VI Concurso de Gin Tonic de Bilbao-Bizkaia

El arte de apurarse un ‘Doble vida’ hasta la última gota

Yeiner Guerra, del Gran Casino Bilbao, se impone en el VI Concurso de Gin Tonic de Bilbao-Bizkaia

Jon Mujika - Jueves, 11 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Los cinco finalistas, junto a Jorge Aio, gerente de BilbaoCentro.

Los cinco finalistas, junto a Jorge Aio, gerente de BilbaoCentro. (Pablo Viñas)

Galería Noticia

Los cinco finalistas, junto a Jorge Aio, gerente de BilbaoCentro.

Bilbao- Allá en uno de los salones nobles de la Sociedad Bilbaina, bajo las atentas miradas de lienzo de los retratos de los prohombres que adornan sus muros -uno juraría que le vio a más de uno relamerse los bigotes, pero será cosa del espejismo...-, cuatro mujeres y un hombre preparan sus herramientas como un cirujano dispone el instrumental sobre la mesa quirúrgica: con minuciosa precisión. Son los cinco finalistas del sexto Concurso de Gin Tonic de Bilbao-Bizkaia, organizado por BilbaoCentro. En apariencia no les sudan las manos ni les tiembla el pulso;hablan como catedráticos de barra de bar y se mueven como químicos de laboratorio, con unas gotas, con dedales y pulsos firmes para que las dosis y medidas casen a la perfección. ¿El propósito...? Preparar el mejor reconstituyente de sus vidas, un quitapenasque cura la melancolía: el sacrosanto gin-tonic.

Estaban llamados a la gloria de la cofradía de los Santos Bebedores la mano de santo de Yeiner Guerra (Gran Casino Bilbao), a la postre la más hábil de la noche, la ganadora;la mano de piedra de Andrea Salvani (Nikkou, Algorta), quien quedó en segundo lugar;y las manos de obra de Marta Vallejo (La Ribera);Garazi Arroyo (Kampantxu) e Iraide Bayón (La Roca). Les vigilaban, con ojos de águilas, los cuatro integrantes del jurado, desde Gonzalo Parras procedente de ese Harvardde la gastronomía que es el Basque Culinary Center;Alejandro Cepeda, comendattorede la Escuela de Hostelería de Galdakao;Aingeru Etxebarria, un selfmade manque regenta unaescuela de cocina con su mismo nombre y Noelia Serna, procedente de Musutruk. Tuvieron dura y refrescante tarea.

La conclusión fue unívoca: merece la pena practicar el arte de apurarse un Doble vida hasta la última gota. Así se llama el gin-tonic que preparó Yeiner, un Doble vidaque sirve para apagar penas triples, que diría el chirene. ¿Se siente usted capacitado, llamado por el don de esos dioses que agitan los dados de hielo en las cocteleras...? Ahí les dejo la receta original: ginebra Gin Mare, licor de Mallorca, bitter Orange, tónica 1724 y twist de Naranja. Hay que tener la mano de Yeiner, claro. Esa es la dificultad.

¿Les ha parecido sofisticada la mezcla...? Ni les cuento el Shisokorique preparó Andrea Salvani para detenerse apenas a un centímetro de la línea de meta. El bueno de Andrea preparó su gin-tonic con ginebra Akori, licor de choya extra shiso, tónica Fever-Tree Mediterranean, jengibre fresco, cardamomo y corteza de Kumquat. Solo con leer la receta ya marean las palabras. ¡Ni les cuento lo que pueden pasarle si se toma dos!

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120