Becarios precarios

Peio Akesolo Getxo - Jueves, 11 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:02h

El mediático cocinero Jordi Cruz abrió la caja de Pandora cuando aseguró que sin la presencia de becarios que no cobran, sus locales serían inviables. Rápidamente se le echaron al cuello todos los defensores de los derechos de los trabajadores, rasgándose las vestiduras y asegurando que eso era explotación. No seré yo quien justifique el trabajo no pagado de esos aprendices de cocineros en los templos de la gastronomía junto a los popes de la cocina mundial. Es una fase de aprendizaje que los aspirantes pasan gustosos, como ocurre en otras muchas profesiones. Medios de comunicación han utilizado sus másteres, que valen una pasta, para reclutar después personal que hacía el trabajo gratis durante la época estival. Ingenierías de renombrado prestigio emplean con costes mínimos a licenciados recién salidos de la Universidad que participan en los proyectos de la firma. Y así en multitud de profesiones. Profesores, puericultores, farmacéuticos... Todos pagan un peaje en sus primeros años como mano de obra en el trabajo. Y ninguno reniega de su condición. Buscan experiencia y la mejor academia para conseguirla. Nadie cobra por aprender.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120