Ezkerraldea

Meatzaldea con mirada cálida

Antonio Delgado inauguró ayer en Sestao una muestra de 30 años de pintura sobre Ezkerraldea

Pintor autodidacta, el trapagarandarra cree que el mercadeo ha privado al arte de la introspección

Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Antonio Delgado, pintor.

Antonio Delgado, pintor. (Foto: E. Zunzunegi)

Galería Noticia

Antonio Delgado, pintor.

Emilio Zunzunegi

Trapagaran- Agostizo del año 61 del pasado siglo, Antonio Delgado Campino es, a pesar de nacer en el capitalino Bilbao, un minero practicante que con su obra pictórica rinde pleitesía a la cultura del hierro que mamó en su infancia trapagarandarra. Hoy, 55 años después, la cultiva desde su atalaya abantoarra de Las Carreras donde reside desde hace 15 años. Artista autodidacta que trabaja a caballo por el triángulo de la vena rojiza, entre Trapagaran, Ortuella y Abanto-Zierbena, Antonio Delgado inauguró ayer en la sala de exposiciones de la Escuela de Música de Sestao su muestra Beste ikuspuntua. La otra mirada en la que con mano puntillista, la mayor parte de las veces traslada al espectador su mirada cálida y amante de unos paisajes agresores por agredidos como son los de la minería y de la industria que tiñeron de rojo durante décadas el verde tapiz que albergaba un tesoro mineral.

Delgado, que ha participado en distintas exposiciones tanto individuales como colectivas y en distintos proyectos y concursos es, en palabras del también artista minero Pablo Momoitio, “un pintor que retrata la industria vasca desde su punto de vista y forma, con sus colores predominantes”. Momoitio destaca que este artista “sabía desde muy joven lo que quería y hace tiempo que lo ha conseguido”.

En tal sentido, Momoitio remarca que la exposición itinerante de Antonio Delgado pretende dar “otro punto de vista” sobre los paisajes, las historias y las gentes de la zona minera.

Esta parte de la obra de Antonio Delgado, iniciada hace más de 30 años bajo el mismo acicate de la investigación continua, es un pequeño germen que a buen seguro echará raíz dentro de la realidad artística y sociocultural del entorno social y creativo de Ezkerraldea y Meatzaldea. Delgado comenzó haciendo “puntillismo”, para después, sumergirse en otras técnicas. Hasta llegar a la actual “síntesis rítmica”, con la que se crea ilusiones con líneas sin fin, que serpentean acompasadamente entre puntos de luz y color. Primo del reconocido folclorista castellano Eliseo Parra, Antonio Delgado alternó en su juventud el gusto por la pintura con los acordes del folclore más tradicional dejándose seducir por la percusión “aunque al final me decanté por la pintura”, apunta este polifacético creativo que no se amilanó a la hora de autoeditar un CD, Rumba Crisis, que le sirvió de catarsis crítica ante la situación sociopolítica al ritmo de Kiko Veneno.

Itinerante La muestra que presenta Antonio Delgado en Sestao ya ha recorrido las salas de exposiciones de Meatzaldea y ahora salta a la Margen Izquierda, segunda etapa de viaje del mineral cuyo retrato inició hace 30 años con distintos experimentos visuales y materiales -desde la cera al óleo- y que en todo caso no han sido sino variantes del inicial “puntillismo” que marca sobremanera la trayectoria de este prestidigitador del ocre.

La muestra, compuesta por una veintena de obras de variados formatos y soportes -entre los que cabe destacar sus vaciados o sus atrevidos 3D-, supone una ventana abierta a la evolución de este artista que lleva toda su vida entre pinceles y dedicado en cuerpo y alma al arte que en la última década ha abierto su estudio trapagarandarra a pintores “que no buscan la gloria si no la autosatisfacción al crear obras que suponen para ellos un encuentro con sus inquietudes, con sus anhelos, con sus perspectivas”. Para Delgado, cuya exposición es “una metáfora del viaje vital por una zona que me es familiar, un retorno para volver a pintar todo y transmitir, en colores cálidos y terrosos, ensueños, esperanzas, anhelos”, la situación actual de la pintura es de “penuria”. “Lo que se ve hoy día es un cierta desolación en donde todo el comercio que ha habido con el arte, todo el trueque, el mercadeo del arte en general nos ha llevado a una falta de introspección, de trabajo, de estudio”.

La exposición inaugurada ayer permanecerá en Sestao hasta el 13 de mayo y podrá visitarse de lunes a viernes de 12.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas y los sábados de 12.00 a 14.00 horas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120