DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Athletic 1 - Leganés 1

Empate muy decepcionante

El Athletic deja ir una excelente ocasión de ponerse quinto en un partido que tenía controlado

José L. Artetxe - Lunes, 15 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 07:41h

Merino, con los brazos en jarra, al terminar el partido en contraste con la alegría de los jugadores del Leganés. Reportaje fotográfico: Pablo Viñas y Borja GuerreroVER GALERÍA

Merino, con los brazos en jarra, al terminar el partido en contraste con la alegría de los jugadores del Leganés. (Reportaje fotográfico: Pablo Viñas y Borja Guerrero)

Galería Noticia

Merino, con los brazos en jarra, al terminar el partido en contraste con la alegría de los jugadores del Leganés. Reportaje fotográfico: Pablo Viñas y Borja Guerrero

GaleríaGalería: las mejores imágenes del partido

  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Los jugadores celebrando el gol de Aduriz.
  • Aritz Aduriz, autor del primer gol del Athletic ante el Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Athletic - Leganés.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

ATHLETIC: Kepa, De Marcos, Yeray, Etxeita, Balenziaga (Min. 86, Lekue), San José, Beñat, Williams (Min. 65, Susaeta), Raúl García (Min. 78, Sabin Merino), Muniain y Aduriz.

LEGANÉS: Champagne, Bustinza, Mantovani, Siovas (Min. 46, Insua), Diego Rico, Timor, Rubén Pérez, El Zhar, Gabriel (Min. 70, Erik Morán), Szymanowski y Luciano (Min. 88, Guerrero).

Goles: 1-0: Min. 14;Aduriz. 1-1: Min. 61;Szymanowski.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz). Por el Athletic, mostró tarjeta amarilla a Beñat (Min. 28), San José (Min. 83) y Aduriz (Min. 90). Del Leganés, a Szymanowski (Min .34), Rubén Pérez (Min. 43), Bustinza (Min. 64), El Zhar (Min. 72), Timor (Min. 83) y Champagne (Min. 91).

Incidencias: 42.049 espectadores en San Mamés, según datos de la LaLiga. El capitán del Leganés depositó el ramo de flores junto al busto de Pichichi de la tradicional ofrenda foral de cada equipo que visita por primera vez el campo del Athletic.

bILBAO- La jornada de ayer deparó frustración e impotencia. Y algo de perplejidad. La gris actuación del Athletic solo alcanzó para sumar un punto que nada resuelve y deja la adjudicación de las plazas de la Europa League en el aire, pendiente de los resultados del último día. El empate es malo por tratarse de un partido de esos que hay que ganar como sea, pero no pésimo gracias a que tampoco Villarreal y Real fueron capaces de imponerse en sus campos. Cabía esperar que alguno pinchase a causa de la tensión acumulada, pero que ninguno de los tres sacase adelante su compromiso no es sino la enésima muestra del elevado margen de error que admite el pronóstico en el fútbol de competición. En fin, que no supieron hacer los deberes, su condición de favoritos se reveló anecdótica, de lo que sacaron tajada Leganés y Deportivo para sellar la permanencia. En los demás escenarios pasaría lo que fuese, en San Mamés desde luego lo ocurrido es básicamente responsabilidad del Athletic, que pareció conforme con aguantar la mínima ventaja obtenida con un remate de cazagoles de Aduriz y pagó dicha actitud con el acierto de Szymanowski. Y si antes de estrenar el marcador, el equipo de Ernesto Valverde dio sensación de buen balance, sin salirse jamás de un tono discreto, con el empate a cuestas protagonizó media hora larga que hasta resultó tediosa a pesar de lo que estaba poniendo en juego.

