Macron supera por casi 2,5 puntos a Le Pen en la primera vuelta

Macron cierra filas para frenar a Le Pen

  • El socioliberal y la ultraderechista pasan a la segunda vuelta de las presidenciales francesas con un reñido 23%
  • Los primeros pronósticos sitúan a Macron como ganador en los comicios definitivos

Lunes, 24 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Macron y Le Pen cierran el pase a la segunda vueltaVER VÍDEOReproducir img

(YOUTUBE - EP)

Galería Noticia

Macron y Le Pen cierran el pase a la segunda vueltaReproducirEl socioliberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen.

La candidata ultraderechista a la Presidencia francesa, Marine Le Pen, criticó hoy los llamamientos del resto de partidos a frenar su avance en la segunda vuelta de las presidenciales, el próximo 7 de mayo, frente al socioliberal Emmanuel Macron.



París- Emmanuel Macron y Marine Le Pen. Un socioliberal y una ultraderechista. Dos concepciones de Francia y Europa radicalmente opuestas se enfrentarán en la segunda vuelta de las presidenciales, que dieron un histórico portazo a los dos grandes partidos tradicionales.

El socioliberal Emmanuel Macron consiguió terminar en cabeza de la primera vuelta de las presidenciales francesas en con el 23,86 % de los votos y sacó casi 2,5 puntos porcentuales de ventaja a la ultraderechista Marine Le Pen (21,43 %), con la que se disputará el Elíseo el próximo 7 de mayo.

Estos son los resultados casi definitivos, con el 97 % del voto escrutado, presentados hoy por el Ministerio francés del Interior, que confirman el vuelco del paisaje político francés que anunciaban las encuestas desde hacía semanas.

Por primera vez en la V República, las dos grandes fuerzas políticas que han gobernado durante décadas, el centro-derecha y los socialistas, quedaron descalificados de la segunda vuelta en unos comicios ayer en que hubo una tasa de participación del 78,23 %, por debajo del 80 % constatada en 2012.

En tercera posición se quedó con un 19,94 % el candidato conservador François Fillon, que tras admitir anoche su derrota, de la que culpó a las informaciones de los escándalos que le han perseguido en los tres últimos meses (la presunción de que atribuyó empleos ficticios con dinero público a su mujer y a dos de sus hijos), pidió el voto para Macron para evitar una victoria de la extrema derecha.

El radical de izquierdas Jean-Luc Mélenchon le pisó los talones con un 19,62 % y optó por no dar consigna de voto para la segunda vuelta, en espera de que se pronuncien los militantes de su movimiento, la Francia Insumisa.

En quinta posición terminó el socialista Benoît Hamon con un 6,35 %, un resultado históricamente bajo para un candidato de su partido. Hamon solicitó el apoyo para Macron en la segunda vuelta.

Tanto la formación de Fillon, Los Republicanos, como el Partido Socialista, reúnen esta mañana sus órganos directivos para adoptar una posición de cara a la nueva fase de las dos semanas de campaña presidencial que se abren ahora y, sobre todo, para plantear la estrategia con la que intentar volver a resurgir en las legislativas de junio.

Las primeras encuestas realizadas una vez que anoche se supo quiénes serían los dos pretendientes que lucharán por la presidencia de la República en la segunda vuelta prevén una victoria contundente de Macron con más del 60 % de los sufragios.

LA JORNADA ELECTORAL

Emmanuel Macron y Marine Le Pen. Un socioliberal y una ultraderechista. Dos concepciones de Francia y Europa radicalmente opuestas se enfrentarán en la segunda vuelta de las presidenciales, que dieron un histórico portazo a los dos grandes partidos tradicionales. Los encuestadores durmieron ayer tranquilos. Los pronósticos por una vez acertaron y fueron dos autoproclamados antisistema quienes medirán sus fuerzas dentro de dos semanas, el 7 de mayo, con ventaja aparente para Macron. Según el primer sondeo difundido ayer por el instituto demoscópico Ipsos, Macron ganaría la definitiva segunda vuelta de las presidenciales francesas a Le Pen con un 62% de los votos gracias al apoyo del resto de los partidos.

Ante estos resultados, el candidato socioliberal Emmanuel Macron proclamó ayer ante sus seguidores que “el pueblo francés ha decidido ponerme en cabeza” de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y agradeció al conservador François Fillon y al socialista Benoît Hamon haber anunciado que votarán por él. “En un año hemos cambiado la cara de la política francesa”, dijo un eufórico Macron ante sus partidarios en el Palacio de Congresos de Puerta de Versalles de París.

