Las trabajadoras de residencias de Bizkaia irán "hasta el final" para lograr que se "dignifiquen" sus condiciones de trabajo

Denuncian que Diputación las quiere "sumisas" para "perpetuar un deficiente servicio público" y "condiciones laborales de explotación"

EUROPA PRESS - Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 16:29h

Han levantado una pancarta gigante por las trabajadoras de las residencias.VER GALERÍA

Han levantado una pancarta gigante por las trabajadoras de las residencias. (EFE)

Galería Noticia

Han levantado una pancarta gigante por las trabajadoras de las residencias.

GaleríaLos trabajadores toman la calle el 1 de Mayo

  • Los trabajadores toman la calle el 1 de Mayo.
  • Los trabajadores toman la calle el 1 de Mayo.
  • Han levantado una pancarta gigante por las trabajadoras de las residencias.
  • Los trabajadores toman la calle el 1 de Mayo.
  • CCOO y UGT, en el Primero de Mayo.
  • ELA reivindica su autonomía para "criticar y presionar a los gobiernos".
  • UGT y CCOO reivindican en calles de Pamplona empleo digno y protección social.
  • Manifestación del sindicato ELA con motivo del Primero de Mayo.
  • Un momento de la manifestación convocada por UGT y CCOO.
  • LAB reivindica la lucha sindical y la soberanía como vía para cambio social.
  • Los trabajadores toman la calle el 1 de Mayo.
  • Los trabajadores toman la calle el 1 de Mayo.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Las trabajadoras de residencias de Bizkaia, que se han manifestado este Primero de Mayo en Bilbao, han advertido de que irán "hasta el final" para lograr que se "dignifiquen" sus condiciones de trabajo, y han advertido de que, aunque la Diputación Foral las quieren "sumisas, calladas y doblegadas" para "perpetuar condiciones laborales de explotación y un deficiente servicio público", "ya no hay sumisión".

BILBAO. Las empleadas de las residencias de Bizkaia, acompañadas por el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, han desplegado una enorme pancarta con el lema "Bizkaiko erresidentziak borrokan! Prekarietateari stop (Residencias de Bizkaia en lucha. Stop a la precariedad)", entre gritos de "este convenio lo vamos a ganar" y "no nos moverán hasta que el convenio esté firmado".

En un comunicado al que han dado lectura antes del inicio de la manifestación organizada por ELA con motivo del Primero de Mayo, que ha concluido ante la Diputación Foral de Bizkaia, las trabajadoras han afirmado que este 1 de mayo es una fecha especial y emotiva porque llevan ya más de 14 meses de conflicto y más de 150 jornadas de huelga. En ese sentido, han agradecido el apoyo recibido durante estos meses de "miles de trabajadores que de manera anónima, con su cuota y solidaridad, hacen que podamos mantener nuestra lucha".

Tras denunciar que las empresas adjudicatarias de las residencias y la Diputación Foral de Bizkaia les digan que piden "el oro y el moro", han recordado que el motivo de la huelga es "acabar de una vez por todas con la falta escandalosa de personal, con jornadas de disponibilidad absoluta y horarios de explotación, con contratos temporales, con salarios que no llegan a mil euros". "Esa es la realidad diaria de las 5.000 trabajadoras de las residencias de Bizkaia, pobreza a cambio de cuidar personas, y eso es lo que quiere cambiar nuestra huelga", ha remarcado.

Asimismo, han denunciado que la Diputación Foral de Bizkaia quiere "ocultar una decisión política, deliberada y consciente para perpetuar condiciones laborales de explotación para nosotras y un deficiente servicio público para las personas más débiles de la sociedad", con el "único objetivo de salvaguardar los beneficios de unas cuantas empresas cuyos titulares pertenecen al círculo político de los que gobiernan en la Diputación Foral".

Para conseguir su objetivo, han dicho, la Diputación necesita a las trabajadoras de residencias "calladas y sumisas". "Nos quieren calladas y sumisas para no hacer público que tenemos siete minutos por usuario para levantarles y asearles, tres minutos para cambiarles de pañal tres veces al día como máximo", han denunciado, para insistir en que la Diputación las quiere "calladas y sumisas cuando solo estamos una trabajadora para cubrir dos plantas y cuando sufrimos por no tener tiempo para escuchar" a los usuarios de las residencias.

Además, han asegurado que la Diputación también quiere a las trabajadoras de las residencias, "como enemigas que somos para el sistema, doblegadas". "Nos acusan de maltratar a los usuarios de las residencias, nos meten miedo y nos tratan como ciudadanas de segunda, subalternas, manipulables, sin iniciativa ni capacidad de decisión", han criticado, para asegurar que lo hacen porque "somos mujeres, mujeres que no nos callamos, mujeres que no aceptamos el papel que nos quieren hacer jugar, que no cedemos ni al chantaje de la Diputación, ni al chantaje de las empresas amigas".

Ante esta situación, las trabajadoras han asegurado que "ya no hay sumisión" y "cada vez somos más las que hemos roto el silencio y las que estamos en la calle".

Por último, han anunciado que van a ir "hasta el final, hasta lograr de una vez por todas que se dignifiquen nuestras condiciones de trabajo y las condiciones de vida de las personas usuarias de las residencias". "No vamos a parar hasta lograrlo, no nos van a parar", ha concluido.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120