“Si no te gusta la huerta sí o sí, no aguantas”

Joana Tello tiene vacaciones, pero cuando libra “vive pendiente del móvil todo el día”

A. Rodríguez - Sábado, 22 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Joana Tello, de 30 años, estudió Ciencias Empresariales y trabaja en una cooperativa en Etxebarria.

Joana Tello, de 30 años, estudió Ciencias Empresariales y trabaja en una cooperativa en Etxebarria. (Foto: Juan Lazkano)

Galería Noticia

Joana Tello, de 30 años, estudió Ciencias Empresariales y trabaja en una cooperativa en Etxebarria.

Bilbao- ¡Quién le iba a decir a Joana Tello, licenciada en Ciencias Empresariales, que empezaría envasando tomate los veranos para sacarse “un poco de dinero para las fiestas” y terminaría siendo socia de la cooperativa Barrenetxe, con sede en Etxebarria! “Me surgió la oportunidad de trabajar en administración mientras estudiaba la carrera, el que llevaba el tema comercial se iba a jubilar y me ofrecieron seguir”, explica. En resumen, que ya lleva ocho años entre hortalizas típicas del País Vasco para asombro de propios y extraños. “La gente se queda sorprendida. Si tienes familia, sigues la tradición, pero tú, que ni eres de caserío ni nada parecido, ¿cómo así te ha dado por la hortaliza?, que es un sector tan duro, que tampoco está tan remunerado, los festivos trabajas, no tienes nunca un calendario...”. La respuesta se la da ella misma. “Me motivaba que estábamos defendiendo un producto de aquí. Si no tuviéremos los caseríos o las huertas, el paisaje cambiaría totalmente. El tema emocional también me ató”, explica. No obstante, aclara, “te tiene que gustar sí o sí la huerta, si no, no aguantas”.

Y eso que Joana se puede considerar una privilegiada porque, al trabajar en una cooperativa, cuentan con más plantilla y, aunque no bajan la persiana ni los festivos, se pueden organizar para librar. De hecho, ella no suele trabajar los domingos, tiene un mes de vacaciones y un horario de 7.00 a 15.00 horas, que se alarga según las necesidades. “De repente te encuentras con un montón de kilos de tomate o de acelga y lo tienes que sacar ya porque no te aguanta. Los precios también varían mucho. En cuanto ya tengan dos productores el mismo producto, se empieza a bajar. Es una guerra constante, tanto por la oferta y la demanda como por la competencia externa. Tienes que estar las 24 horas alerta, a ver cómo puedes sacar ese género adelante”, explica. No en vano, aunque libre y no tenga que “estar físicamente en la empresa”, vive “pendiente del móvil todo el día”.

Madre desde hace año y medio, Joana disfrutó de 16 semanas de baja y el permiso de lactancia. “Igual estuvieron un poco más ahogados, pero me sustituyeron entre mis compañeros. He tenido mucho apoyo de la empresa y un horario flexible, que ayuda muchísimo. Entre nosotros nos vamos compaginando”, agradece.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120