De Urdaneta a Europa

Pablo Paredes, que debutó en el colegio vizcaino, ficha por el Naturhouse La Rioja, que juega competición continental

Un reportaje de Nagore Marcos - Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

El lateral getxotarra milita en el Sinfin cántabro.

El lateral getxotarra milita en el Sinfin cántabro. (Foto: Balonmano Sinfin)

Galería Noticia

El lateral getxotarra milita en el Sinfin cántabro.

CUANDO de pequeño Pablo Paredes (Getxo, 1995) se entretenía en el patio de Urdaneta, lo hacía con un balón de fútbol. Lo habitual. Sin embargo, la gran tradición de este colegio vizcaino por el balonmano hizo que se aficionara al parqué y la pega. Y no lo hacía mal. Su gran envergadura y su gran capacidad de lanzamiento enseguida le hicieron destacar. Así que se marchó primero a Barakaldo, donde pugnó por ascender a División de Honor Plata, y después a Gijón, donde debutó en Asobal. Ahora, asentado en la máxima categoría, Paredes está inmerso en la desesperada lucha del Balonmano Sinfín por mantenerse en Primera. El conjunto santanderino es colista, a tres puntos de la salvación. Y el lateral, como su máximo goleador en esta temporada, ha decidido echarse el equipo a la espalda: “En los últimos partidos no he podido aportar todo lo que puedo y el equipo se ha resentido. Podríamos hacer sacado más puntos sino hubiera tenido ese bajón”, se lamenta.

Sin embargo, a pesar de ese decaimiento, hace dos semanas saltó la noticia: Paredes será jugador del Naturhouse La Rioja la próxima campaña. De hecho, el propio getxotarra lo reconoce “aunque todavía no esté todo cerrado”. Se trata de un gran paso para este lateral de 22 años que, aunque tuvo varias ofertas sobre la mesa, no dudó un segundo en aceptar la propuesta del conjunto entrenado por Jota González. “Es un equipo que trabaja bien, que está en los puestos de arriba y que juega en Europa. Pero sobre todo me voy por el técnico, que creo que me puede ayudar a crecer porque voy con la única ilusión de mejorar”, argumenta. Y es que en estos momentos Paredes se encuentra en el último año de la carrera, Ingeniería en Tecnología Industrial, por lo que la próxima temporada, “será más de balonmano, más de entrenar. Más exigente”. Es más, gracias a este fichaje, el getxotarra debutará en competición continental, algo que le entusiasma: “A todo el mundo le ilusiona viajar y jugar fuera. Creo que tengo nivel para ello, pero todavía tengo que demostrarlo”, concluye.

Ahora, la permanenciaAunque el Sinfín acumula tan solo una victoria en esta segunda vuelta, Paredes todavía cree en el milagro de la permanencia en Asobal: “Está complicado, pero aun tenemos opciones de mantenernos”. Y es que el club cántabro todavía tiene que enfrentarse a sus dos rivales directos de la zona roja -Morrazo y Villa de Aranda- y, de ganarles, estaría tocando la ansiada salvación. Así que ese es ahora el objetivo de Paredes, acabar en puestos de permanencia en la que es su segunda temporada en el Sinfin. Y la última.

Zuazo-Gran canaria

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120