Josu Ximun Billelabeitia Guitarrista y cantante de belako

“Cualquier concierto es importante, salimos a ganar en todos”

El grupo ha recibido el premio al mejor directo del Estado español en los galardones MIN de la Música Independiente

Una entrevista de Andrés Portero Fotografía Iñaki Billelabeitia - Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Belako

Belako

Galería Noticia

Belako

BILBAO- Con solo dos discos y un par de EPs, los vizcainos Belako, de Mungia, se han convertido en una de las bandas de rock principales de la escena alternativa estatal en el último lustro. Lo prueba la repercusión de su última gira, la de presentación de su disco Hamen (Mushroom Pillow), que les ha encumbrado con el galardón al mejor directo del Estado español en los recientes Premios MIN de la Música Independiente. “Es la hostia que nos premien por lo que más nos gusta hacer”, según el grupo. “Seguimos en un aprendizaje constante”, explica su guitarrista y cantante, Josu Ximun Billelabeitia, en esta entrevista.

No es el primer premio que recibe el grupo, pero ¿qué importancia le dan? ¿Especialmente al hecho de que es un premio en directo y que en una primera fase había por medio una votación popular?

-El premio al mejor directo ha sido muy importante para nosotros. Llevamos casi seis años tocando sin parar y hemos trabajado mucho en este ámbito. Cuanto más tocamos, más intuitivo y natural se nos hace ejecutar las canciones. Eso hace que nos olvidemos de pensar en qué acordes tenemos que tocar y conectemos con el público de forma muy directa.

El galardón de ‘El Ojo Crítico’ también fue importante en su carrera, ¿verdad?

-Ese fue un reconocimiento de categoría porque es un premio que engloba toda la música moderna, y fue la primera vez que recibíamos un galardón que no fuera por ser un grupo revelación. Nos pilló muy de sopetón y nos dio una grata sorpresa.

El premio es el colofón a una larga gira de presentación de ‘Hamen’. Se han cansado de dar conciertos, buena parte de ellos fuera de Euskal Herria. Se ha producido un salto cuantitativo evidente respecto a la primera gira, ¿no?

-Hemos dado como un centenar de conciertos en esta gira, 23 de ellos en Euskal Herria. No nos podemos quejar de nada, porque por lo general las salas estaban bastante llenas y el público ha sido muy cálido siempre. También ha sido nuestra primera toma de contacto con países como Reino Unido, Portugal, Alemania y México. Parece que la cosa nos ha gustado y se ve que pronto volveremos al extranjero. Además, nosotros notamos muchas mejoras internamente. Todos estos bolos seguidos, viajes a planetas desconocidos y arriesgar con repertorios poco convencionales hacen que sigamos en constante aprendizaje y no nos estanquemos.

De los bolos que os faltan imagino que el especial será el del FIB de Benicàsim, ¿no? Estar allí seguirá siendo importante para una banda como la suya.

-El FIB es un festival muy grande y tiene mucha repercusión. La última vez que estuvimos dimos un bolazo y disfrutamos mucho del festi, pero para nosotros todos los conciertos son igual de importantes. Es verdad que cuando tocamos en casa nos ponemos más nerviosillos, porque tenemos a todos los conocidos viéndonos, pero salimos a ganar en todas las ocasiones, con defensa de tres.

Y de los bolos ya realizados, ¿hay alguno especial por alguna razón? En el último Bilbao BBK Live la montaron gorda.

-En Kobetamendi se lió parda, sí. Igeldo, en el Donostia Kultur Festibala, también fue gordo. En la sala Le Bukowski volvimos a dar un bolo sorpresa y se volvió a petar. Las fiestas de Arrate, en Eibar, también fueron muy, muy especiales. Creo que en Euskal Herria no lo hemos pasado nada mal. Con el público que tenemos está todo ganado.

¿Y cómo han vivido esa primera experiencia internacional?

-También hemos vivido muchos momentos especiales fuera. Edimburgo o Bristol fueron una pasada. Todo los bolos por Alemania, igual. No tardamos en regresar y volvimos a disfrutarlo como si fuera la primera vez.

Imagino que tocar recientemente delante del ‘Guernica’ de Picasso también lo sería.

-Conciertos como el que dimos al tocar delante del mítico cuadro de Picasso tienen un valor añadido. No nos gusta mucho el formato acústico, que utilizamos allí, pero en casos así nos marcaríamos hasta un a capella.

La larga gira no sé si les está permitiendo componer canciones. ¿Existen ya algunas? Si es así, ¿a qué suenan, siguen el rastro de ‘Hamen’?

-Hemos tenido que parar un poco para componer. Siempre salen ideas y bocetos nuevos por muy liado que se esté con la gira, pero no nos da tiempo a desarrollar casi nada. Desde enero, llevamos preparando un nuevo trabajo y ya hay varios temas grabados. Sí que mantienen detalles de Hamen, pero este disco será más crudo y más realista. Lo estamos grabando en cinta. Aun así, el albúm al completo seguirá manteniendo un estilo poliédrico, como ha sido hasta ahora la esencia de la banda.

El salto logrado en el último año les ha obligado a dejar aparcada la vida habitual anterior. ¿Va el grupo camino de profesionalizarse? ¿Qué tendría de positivo y de negativo en su caso?

-Sí, es verdad que todo esto nos obliga de alguna manera a tomar una dirección concreta en nuestra vida, pero nos gusta este camino y disfrutamos en él. Pese a que los números no nos dan para vivir de la música todavía, seguimos peleando para que siga formando parte de nuestra forma de vida.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120