El ataque al Dortmund tenía como fin un ‘pelotazo’ bursátil

Un alemán de origen ruso ideó el atentado para conseguir que bajara la cotización del club y rentabilizar con sangre 70.000 euros invertidos

Sábado, 22 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:04h

El autobús del Dortmund, con los cristales rotos.

El autobús del Dortmund, con los cristales rotos. (STR)

Galería Noticia

El autobús del Dortmund, con los cristales rotos.

berlín- Las autoridades alemanas descartaron ayer la pista yihadista en el atentado contra el autobús del equipo de fútbol Borussia Dortmund al detener a un ciudadano germano-ruso que presuntamente perpetró el ataque para hacer caer en la bolsa las acciones del club y obtener un beneficio económico.

Según informó ayer la Fiscalía federal alemana, el sospechoso, Sergej W., de 28 años, adquirió hasta el 11 de abril, el mismo día del atentado, 15.000 opciones o derechos de venta de acciones del Dortmund, que pagó con un crédito de 70.000 euros que había solicitado una semana antes.

Sergej W. no hubiera ganado de ninguna forma los millones de euros que quería porque su agente de bolsa ya había informado a la Policía.

Con el atentado contra el equipo, que viajaba en el autobús al estadio para jugar un partido de la Liga de Campeones, el detenido pretendía provocar un desplome de las acciones y lucrarse así con la venta de los títulos al precio establecido al adquirir los derechos de venta de los mismos.

El detenido está acusado de intento de asesinato, de detonar material explosivo y de provocar lesiones físicas graves, pues resultaron heridos el jugador catalán Marc Bartra y un policía que escoltaba en autobús.

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, calificó de “forma repulsiva de codicia” el hecho de que “alguien pretendiera enriquecerse, si las acusaciones se confirman, matando a gente para influir en las cotizaciones en Bolsa”.

Tras subrayar que el ataque que “cumple totalmente con la definición de asesinato”, según el código penal, calificó la detención del sospechoso de “gran éxito” y señaló que “las pruebas están ampliamente fundamentadas” y “las sospecha son enormes”.

pistas falsasEl ministro recalcó la “forma especialmente pérfida” con la que el sospechoso jugó con “el miedo de la población”, al dejar pistas falsas junto a los tres artefactos que estallaron al paso del autobús.

En el lugar de los hechos se hallaron tres textos idénticos, en los que no se encontraron huellas dactilares, en lo que se pedía la retirada de Alemania de la misión internacional en Siria y se apuntaba a una motivación islamista, aunque numerosos expertos dudaron de ello desde un principio, ya que concordaba con el proceder habitual de los yihadistas.

Un día después del ataque fuera detenido un iraquí de 26 años que presuntamente había pertenecido al Estado Islámico (EI) en su país en 2014, pero del que no se encontraron vínculos directos con atentado.

En un comunicado difundido por el club, el capitán del Dortmund, Marcel Schmelzer, confió en que se conozcan “los verdaderos motivos” del ataque, algo que “contribuirían notablemente a asimilar lo ocurrido”. En la misma línea, el ministro del Interior reconoció que “vivir en la incertidumbre siempre es más difícil que tener una certeza en este tipo de situaciones”.

La Fiscalía investiga para esclarecer el tipo de material explosivo utilizado en el ataque, después de que el diario Die Welt informara de que algún componente procedían de un almacén del Ejército alemán. Según los investigadores, no existen indicios que apunten a que el presunto autor del atentado contara con cómplices. - Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120