Quien aduzca la mala ocurrencia de la climatología, que escogió un calor bochornoso para cita tan valiosa, como factor desencadenante de un encuentro exento de gracia, acaso esté en lo cierto. Pero seguro que habrá más razones que ayuden a comprender por qué el Athletic no se alzó con el triunfo frente a un enemigo que estuvo ordenado, a ratos tímido, pues ni asomó en el área local en toda la primera parte incluso yendo rezagado en el marcador, y que luego dio un paso adelante en vista de que nadie le incomodaba, se quedó con la posesión, generó tres oportunidades, las únicas y todas en cosa de diez minutos, para marcar, volver al repliegue previo y dedicarse a resistir las embestidas. El Leganés no fue un chollo, pero estuvo en un tris de salirse definitivamente del partido a causa de su abúlica actitud inicial.

Hasta el descanso, todo sucedía en una misma dirección, para el Athletic no entrañaba dificultad alguna tener la pelota, moverla y pisar siempre terreno ajeno. Encima Aduriz estaba inspirado e iba administrando intervenciones complejas sin inmutarse. Había abierto la senda al cuarto de hora, embocando un tiro de Balenziaga que se iba cruzado, y se puso a dejar detallitos, así como un latigazo desde la frontal que Champagne sacó a córner muy apurado. Williams aceleraba de vez en cuando, resultaba amenazante, y Muniain intercalaba regates que la defensa no detectaba. Estaba la cosa para poner tierra por medio, pero la iniciativa nunca fue vibrante o suficientemente profunda. Aparte de las aportaciones individuales mencionadas, fue una propuesta de corte casi funcionarial. El Athletic mandaba sin despeinarse, nadie le discutía este aspecto que sin embargo derivaba en combinaciones sin dinamismo, conducciones eternas e intenciones reiterativas. Muy plano y previsible, salvo por el ingenio del goleador.

IMITANDO AL RIVALEl primer acto pues eso, ni fu ni fa, pero el 1-0 era importante a fin de evitar sofocos. Era cuestión de administrar los resortes del choque, de gestionar una ventaja golosísima frente a un modesto rival. Y ahí, con la tarde absolutamente controlada, es complejo desentrañar qué les pasó por la cabeza a los futbolistas. De repente reaccionaron como el Leganés previamente, cediendo metros como si le interesase un planteamiento pasivo, contemplativo. Y los de Garitano empezaron a tocar, a ocupar esos espacios que antes permanecieron vedados. Bustinza puso el primer aviso, a la salida del un córner corto, solucionado por los reflejos de Arrizabalaga. El Zhar se llenó luego de balón con tres compañeros aguardando el pase en zona de remate. A la tercera, con cinco hombres en la frontal siguiendo el lance con la mirada, se consumaba el gol madrileño. Se veía venir, de hecho hasta hubo algunos pitos de la grada, molesta con su equipo muy metido atrás;se veía venir y quienes deberían ser los primeros en detectar el cambio de escenario no se dieron por aludidos.

Lo que vino después recordó, con matices, a lo del domingo anterior en Mendizorrotza. Quiso volcarse el equipo, algo que realizó completamente escorado a la banda derecha, pero sin crear dudas o agobios en el Leganés. Beñat se fue apagando, San José nunca se encendió, Muniain en su desesperación pecó de individualista en una errada lectura del juego, De Marcos mantuvo el ánimo con sus piernas al servicio del resto y hasta ahí. Bueno, Yeray se esforzó en suplir la falta de imaginación y fluidez con arrancadas sin destino claro y Susaeta, metido con calzador de nuevo, no se integró. Tres intentos aéreos de Sabin ni merecieron la consideración de oportunidad y el ejercicio de impotencia colectivo condujo la contienda hacia el único desenlace posible tal como pintaba el partido a esas alturas. Mejor no mencionar la colección de córners, faltas y centros mal puestos para no hacerse mala sangre.

Aún hubo un coletazo a cargo de Aduriz, que empalmó en postura forzada un centro raso puesto por De Marcos. El chut salió bastante cerca de la madera con el portero haciendo la estatua. Fue todo lo que en verdad el Athletic inquietó al sustituto de Herrerín, dato que arroja una idea aproximada de que consumió un montón de minutos en un quiero y no puedo. Le queda el Calderón para subsanar las ocasiones perdidas últimamente.

estadísticas

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120