Beñat Arrabit vicepresidente de la Mancomunidad Vasca de Iparralde

“El euskera tiene que estar presente en todos los ámbitos”

Beñat Arrabit, alcalde de la localidad labortana de Arrabit ultima una nueva política lingüística a favor del euskera en Lapurdi, Nafarroa Behera y Zuberoa

Franck Dolosor. Baiona - Domingo, 14 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 08:47h

Beñat Arrabit, vicepresidente de la Mancomunidad vasca de Iparralde.

Beñat Arrabit, vicepresidente de la Mancomunidad vasca de Iparralde. (Foto: F. Dolosor)

Galería Noticia

Beñat Arrabit, vicepresidente de la Mancomunidad vasca de Iparralde.

Pocas horas antes de Herri Urrats, la fiesta de las ikastolas de Iparralde que se celebra hoy en el lago de Senpere, y de la presentación de la última encuesta sociolingüística, que se presentará en las próximas semanas, Beñat Arrabit, alcalde de la localidad labortana de Arrosa, está totalmente inmerso en la preparación de una nueva política lingüística a favor del euskera en Lapurdi, Nafarroa Behera y Zuberoa. Hace unas semanas, el presidente centrista de la Mancomunidad Vasca, Jean René Etchegaray, nombró a este jeltzale vicepresidente de política lingüística de la nueva institución que vio la luz en enero.

El euskera no goza todavía de ningún estatus legal en Iparralde. ¿La nueva institución podrá fomentar su uso?

-La mayoría de los cargos electos quieren llevar a cabo acciones concretas y prueba de ello es que durante la aprobación del primer presupuesto de 295 millones de euros votaron a favor de una partida de 860.000 euros destinada a la promoción de lengua vasca. En la actualidad uno de cada cinco ciudadanos domina el euskera y en la enseñanza primaria un 44% de los niños están escolarizados en escuelas bilingües o inmersivas.

¿Cuáles son sus prioridades?

-Queremos trabajar para que siga creciendo el número de vascófonos entre los más jóvenes. Ya nos hemos reunido con los organismos euskaltzales y los diez técnicos de euskera que hay en Iparralde para tratar de fijar una hoja de ruta. También queremos abrir cuanto antes vías de colaboración con los gobiernos vasco y navarro y la Oficina Pública del Euskera en Iparralde que voy a presidir dentro de unas semanas.

¿La Mancomunidad usará el euskera en todos sus departamentos o se limitará al ámbito cultural y educativo?

-Mi trabajo será asegurar su presencia en todos los ámbitos dirigidos por la institución como por ejemplo el transporte público en la comarca de Baiona y en la costa de Lapurdi. Será un trabajo inmenso y a la vez muy gratificante.

¿Qué opinan los ciudadanos?

-En muchas comarcas este trabajo a favor del bilingüismo comenzó hace años. En la antigua mancomunidad de Garazi-Baigorri llevábamos años redactando gran parte de los documentos en francés y en euskera. También hemos propuesto muchas actividades en lengua vasca. Ahora se trata de extender este trabajo a las comarcas en las que el euskera tiene una presencia menor como por ejemplo en la zona de Baiona y Anglet o la comarca de Bidache al norte de Nafaroa Behera, dónde también viven numerosos locutores vascófonos.

Hace poco su partido ha propuesto un Estatuto Territorial del Euskera. ¿De que se trata?

-Queremos dejar claro que el euskera no solo es la lengua histórica del territorio sino que favorece el desarrollo económico y cultural de los ciudadanos, tal y como demuestra la historia reciente de Quebec, Catalunya o la Comunidad Autónoma Vasca. Ninguna lengua se puede revitalizar sin un estatus legal.

¿Cuáles son las prioridades del plan?

-La Mancomunidad tendría que experimentar diversas iniciativas en colaboración con el Gobierno francés. Hay que garantizar la supervivencia de los actores y organismos que fomentan el uso de la lengua en la vida pública, y derogar la ley Falloux que impide que las instituciones locales concedan edificios públicos a las ikastolas. Asimismo pretende conseguir el uso del euskera en los exámenes oficiales, ya que en la actualidad los alumnos que estudian en euskera se tienen que examinar en la única lengua oficial de la República francesa. Por último, tras conseguir un bilingüismo real dentro de la propia mancomunidad, habría que extender este concepto a otros servicios públicos, por ejemplo la red ferroviaria donde hoy en día el euskera no tiene ninguna presencia. Otros retos consisten en introducir el euskera en la delegación del Gobierno galo en Baiona, Hacienda, tribunales, la Cámara de Comercio, el aeropuerto de Biarritz o los medios de comunicación.

¿Es compatible este plan con su cargo en la nueva mancomunidad?

-Es una propuesta y seguramente habrá más. Está claro que hay que actuar dentro de la ley pero esto no impide ir lo más lejos posible.

La Mancomunidad se extiende en un territorio que cuenta con dos lenguas minoritarias, porque además del euskera también existe el gascón. La Academia de la Lengua Gascona de Baiona ha pedido más ayuda.

-Antes de julio la Mancomunidad contratará a un técnico gascófono que tendrá que realizar el mismo trabajo que sus homologos euskaldunes, es decir organizar actos culturales y fomentar el uso de esta variante de la lengua ocitana en los municipios que unen Las Landas y el País Vasco.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120