“Nuestro país atraviesa un momento inédito marcado por el terrorismo, el déficit, el sufrimiento social y ecológico, y ha respondido votando masivamente y ha decidido situarme en cabeza de la primera vuelta”, señaló. Tras agradecer a todos los que le han ayudado a montar su movimiento En Marcha, les pidió ahora “unir a todos los franceses” y dijo que en su nombre llevará “la exigencia del optimismo y la felicidad de la esperanza por nosotros y por Europa”.

Un discurso grandilocuente

La ultraderechista Marine Le Pen, popular entre la clase obrera, habló en su feudo electoral de Hénin-Beaumont (norte) y pidió el voto de los franceses para la segunda vuelta del 7 de mayo para liberarles de “la globalización salvaje”. “Está en juego la supervivencia de Francia”. En su discurso grandilocuente, opinó que con su acceso a la segunda ronda, su partido ha “dado el primer paso para que los franceses lleguen al Elíseo”.

Por su parte, el candidato izquierdista Jean-Luc Mélenchon, reconoció ayer que “los resultados anunciados no son los que esperábamos”. En una declaración ante sus seguidores señaló que, respecto a la segunda vuelta de las presidenciales, consultará a su militancia sobre si apoyar al socioliberal Emmanuel Macron o a la ultraderechista Marine Le Pen, hacia quienes dirigió duras críticas. “Los mediácratas y los oligarcas están jubilosos. Nada es tan bello para ellos como una segunda vuelta entre dos candidatos que quieren prolongar las instituciones actuales, que no expresan ninguna conciencia ecológica y que piensan tomarla con los logros sociales más elementales”, dijo.

Mélenchon aseguró que “respetarán” los resultados oficiales sean cuales sean. “No he recibido ningún mandato de las 450.000 personas que decidieron presentar mi candidatura para expresarme en su lugar. Estarán llamados a presentarse sobre la plataforma, y el resultado de su expresión se hará público”.

En cuanto al candidato conservador, François Fillon, también reconoció ayer su derrota en la primera vuelta de las elecciones y llamó a votar por el socioliberal Emmanuel Macron para frenar a la ultraderechista Marine Le Pen. El ex primer ministro aseguró que el Frente Nacional de Le Pen “es conocido por su violencia y su intolerancia” y su programa “llevaría al país a la quiebra y a Europa al caos”. “El extremismo solo aporta infelicidad y ruina”, aseguró el candidato conservador, tercero según las estimaciones de voto.

Fillon, que vio que por vez primera el partido conservador se queda fuera de la segunda vuelta desde que el presidente del país se elige por sufragio universal, se atribuyó toda la responsabilidad de la derrota. Favorito a finales del año pasado, tras ganar las primarias organizadas por su partido, el candidato conservador cayó en las encuestas cuando la prensa reveló a finales de enero que había dado a su esposa un presunto empleo ficticio de asistenta parlamentaria.

Fillon, que ha atribuido esas revelaciones a un complot montado desde el Elíseo, aseguró ayer que su candidatura tuvo “obstáculos demasiado numerosos y demasiado crueles” y que “algún día se conocerá la verdad sobre estas elecciones”. El ex primer ministro apeló al electorado de centro y de derecha a apoyar a los candidatos de su partido durante las legislativas que tendrán lugar en junio próximo.

Por otra parte, el que también fuera jefe del Gobierno Alain Juppé, derrotado en las primarias por Fillon, también pidió el voto para Macron. “Sin dudarlo, apoyo a Macron en su duelo contra el FN, que conduciría a Francia al desastre. Pido a los franceses que hagan lo mismo”, señaló en su cuenta de Twitter.

Protestas

Por otra parte, tras conocer los resultados de las presidenciales francesas unos 300 manifestantes antifascistas protestaron ayer en el centro de París. En puntos como la emblemática Plaza de la República o en la de Bastilla, los manifestantes denunciaron que estos comicios carecen de legitimidad y aseguraron que tanto Macron como Le Pen representan los intereses de la oligarquía. En el curso de la protesta, bautizada como “la noche de las barricadas”, se registraron desperfectos materiales, pintadas y enfrentamientos con las fuerzas del orden, que incluyó el lanzamiento de objetos contundentes y petardos. Según el canal LCI, tres manifestantes fueron arrestados “por actos violentos” contra agentes de la seguridad pública. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120