DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Alavés 1 - Athletic 0

El no de Aduriz marca la derrota del Athletic

El desacierto de la gran referencia del Athletic, que pierde su primer derbi, encarna el fracaso del colectivo de Valverde, que no acertó en sus decisiones tras el tanto de Theo

Pako Ruiz - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Aritz Aduriz, con las manos en la cabeza, se lamenta tras desaprovechar una ocasión de gol.

Aritz Aduriz, con las manos en la cabeza, se lamenta tras desaprovechar una ocasión de gol. (Foto: Oskar Martínez)

Galería Noticia

Aritz Aduriz, con las manos en la cabeza, se lamenta tras desaprovechar una ocasión de gol.

Su rostro era un poema segundos después de que Theo Hernández batiera a Kepa Agirrezabalaga, que nada pudo hacer para impedir que el misil del marsellés entrara en su portería. Aritz Aduriz bajó la cabeza. La meneó de izquierda a derecha, de derecha a izquierda. Como preguntándose qué había ocurrido. La imagen del donostiarra encarnaba el fiasco al que se encaminaba el Athletic, que había sido superior durante 53 minutos y que a partir del tanto del lateral alavesista se desenchufó del derbi por arte de magia, como un azucarillo, en un gesto de resignación cristiana que despistó al personal athleticzale, que se llevó un disgusto monumental que complica, y mucho, las opciones del conjunto rojiblanco de evitar la pedrea, que curiosamente está en manos del Alavés, o mejor dicho, del Barça, que debe conquistar el título de Copa para que el séptimo clasificado en liga se meta en el Europa League, aunque lo haga desde el mes de julio, obligado a disputar dos eliminatorias previas.

Aduriz asumía lo que se le venía encima. Se trataba de un asunto personal. De un debate con su conciencia. La gran referencia del Athletic debió reconocer que fue su partido del no. En un momento tan determinante como el de ayer, lo que acentúa su enfado. El pichichi rojiblanco es inconformista y muy exigente consigo mismo. Su genética le ha llevado a ser quien es a día de hoy a sus 36 años de edad. Porque Aduriz, tan salvador y tan impactante en la mayoría de sus actuaciones en los últimos tiempos, se debió sentir como uno de los causantes de que su equipo no sacara nada positivo de Mendizorrotza. Las dos oportunidades clarísimas de que dispuso, sobre todo la que tuvo a los 29 minutos, y que desperdició fueron claves para explicar la derrota de los leones, que truncan su racha de cuatro victorias consecutivas.

El líder del grupo falló y, por tanto, penalizó al grupo, incapaz de reaccionar tras el gol de Theo, majestuoso en su único golpeo. Aduriz remató en cinco ocasiones y no vio puerta, por lo que es noticia, aunque toque la vertiente negativa. Se estrenó en el minuto nueve tras un centro bombeado de De Marcos en el que se elevó y cabeceó a las manos de Pacheco. A los 23 cazó un servicio lejano de Yeray, marcó los tiempos y dibujó un cabezazo que obligó al meta alavesista a sacar una mano prodigiosa. Pero lo peor estaba por llegar. A los 27, Muniain armó una contra en la que asistió al ariete, pero este la cruzó demasiado cuando se la pedía Williams. 120 segundos después, Balenziaga, en su único centro meritorio, se la puso y Aduriz falló lo que no suele fallar ante la desesperación de todos, que ya cantaban el gol. La última la tuvo ya con el 1-0 en el marcador, pero otro centro de De Marcos lo cabeceó forzado a las manos de Pacheco.

DOS CARASAduriz no acertó en el golpeo, como tampoco lo hizo Williams, que sigue negado con el gol. Son reflejos del Athletic bipolar que ejerció ayer en Mendizorrotza para satisfacción del Alavés, que, como se sabe, se la tiene jurada a la entidad bilbaina. El dato es llamativo y que asoma su punto de sorpresa. El conjunto rojiblanco no ha sabido hacer gol alguno al Glorioso en sus cuatro últimos enfrentamientos, los dos de la campaña 2005-06 y los dos de esta, y en tres de ellos ha jugado el donostiarra, que curiosamente sí se salió en su debut como jugador del Valladolid, gracias al hat-trick que firmó en feudo alavesista (2-4), entonces en Segunda División.

Valverde, que tampoco tuvo su día a la hora de tomar decisiones tras el tanto de Theo, reconoció que la dolorosa derrota se razona en la falta de pegada. “No hemos estado muy acertados en la definición y eso nos ha penalizado”, reflexionó el técnico, que quizá se arrepintió de su decisión de dejar en casa a Susaeta a tenor de su segundo argumento: “Con el gol se han metido atrás y con el apoyo de su gente, nos hemos metido demasiado arriba y hemos intentado hacer buenos centros”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120