De puente en el campo de Turtzioz

El estándar racial de los perros villanos se define en una concurrida feria ganadera local

Un reportaje de Elixane Castresana - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:02h

A lomos de un caballo en la feria. Fotos: E. Castresana

A lomos de un caballo en la feria. (Fotos: E. Castresana)

Galería Noticia

A lomos de un caballo en la feria. Fotos: E. Castresana

En algunos puestos agotaron el género antes de que la feria cerrara sus puertas. La coincidencia del 1 de Mayo en lunes animó la asistencia al Pottoka Eguna, que reivindicó las razas autóctonas. Además de los menudos caballos que dan nombre al encuentro de ganaderos locales, los perros villanos también fueron protagonistas de la jornada. Más de cuarenta canes participaron en la tercera edición de un concurso que sirvió también para tomar muestras de ADN de cara a supervisar los árboles genealógicos evitando la consanguinidad y sentar las bases del futuro estándar racial.

“Hace muchos años en Tur-tzioz ya había un certamen de perros villanos”, explicó el alcalde, José Manuel Coterón, quien se felicitó por la asistencia. Signo de que “el sector primario del municipio sigue vivo y estamos yendo en buena dirección al realizar un gran esfuerzo por potenciar la feria”. En este contexto, el concurso de villanos cobró relevancia especial, puesto que es puntuable para el campeonato autonómico, que podría celebrarse también en la localidad encartada. Los concursantes, “la mayoría de la comarca, aunque también se han inscrito criadores de Cantabria, La Rioja o Nafarroa”, según informó el presidente de la asociación de perros villanos y Bizkaiko Pottoka, Pedro Lana.

Durante el certamen se avanzó hacia dónde evolucionará el estándar racial de los perros villanos: por una parte, se abrirá el abanico de colores en la piel para dar cabida a los tonos más negros, que “están apareciendo en muchas camadas”, y, por otro, “se subirá uno o dos centímetros la alzada”, que ahora se sitúa en 65 centímetros para las hembras y 68 en el caso de los machos. Además, deberán concretarse las características de las orejas porque “se les cortaban y ahora lo prohíbe la normativa europea”.

Los villanos están acostumbrados a proteger al ganado en los caseríos. Y el lobo es uno de los peligros que amenazan. “Provoca problemas, pero también, por ejemplo, en las áreas urbanas lo hacen los robos en los comercios”, comparó Andoni Bilbao, jefe de sección de selección y mejora ganadera de la Diputación. A su juicio, los retos del sector pasan por “ser competitivos y producir más en explotaciones mayores” en un territorio como Bizkaia, “rural en el 80% de su superficie”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120