ezkerraldea

Ortuella viaja con estilo

La Concentración de Vehículos Clásicos de Ortuella llegó ayer al lustro de vida con un gran éxito de participación a pesar de que la lluvia puso la nota discordante a una jornada donde los aficionados al motor dieron todo su calor a los afectados por la epilepsia

Un reportaje de Emilio Zunzunegi - Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

El Zimmer Golden Spirit, realizado por encargo en 1981, fue una de las joyas que más llamó la atención de los visitantes de la concentración. Fotos: E. Z.

El Zimmer Golden Spirit, realizado por encargo en 1981, fue una de las joyas que más llamó la atención de los visitantes de la concentración. Fotos: E. Z.

Galería Noticia

El Zimmer Golden Spirit, realizado por encargo en 1981, fue una de las joyas que más llamó la atención de los visitantes de la concentración. Fotos: E. Z.

LOS amantes de las joyas de cuatro ruedas volvieron a disfrutar ayer de una exposición de auténtico lujo en la explanada del Paseo Europa en Ortuella, a la que se sumaron cerca de 140 vehículos antiguos y clásicos que hicieron las delicias del público hasta que la lluvia hizo acto de presencia y obligó a los aficionados a buscar refugio. El mal tiempo meteorológico no quiso en esta ocasión dar aún más brillo a esta concentración que, por otra parte, año tras año se supera tanto en la participación de vehículos como, especialmente, en la calidad y variedad de los modelos que se dan cita en la localidad minera. No cabe duda de que la labor callada de Aquilino Fernández -auxiliado por su compañero de fatigas Jesús Martín- en la comparecencia de numerosas concentraciones por toda la Península le han granjeado un reconocimiento que ha convertido a Ortuella en cita obligada para aficionados de toda España.

Ayer, el premio al participante más lejano de la concentración viajó hasta el pueblo palentino de Guardo, desde donde llegó Lucas Roldán al volante de un flamante Renault 10.

La quinta Concentración de Coches Clásicos, un evento que ya se ha consolidado en la agenda de ocio de localidad, también premió al club Eskarabajo Lagun Taldea por la numerosa participación de modelos de los populares Volkswagen escarabajo, un modelo que empezó a construirse en 1938 y que está considerado como uno de los coches más influyentes del siglo XX.

Por último, la concentración ortuellarra premió a los vizcainos, aunque residentes en la localidad cántabra de Castro Urdiales, Iñaki Rey e Isabel García por presentar el modelo más antiguo de la muestra, un carismático y hollywoodense Ford A matriculado en 1926. Esta reliquia sobre ruedas aparcó en el paseo Europa junto a otro de los coches de este matrimonio. Un portentoso Zimmer Golden Spirit de 1981 del que solo se fabricaron -por encargo- 17 ejemplares en las instalaciones de la marca Zimmer en Estados Unidos. De color granate con mezclas de color beige en el portón trasero del maletero, el modelo llegado a Ortuella iba dotado de un motor Mustang V8 con apenas 42.000 kilómetros. “Viene a gastar unos 18 litros a los 100 kilómetros”, aseguraba su propietario, quien da por bien empleados los 70.000 euros que pagó por él. “Es una inversión. Estos coches nunca pierden valor”, aseguraba.

La entrega de premios -celebrada tras la comida de hermandad- fue el colofón a una jornada en la que los coches, además de estar expuestos en el Paseo Europa, participaron en un recorrido turístico que les llevó hasta el barrio trapagarandarra de La Arboleda, donde la organización obsequió a los participantes con un tentempié antes de volver Ortuella para la comida.

Cita Solidaria La comida se celebró en el frontón de Ortuella donde los asistentes pudieron dar una muestra de solidaridad adquiriendo boletos para la rifa de una cesta donada por el Ayuntamiento de Ortuella a beneficio de Abepi, la Asociación Vizcaina de Epilepsia. “Con los fondos obtenidos en esta rifa elaboraremos un tríptico informativo con el que pretendemos difundir el papel de la asociación e informar a la ciudadanía sobre esta enfermedad que padece un 1% de la población”, señaló un portavoz de Abepi, quien resaltó que “esta enfermedad siempre ha estado ahí, guardada en el armario y ya es hora de que salga a la luz”. En este sentido Abepi recuerda unas sencillas pautas, ante una crisis epiléptica que se puedan encontrar en la calle: “Nunca ponerle nada en la boca ni intentar detener la convulsión, y ponerle de costado para que pueda respirar, retirar elementos contra los que pueda golpearse”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120