El ala oeste

Ocurrió

Por Estíbaliz Ruiz de Azua - Miércoles, 26 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Columnista Estibaliz Ruiz de Azua

Galería Noticia

Columnista Estibaliz Ruiz de Azua

Ocurrió en un día de primavera, como el de hoy. En unas calles como las nuestras, llenas de gente, de idas y venidas, de saludos apresurados, de juegos entre chiquillos. Ocurrió tras una mañana de mercado de esas a las que se acercaban los aldeanos de los caseríos de los alrededores para vender algo de lo que sobraba en casa y poder volver con otro algo de lo que se necesitaba. El terror, el espanto, la sinrazón;casas quemadas, guerreros caídos, caballos agonizantes, ruinas, madres que sostienen a sus hijos muertos, hombres que alzan la mirada y los brazos hacia el cielo. Ocurrió, y dijimos nunca más, y prometimos no olvidar. Y olvidamos, y volvió a ocurrir.

Y dijimos nunca más;y prometimos no olvidar. Y olvidamos, y volvió a ocurrir

Ocurrió. Maquinaria de guerra que fuerza rendiciones a golpe de muertos. ¿Cuántos? Los necesarios, los que hagan falta. No son de los nuestros. Bombas que arrasan cuanto tocan, que queman de dentro hacia fuera, que saben a venganza. El miedo y el pavor desplomándose sobre los más indefensos. Pasó en Gernika, pasó en Dresde, en Hiroshima y Nagasaki, en Sarajevo, en Irak, en Afganistán. Ocurrió, y dijimos nunca más;y prometimos no olvidar. Y olvidamos, y volvió a ocurrir.

Está pasando en pueblos, en aldeas de Siria que no sabemos ni ubicar ni pronunciar. Población civil, gente inocente. Barrios arrasados, hospitales destruidos. Está ocurriendo en días de primavera como el de hoy. En calles como las nuestras, llenas de gente, de idas y venidas. Contamos los muertos, un simple balance. Y no hacemos nada ni exigimos nada. Como si el dolor de ese padre con su hijo muerto en brazos fuera menos tormento que el que nosotros sufrimos. Como si fuera lógico. Daños colaterales e inevitables de una guerra que nadie quiere parar. Sinrazón que prometeremos no olvidar, que cicatrizará, que se perderá en nuestra memoria, que olvidaremos y que volverá a ocurrir.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120