El pasado martes

El fiscal adjunto de EE.UU. amenazó con dimitir tras el despido del jefe del FBI

Después de que la Casa Blanca dijera que él fue quien impulsó el despido

EFE - Jueves, 11 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 18:43h

El subfiscal general de EEUU, Rod Rosenstein.

El subfiscal general de EEUU, Rod Rosenstein. (EFE)

Galería Noticia

El subfiscal general de EEUU, Rod Rosenstein.

El fiscal general adjunto de Estados Unidos, Rod Rosenstein, amenazó con dimitir después de que la Casa Blanca dijera que él fue quien impulsó el despido del director del FBI James Comey, aseguraron funcionarios gubernamentales a medios locales.

WASHINGTON. Rosenstein se molestó cuando la Casa Blanca empezó a señalarle como la persona que había recomendado al presidente estadounidense, Donald Trump, que despidiera sin previo aviso a Comey el martes, según fuentes gubernamentales anónimas citadas hoy por medios como ABC News y "The Washington Post".

El "número dos" del Departamento de Justicia se encargó de elaborar un memorando de tres páginas para explicar las razones del despido del director del FBI, un documento que la Casa Blanca afirmó desde el principio que fue lo que llevó a Trump a concluir que Comey debía ser destituido "con efecto inmediato".

Sin embargo, funcionarios de la Casa Blanca declararon al diario "The Washington Post" que Trump ya había decidido destituir a Comey cuando habló el lunes con Rosenstein y con el fiscal general, Jeff Sessions, por lo que el informe solo servía para explicar las razones del despido.

En una entrevista en la cadena ABC, la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, indicó hoy que "no estaba al tanto" de que Rosenstein hubiera contemplado dimitir.

La portavoz explicó que Trump había estado considerando despedir a Comey durante meses, posiblemente incluso antes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre pasado, pero que el testimonio en un comité del Senado del jefe del FBI el 3 de mayo fue el "catalizador final".

Entonces, Comey dijo que sentía "náuseas" al pensar que su investigación a la demócrata Hillary Clinton pudo repercutir en el resultado de los comicios.

No obstante, Comey afirmó ayer, en una carta dirigida a sus compañeros del FBI, que no iba a obsesionarse en cómo su despido había sido ejecutado.

"No voy a gastar tiempo (pensando) en la decisión o en la forma en que se ejecutó. Espero que vosotros tampoco. Lo que está hecho, está hecho;estaré bien, aunque os echaré de menos, a vosotros y a nuestra misión, profundamente", señaló el exdirector en su breve misiva, de unas 180 palabras.

"En tiempos de turbulencia, el pueblo estadounidense debe ver al FBI como una garantía de competencia, honestidad e independencia", añadió.

En el texto, no comentó los motivos de su salida o cómo se siente al respecto y se limitó a decir: "He creído durante mucho tiempo que un presidente puede despedir a un director del FBI por cualquier razón, o por ninguna razón en absoluto".

El motivo oficial del despido de Comey es la mala gestión que hizo de la investigación sobre el uso por parte de Hillary Clinton de servidores de correo privados para comunicaciones oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Esta destitución ha provocado una tormenta política en el país, dado que era el encargado de encabezar la investigación sobre la supuesta interferencia de Moscú en los comicios estadounidenses y la relación entre funcionarios rusos y miembros de la campaña electoral de Trump.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120