DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
en el caso están imputados tres ertzainas

La Fiscalía pide el archivo del 'caso Cabacas' al no determinarse el autor del pelotazo

EUROPA PRESS - Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 14:32h

Los padres de Iñigo Cabacas, Manuel y Fina, acompañados de su abogada, Jone Goirizelaia, ayer ante el Palacio de Justicia.

Los padres de Iñigo Cabacas, Manuel y Fina, acompañados de su abogada, Jone Goirizelaia, ante el Palacio de Justicia. (José Mari Martínez)

Galería Noticia

Los padres de Iñigo Cabacas, Manuel y Fina, acompañados de su abogada, Jone Goirizelaia, ayer ante el Palacio de Justicia.

La Fiscalía Provincial de Bizkaia ha pedido el sobreseimiento provisional del 'caso Cabacas' en el que estaban imputados tres ertzainas por supuesto homicidio con imprudencia grave por el pelotazo de goma que mató al aficionado del Athletic Iñigo Cabacas en abril de 2012, al "no poder determinarse" quién realizó el disparo que acabó con su vida.

BILBAO. En un informe fechado ayer, el Ministerio Fiscal, al pedir el sobreseimiento de las actuaciones, se posiciona en contra del criterio de la jueza instructora del caso, que, en un auto fechado el pasado 31 de marzo, imputó a tres mandos de la Ertzaintza por un delito de homicidio por imprudencia profesional.

En su informe, la Fiscalía argumenta que pese a "los esfuerzos realizados a lo largo de la extensa y pormenorizada instrucción realizada no ha podido determinarse el autor directo" del disparo que acabó con la vida de Cabacas.

"Tampoco -continúa- se han podido determinar otras formas de autoría que darían lugar a un reproche en el ámbito penal, sin perjuicio de la responsabilidad patrimonial que tiene la Administración pública por el funcionamiento normal y/o anormal de los servicios públicos".

Los agentes imputados actuaron como mandos responsables de tres furgonetas antidisturbios que intervinieron en los incidentes registrados el 5 de abril de 2012, al término de un encuentro entre el Athletic y el Schalke 04 alemán.

Estas furgonetas acudieron a un callejón de la calle María Díaz de Haro, donde supuestamente se produjeron los incidentes y donde cayó malherido Iñigo Cabacas tras recibir un pelotazo disparado por la Ertzaintza.

La jueza titular del Juzgado de instrucción número 10 de Bilbao, que instruyó la investigación, consideró en su auto que "concurren indicios racionales del delito de homicidio por imprudencia profesional" en el caso de un oficial y dos suboficiales de la Ertzaintza que estaban la noche de autos al mando de tres furgonetas antidisturbios, que dispararon pelotas de goma "generando un riesgo inadmisible, que se materializó con el fatal resultado, cuando precisamente su función era garantizar la seguridad ciudadana".

En su análisis de las posibles responsabilidades de los agentes imputados, La Fiscalía considera, en relación a dos de ellos, que "no es posible determinar" que el fallecimiento de Cabacas se produjese como consecuencia de la orden de disparar efectuada por ellos ya que la pelota que acabó con la vida del joven pudo ser disparada por cualquier agente perteneciente a dichas furgonetas u otras distintas a las que estaban bajo su mando.

En el caso de uno de ellos, además, "existen dudas razonables" de que diera la orden de disparar, según indica.

Respecto al tercer imputado, un oficial de la Ertzaintza que el día de los hechos dirigía una dotación de cuatro furgonetas, una personalmente y otras tres junto con sus respectivos mandos, la Fiscalía señala que en este caso se le está imputando un delito de homicidio por imprudencia cometido en comisión por omisión, que, a su juicio, no queda acreditado.

Tras recordar que en el auto judicial se hace referencia a la "total inacción del oficial", el Ministerio Fiscal considera que este hecho "no es suficiente" para imputarle dicho delito ya que "se debe probar que el comportamiento debido habría evitado el resultado, con una probabilidad rayana en la certeza".

En su opinión, este extremo no queda acreditado ya que "ni siquiera se puede determinar cómo el agente podría haber paralizado unas cargas que se estaban produciendo" en la zona de los hechos.

En su informe, la Fiscalía señala que "es cierto" que la noche de los hechos hubo disparos realizados "al margen de los protocolos de actuación", pero indica que en la fase de instrucción no ha quedado acreditado que "todas las cargas fueran realizadas al margen de dichos protocolos ya que es posible que disparos que se realizaron en la zona pudieron ajustarse a los principios de proporcionalidad y legalidad, siendo necesarios los mismos para cortar los graves incidentes que se estaban produciendo".

Por otra parte, la Fiscalía muestra su conformidad con la decisión de la jueza instructora de sobreseer las actuaciones en relación a otros tres ertzainas al considerar que "ningún dato objetivo determina que el disparo de estos agentes que han reconocido haber disparado con pelota de goma fuese el que impactó en Iñigo Cabacas".

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120