a excepción de ese cruel final, las jugadoras bilbainas fueron tomando el pulso al partido y a todas las inclemencias. Para colmo, la plantilla se quedó corta. Sandra tuvo que ser sustituida, resentida de su reciente esguince y Arene, que apenas jugó en Logroño unos minutos, tras salir de una lesión de cruzado del mes de agosto, tuvo también que dar el callo.

El Sevilla salió convencido de finiquitar la eliminatoria en casa. Olga, que hizo su doblete, empezó inquietando a las vizcainas. Rosario y Jenni Morilla también avisaron de su peligro. A la media hora, Sandra dibujó el peligro visitante en una falta directa que remató de cabeza Yasmín, obligando a responder con acierto a la portera internacional mejicana Pamela, que atrapó el esférico. Después, Naia remató al larguero un córner que supuso otra buena ocasión. Pero, seguido, Olga abrió el marcador para las de casa. El San Ignacio no se descompuso, tuvo capacidad de reacción y, dos minutos después, Ziortza cazó un balón muerto en el área y mandó el esférico a la escuadra de un chutazo imponente. El empate de Ziortza puso difícil el terreno a las de casa, que las metió el miedo en el cuerpo.

Tras el descanso, el equipo bilbaino se mostró cómodo y el rival parecía controlado. Pero el Sevilla marcó el segundo, fue Jenni Morilla de cabeza a falta de media hora. El San Ignacio creía en sus posibilidades y parecía que el empate podía caer del lado bilbaino. En una jugada de ataque, el conjunto bilbaino pierde el balón en el medio del campo y provoca una contra local, en la que llega el tercer tanto que cae como una losa sobre el equipo visitante. Llegó en un balón a la espalda de la defensa que Olga, en un mano a mano con Maitane, consiguió cruzar el esférico lejos de su alcance.

Resultado inmerecido Era un final loco, inesperado e inmerecido para un San Ignacio que acusó demasiado el tercer gol y recibió la puntilla en forma de cuarta diana en pleno despiste final. En un centro cerrado desde la banda izquierda, Rocío logró colarse entre la defensa y la guardameta bilbaina, desde la segunda línea de ataque para tocar con la puntera y superar de nuevo a Maitane. Un nuevo mazazo, un palo en el marcador, pero la imagen del San Ignacio en la capital hispalense deja a las claras de que el equipo tiene capacidad de levantar el resultado en casa. Las chicas de Madariaga y Basarrate salieron tocadas pero vivas;y el Sevilla sufrirá el domingo en un campo a rebosar. El conjunto bilbaino no ha dicho su última palabra.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120