Fernando Arana Investigador y profesor de Innovación

“Tenemos menos miedo al fracaso y por eso probamos cosas nuevas”

“Hay más vida detrás del petróleo”, sostiene este bilbaino de 18 años, cuyo proyecto para convertir las vibraciones de los trenes en energía ha sido premiado

Una entrevista de A. Rodríguez Fotografía de Oskar Martínez - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Fernando Arana.

Fernando Arana.

Galería Noticia

Fernando Arana.

Bilbao- “Me interesa seguir investigando, pero no descarto empezar un negocio”, afirma Fernando Arana, que estudia Ingeniería en Organización Industrial en la UPV, da clases en un estudio de innovación y entrena a un equipo participante en la First Lego League, el mayor desafío de robótica, ciencia y tecnología para jóvenes en el mundo.

Los jóvenes tienden a despilfarrar energía. ¿Deja las luces encendidas o predica con el ejemplo?

-En casa al menos intento apagar la luz y concienciar también a los que tengo en mi entorno.

La bombilla se le encendió en un partido del Athletic-Real Madrid.

-Partíamos de la idea de que generamos mucha energía, pero la obtenemos de recursos contaminantes, como el petróleo. Estábamos en San Mamés y dijimos: ¿Podemos convertir todo este ruido que genera la gente en energía?

Y concluyeron que...

-Vimos que eso ya ocurre en los micrófonos, que tienen una membrana piezoeléctrica. Al hablar la deformamos y generamos una señal eléctrica, pero es muy escasa. Dijimos: Si a mayor deformación en el material, mayor es la energía que recuperamos, ¿por qué no lo aplicamos en el transporte ferroviario para que los trenes con su paso generen electricidad?

Y se pusieron manos a la obra.

-Diseñamos un módulo con material piezoeléctrico que se colocaría debajo de los raíles en las estaciones. Se puede recuperar la inversión de 10 a 15 años.

¿Confía en que se implante?

-Detrás de esta investigación no solo está desarrollar el producto y llevarlo a la realidad, que es una de las intenciones, sino también concienciar a la gente de que hay más energía de la que creemos a nuestro alrededor y está en nuestra mano convertirla y recuperarla. Hay más vida detrás del petróleo.

En caso de colocarse estos módulos, ¿qué podrían iluminar?

-En la estación de metro de San Inazio se podrían colocar 800 módulos, que podrían encender 15.000 bombillas led. No se podría retroalimentar el propio tren, pero sí se podría iluminar, por ejemplo, parte de la estación.

También han calculado cuánto se reduciría la contaminación.

-Más de 12.800 kilos de CO2 al año, que es lo que se generaría si se creara esa energía con petróleo.

Su proyecto ha recibido ya unos cuantos galardones.

-Sí, ha sido premiado, entre otros, por el Ministerio de Educación, Elhuyar, Don Bosco... Hace unas semanas estuvimos en una feria en Barcelona y nos dieron tres premios. Vamos a ir a presentar el proyecto a la Mostratec de Brasil.

Desarrollando este proyecto y presentándolo en ferias ¿ha aprendido más que en el aula?

-Se aprenden muchas más cosas porque las aprendes de manera receptiva e igual en el colegio, como el fin es el examen, se te olvidan al día siguiente. Esto creo que no se me va a olvidar nunca porque a lo que investigas le estás dando una aplicación real. Hemos aprendido desde circuitos, diseño de producto, materiales...

Incluso oratoria.

-Sí, con 1a conferencia que di en TEDx y las ferias científicas, porque ya no es tener el producto, sino saber venderlo.

También forma a otros alumnos.

-En la ikastola Lauro soy profesor de la extraescolar Lego Innovation Studio y doy clase a niños de Primero a Tercero de la ESO. Hacemos proyectos científicos, les acerco un poco a la innovación, a las nuevas tecnologías...

¿Se desaprovecha mucho talento con la enseñanza tradicional?

-Eso también está en mano del propio estudiante, porque hay gente que está en Segundo de Bachiller y aún no sabe qué hacer con su vida. De eso le culpo al sistema educativo, que no fomenta la creatividad. La gente no sabe lo que le gusta, quizá por falta de tiempo, los deberes...

No obstante, hay una tendencia creciente a fomentar este tipo de aprendizaje interdisciplinar.

-Ahora hay muchas más posibilidades de las que había cuando yo estudiaba. Mi extraescolar yo no la tenía y los certámenes que hay ahora tampoco son los que yo tenía antes. Sí que he visto que ahora se fomenta mucho más eso.

Defiende que tan solo hay que ver el mundo con otros ojos. ¿Qué aporta la mirada de los jóvenes?

-Nosotros vemos las cosas desde otro punto de vista y, en teoría, tenemos la creatividad un poco más desarrollada. Las personas mayores saben mucho de unas cosas, igual los jóvenes saben mucho de otras. Incluso, al tener como más esperanza, tenemos menos miedo al fracaso y por eso probamos cosas nuevas. Igual nosotros empezamos intentando convertir sonido en energía y luego acabamos en otra cosa. Son muchas casualidades que igual un mayor no se atrevería a hacer.

Como entrenador en la First Lego League ya ha recogido sus frutos.

-El grupo de Lauro ikastola al que entreno se ha clasificado para participar en el Global Innovation Award, un premio cuyo objetivo es llevar los proyectos a la vida real. Estamos entre los 120 mejores del mundo. Han realizado un sistema de detección de animales en carretera mediante sensores que detectan movimiento de calor, envían una señal luminosa y avisan al conductor por GPS de su presencia para evitar accidentes.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120