ELECIONES EN FRANCIA

El voto protesta de la izquierda radical, un riesgo para Macron

EFE - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 17:33h

El socioliberal Macron, la ultraderechista Le Pen, el conservador Fillon y el izquierdista Mélenchon son los favoritos para pasar a la segunda vuelta de las presidenciales.

El 7 de mayo se celebra la segunda vuelta de las elecciones francesas

Galería Noticia

El socioliberal Macron, la ultraderechista Le Pen, el conservador Fillon y el izquierdista Mélenchon son los favoritos para pasar a la segunda vuelta de las presidenciales.

El voto protesta de la izquierda radical de Jean-Luc Mélenchon, cuyos militantes abogaron hoy por el sufragio "blanco o nulo", amenaza con debilitar al socioliberal Emmanuel Macron, quien se disputa la presidencia de Francia el 7 de mayo ante la ultraderechista Marine Le Pen.

PARÍS. Los resultados de la consulta pública en internet del movimiento La Francia Insumisa, divulgados hoy, en la víspera del debate televisivo entre ambos candidatos y después de estar una semana en línea, han añadido incertidumbre a los comicios.

De los 243.128 seguidores que participaron -un poco más de la mitad de los inscritos-, el 36,12 % se pronunciaron por el "voto blanco o nulo", un 34,83 % por Macron y el 29,05 % por una abstención.

El voto al Frente Nacional de Le Pen estaba excluido de las opciones de voto.

Según los analistas, estos resultados son un síntoma de que la abstención y los votos nulos o blancos pueden ser elevados, situación que podría desembocar en un triunfo de la dirigente eurófoba el 7 de mayo, pues es la que tiene entre sus filas un menor índice abstencionista.

En su comunicado, La Francia Insumisa afirmó que "no se trataba de dar una consigna de voto, pero sí reflejar la opinión de los insumisos sobre su opción en la segunda vuelta" de los comicios.

Tanto el favorito Macron, que sumó en el primer turno del 23 de abril 8,6 millones de votantes, o 24,03 %, como Le Pen -7,6 millones, 21,3 %- tienen en los votantes de Mélenchon un determinante caladero de votos.

Mélenchon, carismático exministro socialista, obtuvo en la primera vuelta del 23 de abril 7 millones de sufragios, casi un 20 % de los que fueron a votar.

Le Pen ha intentado seducirles con su propuesta "anti-sistema", contra la "globalización salvaje" y "los poderes financieros", a la que ha añadido preocupaciones ecológicas.

Según un sondeo diario de Ifop, un 13 % de los votantes de Mélenchon están listos para votar por la ultraderechista. Sin embargo, otra encuesta, de Elabe, eleva ese apoyo al 23 %.

Macron, un proeuropeo con apoyo en las clases más ilustradas, todavía seduce a más electores de Mélenchon que Le Pen, que atrae a las capas populares, aunque esa diferencia no es tan amplia como hace una semana.

El candidato socioliberal y el político izquierdista no han sintonizado y se han criticado mutuamente.

Macron lamentó no contar con una consigna de voto a favor de él para frenar a Le Pen, mientras Mélenchon le pidió, sin éxito, que retire de su programa la reforma laboral como condición para que sus electores se puedan movilizar y votarlo.

El dirigente de La Francia Insumisa ha sido también muy criticado por cargos del centroderecha y los socialistas por no haber dado una consigna de voto clara contra Le Pen y en favor del candidato centrista.

Muchos le achacaron que en 2002, todavía como militante socialista, instase a votar al conservador Jacques Chirac ante el ultraderechista Jean-Marie Le Pen, padre de Marine Le Pen, "con pinzas en la nariz".

"Es extremadamente chocante no tener una posición más clara hacia el Frente Nacional", subrayó la alcaldesa de París, la francesa de origen español, Anne Hidalgo, en una entrevista con un grupo de medios europeos.

Para la regidora socialista, "hay una gran banalización del Frente Nacional" de Marine Le Pen, y recordó que "existen vínculos entre los colaboracionistas con los nazis y los fundadores del partido".

A pesar del avance de la ultraderechista en las encuestas -cinco puntos, según algunos sondeos-, el antiguo banquero Macron aún cuenta con un colchón en los apoyos, al tener una intención de voto de en torno al 60 %, frente al 40 % de Le Pen.

En la víspera del único debate previo a los comicios del 7 de mayo, Macron y Le Pen envainaron las armas y tuvieron una jornada discreta sin grandes actos públicos.

El socioliberal, de 39 años, recibió dos nuevos apoyos, el de la asociación de alcaldes rurales de Francia y del exministro de Finanzas griego Yanis Varufakis.

En una columna en "Le Monde", el intelectual de la izquierda radical recordó que Macron, titular de Economía entre 2014 y 2016, fue el único ministro preocupado en ayudar a Grecia en la renegociación de su rescate a mediados de 2015.

Hoy mismo, el candidato conservador François Fillon, derrotado en la primera vuelta (20 % de apoyos), instó a sus votantes a votar contra Le Pen, pues su proyecto "empobrecerá" de "forma irremediable" a Francia y aislará al país.

Sin embargo, la actriz Brigitte Bardot demandó en las redes sociales "no votar a Macron", porque su proyecto no se preocupa del maltrato animal.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120