Josep María Margall exjugador del joventut y plata en los angeles’84

“Tenemos que enseñar a los jugadores jóvenes a meter porque tirar, tiran todos”

Josep María Margall, leyenda del Joventut y de la selección española, ofreció ayer en Bilbao un clinic sobre el tiro, su especialidad, con motivo del Campeonato de España junior

Roberto Calvo - Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Margall, durante el clinic de ayer en Miribilla.

Margall, durante el clinic de ayer en Miribilla. (Foto: José Mari Martínez)

Galería Noticia

Margall, durante el clinic de ayer en Miribilla.

Bilbao- La figura de MatracoMargall remite al baloncesto de los 80, a aquellas madrugadas del verano de 1984, pero él no se ha alejado del baloncesto moderno. Entrena al junior del Mataró y dirige un campus de tiro en el que instruye a los jóvenes sobre el arte de tirar y meter.

Ha venido a Bilbao a hablar del tiro. Nunca está de más hablar de ello.

-Hace ya diez o doce años que vine a Bizkaia a dar una charla y la Asociación Vasca de Entrenadores me pidió si podía volver y yo encantado, porque me gusta seguir el baloncesto de estas edades. Lo importante no es el tiro, es meterlas. Los que marcan la diferencia son los que las meten y de lo que se trata es de enseñar a los chicos jóvenes a meter porque tirar, tiran todos.

¿Y es motivo de preocupación que en este campeonato, en general, esté habiendo bajos porcentajes?

-Es algo propio de la edad, pero me fijo más en la mecánica del tiro y veo bastantes detalles que se pueden corregir. Siempre digo que la diferencia entre un buen jugador y un gran jugador están en esos detalles del gesto técnico a los que no damos importancia.

¿Y cómo se enseña? El tiro requiere paciencia y repetición, dos virtudes que no abundan.

-El tiro es el fundamento más difícil de corregir porque a partir de los 15 años, más o menos, es fundamental la fuerza de las piernas. Hasta esa edad muchos meten porque tiran solos y por simple puntería, pero más adelante padres y madres se dirigen a ti preocupados porque su hijo o hija ha dejado de meter. Es muy simple: cuando tienes que tirar más rápido, aparecen todos los defectos. Por eso es muy importante que en estas edades se adquiera una buena técnica que te permita tirar siempre igual y ser regular. Y cuando fallas es importante saber por qué has fallado.

¿Diría que en su época había mejores tiradores que ahora? ¿O suena demasiado nostálgico?

-Tiradores muy buenos ha habido siempre, antes y ahora. Pero nosotros entrenábamos mucho menos que ahora. Igual el problema es que, en tantas horas en cancha tirando, no se pone el énfasis en estos pequeños detalles que te puedan dar una mejora importante. El tiro requiere horas y horas, pero sobre todo hay que entender el tiro para saber por qué fallas o que alguien te lo explique. Yo tuve la suerte de que me enseñó Eduardo Kucharski, que estuvo de seleccionador en los Juegos de Roma de 1960 y aprendió de los estadounidenses. Él, luego, lo enseñó a Buscató, a Emiliano, a Santillana, a Filbá, a Epi, a mí y a varios más... Y creo que todos éramos bastante buenos tiradores.

Parece que el físico se ha llevado todo por delante.

-Puede ser, lo hemos comentado en la grada que ahora o haces un mate o tiras de tres. No hay muchos jugadores que dividan, se paren y tiren o la pasen. Todos quieren llegar hasta el aro porque creen que pueden. Ahora también se piensa menos en la cancha, lo dejamos todo a la fuerza física. Pero se olvida que la fuerza se iguala y lo que distingue es la técnica individual, que si a estas edades la aprendes bien, no se olvida nunca.

Un jugador como Stephen Curry es una excepción.

Es pequeño, talentoso... Es como Llull, o Navarro, que ven el aro muy grande. Este tipo de jugador claro que ayuda a entender lo que digo. Hay dos baloncestos: el de lo que saben tirar y el de los que no. Si eres buen tirador, es más fácil asistir, penetrar y jugar a baloncesto, en definitiva. Si no eres buen tirador, te flotan y no tienes espacio para hacer lo otro y dudas. Y las indecisiones son malas. Si estás solo, tira.

¿En qué jugador de ahora se ve reflejado Josep María Margall?

-Nunca lo he pensado porque ha pasado mucho tiempo y el juego ha cambiado. Disfruté mucho en aquella época y ahora me lo paso muy bien viendo este tipo de campeonatos.

¿Sería partidario de alejar la línea de tres y de ampliar la cancha, como muchos reclaman?

-Lo de ampliar la cancha es posible, pero lo de la línea no lo veo necesario. Si la pusieran más lejos, los jugadores enseguida le cogerían el truco para lograr sumar más. A nosotros al volver de los Juegos de Los Angeles nos pusieron la línea de 6,25 que parecía algo revolucionario y no tardamos en sacarle provecho. Luego, la pusieron a 6,75 y pasó lo mismo. Al final, el jugador sabe lo que necesita y trabaja para aprovecharlo al máximo.

las claves

“El tiro requiere meter horas y horas, pero también hay que entenderlo. Cuando fallas es importante saber por qué has fallado”

semifinales de alto nivel

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120