DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Eibar 0 - Athletic 1

Muniain gana el duelo

El navarro, que encendió a Ipurua, se reencontró con Ander Capa, con quien coincidió en el Infantil b del Athletic en la temporada 2004-05, en el último año del armero en Lezama

Aitor Martínez. Eibar - Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:04h

Escalante entra por detrás a Muniain sin el balón en juego, lo que le costó la tarjeta roja.VER GALERÍA

Escalante entra por detrás a Muniain sin el balón en juego, lo que le costó la tarjeta roja. (Foto: Borja Guerrero)

Galería Noticia

Escalante entra por detrás a Muniain sin el balón en juego, lo que le costó la tarjeta roja.

GaleríaEibar 0 - Athletic 1

  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar - Athletic
  • El centrocampista argentino del Eibar, Gonzalo Escalante (d), lucha un balón con el delantero del Athletic de Bilbao, Iker Muniain.
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Eibar 0 - Athletic 1
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

La banda de Ipurua junto a los banquillos, tan castigada en el pasado como consecuencia de las inclemencias meteorológicas y porque las montañas impiden que el sol ilumine con normalidad esa zona, es ahora una alfombra por la que el balón rueda alegre. Si en algo ha cambiado el coqueto estadio armero desde que el club azulgrana lograra el milagro de ascender a la élite del fútbol en 2014 es el cuidado del césped. Nada tiene que ver su estado actual con el de, por ejemplo, el curso 2012-13, en el que el Athletic visitó Ipurua para disputar una eliminatoria de Copa. Son las exigencias de la Primera División. Categoría a la que llegó Ander Capa, portugalujo de cuna, quemando etapas con el Eibar, el equipo que, tras pasar por el Danok Bat, le abrió las puertas tras su salida de Lezama. En su último año en la cantera rojiblanca coincidió entre otros con Iker Muniain, recién llegado desde Nafarroa. Sus caminos se separaron entonces, pero ayer, como alguna que otra vez en estos últimos años, ambos volvieron a cruzarse sobre un terreno de juego.

En un partido rocoso, de aquellos que los más viejos del lugar calificarían como de taco largo, de mucha intensidad y balón aéreo, especialmente en el primer acto, los duelos entre uno y otro fueron mínimos. Conocida es la tendencia de Muniain a dejar la banda para ofrecerse en la medular, un hecho que se fue acentuando con el paso de los minutos y, especialmente desde que el Eibar se quedó con diez jugadores. El combate entre ambos, al menos en los primeros 45 minutos, no tuvo un vencedor claro, ni mucho menos. Si acaso podría decirse que a los puntos, aunque por un estrechísimo margen, el navarro habría levantado los brazos. Suyo fue, no obstante, el primer lanzamiento del Athletic, aunque este no llegó a encontrar portería y se marchó a córner tras rebotar en Ramis. Poco más ofreció Muniain, en la línea del equipo, en la primera mitad, en la que se llevó un fuerte golpe en la cabeza tras un choque con Escalante, una especie de aviso de lo que sucedería después y que le dejó una visible y dolorosa marca en la barbilla, con sangre incluida.

Capa, por su parte, se mostró menos activo en ataque de lo que en él es habitual. Reconvertido a lateral desde la posición de extremo, el vizcaino vio cómo un hiperactivo y motivado Pedro León, tal vez por aquello de que le gustaría que su hijo jugara algún día en el Athletic, algo que no podrá hacer él, le cerraba espacios por banda. Sin un carril libre por el que correr, sus desbordes por banda fueron mínimos. Hasta el punto de que no se contabilizó su primera subida hasta pasados unos minutos del segundo acto. Centró sin excesivo peligro y en un posterior disparo a puerta tampoco estuvo nada acertado, pues el balón se perdió en la grada.

decisivoPara entonces, el conjunto rojiblanco contaba ya con un futbolista más sobre el verde después de una feísima entrada por detrás de Escalante a Muniain. El argentino trató de cortar una contra, pero su acción fue desmedida y encontró el camino a vestuarios antes de tiempo. El Athletic se creció entonces, ganó terreno y obligó al Eibar a recular. Quedaba más de media hora por delante para llegar a la conclusión del encuentro.

Muniain dejó la banda izquierda para que Mikel Balenziaga apareciera por la misma y el lateral lo hizo con acierto. Mientras la grada de Ipurua la tomaba con el futbolista navarro, a quien la soltaron todo tipo de improperios, este comenzó a ser decisivo en el juego. Conectó en varias ocasiones con los futbolistas de la medular rojiblanca y fruto de una combinación con Iñaki Williams a punto estuvo de hacer el primero. Yoel le adivinó las intenciones y la acción quedó en nada.

Fue la acción de peligro más clara de los rojiblancos junto al remate de Raúl García que se estrelló en el palo derecho de la portería guipuzcoana. El navarro no fallaría después para darle los tres puntos al Athletic en un partido especial para Iker Muniain y Ander Capa, que compartieron banda, en la que coincidieron muy poco, pero en el que el rojiblanco salió vencedor del duelo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120