conseguir alcanzar el ‘play-off’

El último reto, el más difícil de todos

Tras un curso inestable, el Bilbao Basket debe sacar fuerzas de flaqueza para llegar al ‘play-off’

Roberto Calvo - Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Axel Hervelle trata de contestar un lanzamiento del polaco Tomasz Gielo en el último partido ante el Joventut.

Axel Hervelle trata de contestar un lanzamiento del polaco Tomasz Gielo en el último partido ante el Joventut. (Foto: ACBPhoto//D. Grau)

Galería Noticia

Axel Hervelle trata de contestar un lanzamiento del polaco Tomasz Gielo en el último partido ante el Joventut.

Bilbao- El RETAbet Bilbao Basket lleva desde enero en una carrera a la que se le agotan las etapas. Al arrancar la segunda vuelta, estaba décimo a tres partidos del Morabanc Andorra y el Gran Canaria, que igualaban en la octava plaza. Entonces, el play-off se veía muy complicado y los hombres de negro proclamaban que seguía siendo su objetivo. En la jornada 21, el Bilbao Basket volvió a meterse entre los ocho primeros tras vencer al ICL Manresa. Pero en la jornada siguiente, el Andorra volvió a adelantarle y desde ese día los bilbainos persiguen a su rival por esa plaza tan codiciada.

Carles Duran y sus jugadores siempre recordaron durante estos cuatro meses que había tiempo para recuperar el terreno. Pero ya no. Si el domingo el Bilbao Basket no gana se habrá despedido con tres partidos aún por delante del último objetivo de la temporada, que ha alimentado con más intención que resultados. Porque la historia de esta temporada del Bilbao Basket es la de las expectativas frustradas, el de un continuo hacer la goma en la persecución. Por unas u otras razones, cada vez que el equipo ha podido dar un salto de calidad en su trayectoria han llegado derrotas dolorosas que pueden acabar pesando en el balance final.

Después de las cuatro victorias iniciales, se disparó la ilusión para el debut en la Eurocup, pero los de Duran abrieron el torneo con una derrota en casa ante el Alba Berlín que condicionó la fase de grupos y que dejó la secuela de la primera lesión de Jonathan Tabu. Al tiempo que disputaba la competición continental, el Bilbao Basket firmó un balance de dos victorias y cinco derrotas en la Liga Endesa. Aún así, la Copa se veía cerca después de vencer en Santiago, pero un tropiezo en Miribilla ante el Real Betis fue otro mazazo, quizás el más grave de la campaña y del que el equipo tardó de reponerse.

Sin continuidad Entonces, se dijo que dejar de jugar en Europa podía ayudar al Bilbao Basket ya que la plantilla iba a poder entrenarse más tiempo en busca de la mejora. Al inicio de la segunda vuelta, los vizcainos encadenaron otras cuatro victorias, una de ellas en el Palau Blaugrana, que le colocaron de nuevo en buena disposición para asaltar el play-off. Justo tras la última de ellas, volvió a lesionarse Tabu. Dos semanas después, cayó Scott Bamforth y hubo que volver a empezar. Total, desde que los hombres de negro dejaron de jugar la Eurocup ha sumado en la liga siete triunfos y diez derrotas, que no les han permitido dar caza al Andorra, que sí ha aprovechado el hecho de no disputar competición europea y ha hecho valer su fortaleza como local.

Con todo, el RETAbet Bilbao Basket arrancó una victoria tan inesperada como brillante ante el Valencia Basket que le puso otra vez a la par con el conjunto pirenaico, con la baza de tener un duelo directo con ellos en Miribilla. Pero en los dos últimos partidos el equipo bilbaino tampoco ha podido coger esa ola buena, ha sumado dos derrotas dañinas, sobre todo la última por las formas y las consecuencias, y se ha encontrado con que ese partido que podía marcar la diferencia es una final para él, pero no para el Andorra.

Aún hay opciones de llegar al play-off, pero el Bilbao Basket tiene un duro calendario por delante, con duelos ante cuatro de los ocho primeros. Lo peor es que esta semana ha quedado la imagen de equipo gastado en sus relaciones internas, lo que se llama química, y en su funcionamiento. Ese desgaste resulta poco comprensible porque a estas alturas el equipo ha disputado doce partidos menos que la pasada temporada. Pero ya no hay tiempo para corregir, en apenas dos semanas acaba la fase regular y no queda otra que apelar al amor propio y sacar de donde ya hay poco para sumar esas victorias que metan al Bilbao Basket entre los ocho mejores en el sprint final. Porque se diga lo que se diga, el club lo necesita para obtener más ingresos económicos, presentes y futuros, y seguir siendo un destino apetecible para aquellos jugadores que prefieren competir a entrenar, que son todos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120