grupo de automoción vasco

CIE prevé el mejor año de su historia tras ganar 55 millones

Antón Pradera seguirá de presidente pero ya no será ejecutivo en 2018

Xabier Aja - Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Jesús María Herrera y Antón Pradera.

Jesús María Herrera y Antón Pradera. (José Mari Martínez)

Galería Noticia

Jesús María Herrera y Antón Pradera.

BILBAO- Los accionistas del grupo de automoción vasco CIE Automotive no ocultaron ayer en la junta general celebrada en el Euskalduna de Bilbao su satisfacción por la buena marcha de la compañía pues, según señaló su presidente Antón Pradera, “todo va mejor de lo que nos habíamos imaginado”. Palabras que fueron ratificadas por el consejero delgado, Jesús María Herrera Barandiaran, al comunicar los resultados del grupo en el primer trimestre de este 2017, periodo en el que CIE Automotive ha obtenido un beneficio neto de 54,9 millones de euros, lo que supone un notable incremento del 47% respecto al año anterior y un nuevo récord de ganancias para la empresa, que supera así las expectativas del mercado.

Para Jesús María Herrera, 2017 va a ser “el año de la historia de CIE de mayor crecimiento de ventas y resultados”. De hecho la facturación trimestral ha alcanzado los 863 millones de euros, un 31% más que en 2016, en un periodo en el que destacó especialmente el crecimiento orgánico de la división de automoción, de más del 17%, en un sector que ha crecido globalmente al 6%.

El resultado bruto o Ebitda se situó en 130 millones de euros, un 35% más que en el primer trimestre del ejercicio anterior, mientras que el beneficio operativo (Ebit) ascendió a 92,2 millones, un 41% más.

Con estos datos encima de la mesa, el consejero delegado afirmó que “CIE es un proyecto en crecimiento sostenido y rentable” y la empresa “demuestra” que puede cumplir los objetivos fijados en el Plan Estratégico 2016-2020 antes de lo previsto, con lo que se encuentra en condiciones de adelantar a 2019 el “objetivo clave de duplicar beneficios”, tal y como se comunicó en su día a los accionistas. Y la trayectoria de los últimos años lo demuestra pues en 2014 la compañía ganó en el primer trimestre 19 millones y en este 2017 el beneficio neto se ha elevado hasta los 55 millones de euros.

Antón Pradera defendió la filosofía de la compañía que es “una empresa cotizada que piensa en el lago plazo. Aquí nadie piensa en desinvertir a los 3-4 años”.

Para Pradera, el objetivo de los que trabajan en CIE Automotive es que esta sea “una compañía importante a 5, 10 o 15 años vista”.

El presidente de CIE Automotive, Antón Pradera, señaló que el modelo de la empresa le permite “mitigar riesgos y aprovechar al máximo la situación del sector en cada una de las geografías”. Siempre pensando en el largo plazo y tras recordar que la empresa solo reparte como dividendo un tercio del beneficio indicó que a partir de 2018 será presidente no ejecutivo de CIE dejando la gestión ejecutiva en manos del consejero delegado. “Queremos cumplir con las mejores prácticas de gobierno corporativo” afirmó.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120