Con un pasacalles

Barakaldo muestra su cara más senegalesa

Terranga celebra en la localidad fabril su fiesta por el 57 aniversario de la independencia de Senegal

Un reportaje de Miguel A. Pardo - Domingo, 30 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:03h

La jornada festiva comenzó con una kalejira por las calles de Barakaldo.

La jornada festiva comenzó con una kalejira por las calles de Barakaldo. (José Mari Martínez)

Galería Noticia

La jornada festiva comenzó con una kalejira por las calles de Barakaldo.

TENER independencia, que una nación sea dueña de su propio destino es algo a celebrar. Senegal es desde el 20 de junio de 1960 un país independiente, ya que fue en esa fecha cuando los senegaleses rompieron las ataduras que les unían a Francia. Han pasado casi 57 años de ese histórico momento pero los senegaleses, ya sea en Dakar o en Bizkaia, celebran ese hito histórico año tras año. Desde 2010, la Unión de Senegaleses de Bizkaia, Terranga, celebra esta festividad un sábado del mes de abril en Barakaldo y ayer fue esa jornada en la que, cada año, la localidad fabril saca su alma más senegalesa.

Corrían las 11.00 horas cuando un grupo de unas 40 personas iniciaba un pasacalles que llenaría de colores y ritmos africanos el trayecto que separa la Herriko Plaza del polideportivo de Lasesarre. Allí les esperaban ocho alcaldes de ciudades senegalesas, el cónsul del país africano y los ediles Gorka Zubiaurre y Nerea Cantero, en representación del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barakaldo. “Para nosotros este día, esta celebración, es muy importante. Es una jornada de unión, de fortalecer y estrechar los lazos de quienes formamos la comunidad senegalesa en Bizkaia y de dar visibilidad a nuestro país más allá de sus fronteras”, aseguró Pape Bocar Mbaye, vicepresidente de la asociación Terranga, entidad organizadora de este evento. Pape llegó a Euskadi hace cinco años y decidió empezar a construir su proyecto de vida europeo en el barrio barakaldarra de Gurutzeta. “Tenía la referencia de que Barakaldo era un lugar en el que había habido tradición de inmigración, que es un lugar acogedor y en el que la gente tiene la mente abierta en ese sentido”, explicó el vicepresidente de Terranga, una de las 200 personas que asistió a la comida popular que se celebró ayer en el frontón de Lasesarre en el marco de esta celebración.

Al dar el paso de abandonar su país, Pape, al igual que les ocurre a sus compatriotas que deciden hacer las maletas para emprender una nueva aventura en Euskadi, tuvo que adaptarse a una sociedad diferente respecto a la que hay en su país y, sobre todo, a una climatología mucho más fría. “Al principio, lo que más me costó fue acostumbrarme al tiempo. En mi país hace mucho calor y al llegar aquí la piel no está muy acostumbrada a las temperaturas que hay, pero en cuanto la piel se habitúa, aguantamos el fresco como cualquier otro vasco”, señaló entre risas.

Saliou sabe muy bien que los inicios no son fáciles para una persona que llega a Euskadi. Él lleva diez años viviendo en Barakaldo y ha visto cómo la sociedad es muy diferente y, también cómo la situación no es tal y como se cuenta en Senegal. “Al llegar ves que las cosas no son tal y como nos las contaban en nuestro país. No es nada fácil encontrar un trabajo y es cuando llegas cuando realmente te das cuenta de las dificultades que hay”, explicó Saliou. La integración en la nueva sociedad es algo muy importante y, en algunos casos, laboriosa. Y, en esa integración, es clave el papel de asociaciones como Terranga. “Es muy importante tener una comunidad como esta, nos ayudamos los unos a los otros”, desarrolló Saliou.

Volver a los orígenes

A lo largo del año, Terranga, además de ser una referencia para los senegaleses que residen en Bizkaia, también trabaja en proyectos para tratar de que su país, Senegal, prospere. Parte de esas iniciativas e ideas a desarrollar fueron presentadas en la mañana de ayer a las autoridades de Senegal que se dieron cita en este evento. “Queremos trabajar y trabajamos en la medida en que podemos por el desarrollo de nuestro país. De hecho, el motivo de que hayan venido alcaldes de ciudades senegalesas es que conozcan formas diferentes de trabajar”, señaló Pape. Esas técnicas de trabajo que se utilizan en Euskadi a día de hoy pueden ser muy provechosas en el país africano y en Terranga son sabedores de que un Senegal más próspero también pondría un cierto freno al fenómeno emigratorio que sufre el país y al fenómeno inmigratorio que vive Euskadi. “Otro objetivo es reducir la inmigración, sabemos que es muy complicada, a día de hoy, la situación de quienes llegan a Euskadi desde otros lugares. Dándoles estos nuevos recursos la gente se quedaría en Senegal a trabajar”. El desarrollo de nuevas herramientas de trabajo también sería otro tipo de independencia para Senegal, en este caso, en el aspecto económico. Por todo ello, la comunidad senegalesa en Bizkaia se reunió ayer en Barakaldo, no solo para conmemorar el 57 aniversario de su independencia, sino también para sentar las bases del futuro del país africano.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120